Home   /   Gremios  /  País  /  Economia  /   2018: empeoramiento del salario
2018: empeoramiento del salario

El año que recién comienza demuestra una vez más que la política económica del gobierno de Mauricio Macri, es decididamente contraria al beneficio de los trabajadores. Los aumentos de precios que se esperan (y otros que ya se aplicaron) en el transcurso de los primeros días del año, sumado a una meta de inflación  oficial que pone un tope irrisorio a las negociaciones paritarias, son un cóctel que se resuelve en un “empeoramiento general” de los salarios en 2018, como indica el informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNdAv).

La universidad en su informe, confirmó además un deterioro del poder adquisitivo de los trabajadores durante el bienio 2016-2017 y alertó por un nuevo “empeoramiento general” de los salarios en 2018, si se cumplen el techo paritario del Gobierno nacional del 15% y la proyección inflacionaria inicial del Banco Central de 17,4%.

El año que pasó, fue una muestra de cómo se alejan las cifras de la meta inflacionaria que propone el gobierno, y que luego sigue su rumbo en una clara dirección ascendente: las estadísticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, indicaron que para 2015 la inflación anual fue de 26,7%, en 2016 (primer año de gestión de Mauricio Macri) se disparó a 41,2%. En 2017 bajó a 28%.

Para 2018 la meta de inflación que el Gobierno corrigió y luego impuso para este año es del 15%. Sin dudas, esta última cifra resulta bastante alejada de la realidad que le toca vivir a cualquier argentino que en las primeras semanas del año en curso notó cuánto aumentaron las naftas, el pan, algunos servicios y por supuesto los productos de consumo diario (acérquese si no al supermercado y notará diferencias en los precios de aquellos productos que requiere para su heladera o alacena). La subida que tuvo el dólar también influenció el aumento de precios, el temor a un dólar caro y la influencia del mismo en la gran cantidad de productos que se importan.

Según el informe de la UNdAv, las expectativas inflacionarias recolectadas por el Banco Central de los principales actores del mercado (encuesta REM) se ubicaron en 17,4% para este año y  “a pesar de que esta es una visión conservadora, que no incluye la información de modificación de las metas suscita el 27 de diciembre de 2017, aun así, se posiciona 2,4% por sobre la inflación objetivo del gabinete económico”. Ya existen dudas sobre el cumplimiento del 15%.

Paritarias, gatillo y contención

Dice el economista Santiago Fraschina del Observatorio de Políticas Públicas que “Con la acumulación de dos años consecutivos de desvíos significativos respecto de los objetivos oficiales, la credibilidad del esquema de metas de inflación se vuelve más endeble”.

Estos desvíos en la meta inflacionaria, las diferencias, claramente generar inconvenientes en a nivel de las negociaciones paritarias, que al tomar el índice oficial como guía para la composición y aumento de los salarios, tienen un piso bajo y que seguramente se modificará luego del cierre de las negociaciones. Esto claramente afecta el poder adquisitivo del salario que consigue un aumento por el 17% (en el caso de que exista la paritaria, porque si sucede en Mendoza, Cornejo aumenta vía decretazos) y luego la inflación real supera el 20% o más.

Cómo explican en Ámbito financiero según el informe de la UNdAv, “para evitar los desajustes por la suba del costo de vida, la mayoría de los sindicatos logró incluir en sus acuerdos una “cláusula gatillo” de ajuste compensatorio en caso de que la inflación sobrepase al porcentaje de aumento. Para la UNdAv, esta “cláusula” fue una solución parcial. “Si bien permitió activar recomposiciones en la medida en que la inflación superó determinado umbral, no es menos cierto que este acompañamiento ‘corre por detrás’ (en algunos casos casi un semestre) y eso implica que en el ‘punta a punta’ los aumentos reales no representen el número de la inflación anual de forma idéntica”, enfatizó.  También aclara el informe citado que en algunos casos “la definición sobre las condiciones que gatillarían el ajuste presentó condiciones amañadas, que derivó en diferendos no siempre resueltos en favor de los trabajadores”.

“En las paritarias se debe tener en cuenta el objetivo de bajar la inflación”, reconoció Rogelio Frigerio. Entonces, esto esclarece la intención del gobierno de utilizar las negociaciones colectivas para poner coto a la inflación sin modificar ni un ápice la estructura de una economía altamente concentrada en la cual los generadores de los precios altos son los mismos dueños de las diferentes etapas de producción, distribución y comercialización de las mercancías. No son los trabajadores con sus legítimos reclamos de aumento salarial los que causan la inflación. La economía concentrada en manos de las empresas que con este gobierno lograron ubicar a sus Ceos en  los ministerios, es la clave para entender el flagelo de la inflación.

Dice la Undav  que “Cada incremento nominal de salarios es proseguido de remarcaciones de precios, lo cual redunda en un determinado grado de inercia inflacionaria (…) Su falta de comprensión (de este fenómeno) y la ausencia de un tratamiento integral que ataque a los factores estructurales, redunda en soluciones simplistas que sólo atacan una de las causas del proceso”.

Pues bien, estará en manos de los sindicatos, de los trabajadores organizados, hacer valer el reclamo de un mejor pasar y mejor poder adquisitivo de su salario, que es diariamente atacado por las medidas que ajustan sus bolsillos, benefician a poderosos, endeudan a la Argentina, pero condenan a los dirigentes gremiales y a la actividad sindical en general a través de los altos funcionarios macristas y el poder de los medios de comunicación concentrados.

 

***

Empeoramiento del poder adquisitivo

El Observatorio de Políticas Públicas aclaró que pesar de la aplicación de la cláusula gatillo en 2017, el acumulado de los últimos dos años muestra un “empeoramiento general” del poder adquisitivo. “Sacando contadas excepciones, se verifica un aumento salarial anual menor al avance del nivel general de precios entre 2016 y 2017”, destacó el reporte académico.

“Con amplia dispersión entre los diferentes sectores de actividad, se verifica el hecho estilizado de que logran negociar las mejores paritarias aquellos gremios con mayor “poder de negociación” o cuya actividad se beneficia por una coyuntura positiva”, destacó el informe de la Undav.

Pero según la Undav, el deterioro podría agravarse con más pérdidas de poder adquisitivo y nuevo retraso de salarios superiores al 10%, si se cumple el techo paritario oficial del 15% y una inflación similar a la estimada por el REM, del 17,4%.

 

Fuentes: 

Alertan por un nuevo “empeoramiento general” de los salarios en 2018 | http://www.ambito.com/910104-alertan-por-un-nuevo-empeoramiento-general-de-los-salarios-en-2018

Alerta precios: la inflación del primer trimestre igualará a la del año pasado|  https://www.infobae.com/economia/2018/01/20/alerta-precios-la-inflacion-del-primer-trimestre-igualara-a-la-del-ano-pasado/

 

Etiquetas

Notas Relacionadas