Home   /   País  /  Sin categoría  /  Economia  /   ¿A quiénes afectan verdaderamente las retenciones?
¿A quiénes afectan verdaderamente las retenciones?

Mientras un grupo selecto se benefician de las riquezas del suelo nacional, millones deben sufrir.

En su última conferencia, Macri descartó frenar la baja de retenciones a las exportaciones. De esta manera el Estado en manos Cambiemos descarta la enorme fuente de recursos que ayudaría a aliviar el enorme déficit. La balanza comercial en mayo acumulaba un déficit de US$ 1.285 millones, sumando 4.690 millones de dólares en lo que va del año. Sin embargo el gobierno quiere mantener su alianza política con los grandes exportadores.

Según una nota publicada en Perfil: “para cumplir con la meta fiscal 2019 la alícuota a la oleaginosa debería volver al 35% y aplicarse 10% al trigo y al maíz.” Vale decir que con esos recursos se podría cumplir el acuerdo con el FMI, sin ningún ajuste adicional.

Imagine entonces el lector lo que podría pasar si se imponen esas tasas y se deja de fomentar la especulación financiera. Entre 2016 y 2017 se pagaron más de 21.000 millones de dólares sólo en intereses de las Lebacs. Claramente esto no sucedería con un gobierno que tiene como ministros a hombres del hampa de las finanzas (Caputo) y la Sociedad Rural (Etchevehere). Ni las finanzas ni los exportadores pagarán las consecuencias del acuerdo con el FMI.

Volvamos a las exportaciones, sólo el año pasado las ventas de mercancía al exterior superaron los 58.000 millones de dólares. Sin embargo el negocio queda en pocas manos, sólo 90 empresas que operan en el país venden más de 100 millones de dólares al año.

(Imagen: Revista Noticias)

Si vamos a la rama más grande y rentable de las exportaciones, asociada a los granos, harinas y aceites, la concentración es brutal. Sólo quince empresas manejan el 94% del todo lo que exporta el sector. De ellas, sólo las primeras cinco manejan el 56%. Estas son Cargill, Cofco (Nidera), Bunge, Dreyfus y AGD.

quienes son principales exportadores granos pais

(Imagen: Agrofy)

Cuando hablamos de exportadores en contubernio con el gobierno, no nos referimos a ningún chacarero del Litoral o la Pampa. Estamos hablando de multinacionales que acopian la producción nacional y son capaces de presionar por la devaluación de la moneda argentina. Dinero les sobra, entre sus negocios actuales, desde sus bases en el país controlan el 43% del comercio MUNDIAL de harina de soja.

En vez de hacerles tributar por sus enormes ganancias, el gobierno hace que todos nosotros paguemos cada día más por bienes y servicios básicos. En lugar de financiar la producción nacional, entrega millones al selecto grupo de especuladores que hacen negocios con la deuda pública. Ambos negocios, banca y factoría, se unen en perjuicio de los argentinos. ¿Dónde cree el lector que los exportadores guardan sus ganancias?

La prensa ligada a los intereses de este puñado de traficantes sostiene que más impuestos harán caer la actividad económica. Con la quita de retenciones y la devaluación ¿Alguien vió como se multiplicaron los emprendimientos agropecuarios? ¿Se crearon miles de puestos de trabajo? ¿Avanzamos en ciencia, técnica o infraestructura que beneficiara a la mayoría de la población?

Como comprobamos antes, la renta diferencial que produce la tierra queda en pocas manos. Sus ganancias no son fuente de riqueza para todos los argentinos, pero se valen de las extraordinarias características de su suelo. Vea a continuación como ha aumentado extraordinariamente su rentabilidad en el pasado reciente:

Renta, Precios de la Tierra y Superficie Sembrada del cultivo de soja

gráfico 3

(Imagen: Centro Cultural de Cooperación. Nicolás Hernán Zeolla)

Según a Jorge Abelardo Ramos: “La fuente del poder oligárquico residía en su control irrestricto de la renta absoluta. Como los precios de los productos agrícolas se estructuran de acuerdo al valor de los productos de las tierras menos rentables, esto supone un aumento de costo en el nivel de vida obrera y, en consecuencia, la exigencia al burgués de establecer un salario mínimo más elevado que en el caso de no existir el parasitismo de la renta absoluta; ésta significa una forma especial de tributo que toda la sociedad se ve obligada a pagar al terrateniente improductivo. De esta manera, el monopolio de la tierra significaba -una transferencia de valor de la industria a la agricultura-.” (Historia de la Nación Latinoamericana)

El comportamiento de las clases sociales ligadas a la transferencia de la renta nacional al exterior, ha modificado algunas de sus características. Hoy los grandes exportadores pueden incluso prescindir de una parte en la propiedad de la tierra, por medio de los pools de siembra. De la misma manera que la banca extranjera ha reemplazado a los gerentes ingleses por CEOs formados en la universidad nacional.

El saqueo continúa con nuevos métodos pero mantiene su esencia y crea nuevos perjuicios. A la creciente concentración económica se suman los efectos de ciertas producciones, especialmente la soja, que afectan el suelo y el medio ambiente.

Hoy más que nunca es necesario un cambio de gobierno por uno que se ocupe de beneficiar a la mayoría de los argentinos. Mientras continúe el macrismo en el poder, veremos cada día como la riqueza producida en el país se concentra en pocas manos y se va de la Argentina. Toda esta renta puede ser puesta a financiar el desarrollo o terminará por parasitar en Wall Street o Panamá.

 

 

Fuentes

CCO, Noticias, Perfil, Indec, Agrofy y Página 12.

http://www.centrocultural.coop/revista/16/la-teoria-clasica-de-la-renta-diferencial-una-aproximacion-al-papel-de-la-renta-del

 

 

 

Notas Relacionadas