Home   /   Editorial  /  Universidad  /  Multimedia  /   Asamblea Universitaria: Turno Noche en la UNCuyo, una deuda pendiente
Asamblea Universitaria: Turno Noche en la UNCuyo, una deuda pendiente

La “Incorporación en el Estatuto Universitario de un artículo referido a la flexibilidad de cursado y Turno Noche de cursado” fue el tema por el que se convocó el pasado lunes 3 de abril la segunda Asamblea Universitaria (máximo órgano de gobierno universitario) del año. Los decanos de las facultades junto al rector Pizzi votaron en contra de este cambio trascendental para la Universidad. Pero estuvimos muy cerca.

Esta vez, decenas de estudiantes de la UNCuyo, presenciaron el debate esperando una resolución favorable para este asunto que es determinante para la conformación de la universidad pública por los próximos años. Bandera histórica del movimiento estudiantil, su aplicación es una deuda pendiente que el Estado mantiene con la comunidad universitaria y la sociedad en general.

El Turno Noche de cursado fue propuesto para ser tratado por Asamblea por un acuerdo entre estudiantes y graduados, encabezados por la AUN, que propusieron el temario de las dos últimas asambleas, para debatir acerca de los asuntos que más le interesan a la ciudadanía universitaria y los mendocinos en particular.

La propuesta que mocionaron durante la Asamblea consejeros que integran el frente de Unidad en graduados y Mayoría Estudiantil por los estudiantes consistía en lo siguiente:

– la incorporación de un párrafo en el Artículo 76 del Estatuto Universitario, que funcionaría como una garantía programática a fin de que las diferentes gestiones universitarias trabajaran este tema.

Y diría así: “La Universidad, promueve el acceso al derecho a la educación universitaria, mediante regímenes de cursado flexibles, el establecimiento de bandas horarias y la implementación del turno noche de cursado, que favorezcan el ingreso, permanencia y egreso de las y los estudiantes”.

– la creación de una comisión que analizara las implicancias jurídicas y presupuestarias de la efectiva implementación de las bandas horarias y el turno noche en la UNCUYO, considerando las particularidades de cada facultad y cada carrera.

Entre los argumentos por la modificación del Estatuto, esgrimimos lo siguiente: El 40% de las y los estudiantes de nuestra Provincia asisten a Universidades privadas, porcentaje muy superior a la media nacional del 18 % (artículo del pasado 26 de marzo en diario Los Andes), posicionándonos como la segunda provincia  en materia de mercantilización de la educación superior.

La propuesta por el SÍ a la modificación del Estatuto, obtuvo 82 votos positivos contra 67 negativos sin embargo la propuesta no alcanzó los 2/3 que requería para ser aprobada (sobre un total de 147 asambleístas).

El Rector Pizzi, decanos y un grupo de docentes votaron contra el Turno Noche y la flexibilidad horaria que podría permitir el ingreso de los trabajadores a la Universidad Nacional de Cuyo, modificando así la composición social de la misma, para que sus planes de estudio estén de a acuerdo a las necesidades de las mayorías y siguiendo objetivos estratégicos para el desarrollo del país.

Esta vez estuvimos muy cerca, a solo 9 votos de obtener una victoria para todos aquellos trabajadores que quieren ingresar en la UNCuyo, y para todos los estudiantes que necesitan trabajar y anhelan graduarse en una universidad pública y gratuita. Seguiremos luchando.

***

Desde la fundación, hace ya 10 años, la Agrupación Universitaria Nacional – AUN- (brazo universitario del MIN) sostuvo, incluso en soledad, la bandera del Turno Noche. Y no por un capricho. La emancipación del pueblo latinoamericano comienza rompiendo las cadenas de la colonización cultural, y las Universidades tienen un papel fundamental en esta batalla.

Hoy el reclamo es de la mayoría, sin embargo, la disputa es cultural y el lenguaje tiene una importancia decisiva. No queremos flexibilización (eso es lo que hacen los gorilas de los radicales y el pro con los laburantes), tampoco queremos triple turno de cursado (porque puede haber una traba presupuestaria); queremos TURNO NOCHE de cursado. Para que los que trabajan y financian la educación gratuita puedan acceder a la misma. Porque es justo, y porque es un prerrequisito para modificar los planes de estudio hacia un sentido nacional, con el objeto de que contribuyan a la emancipación nacional, social y de género del pueblo.

A continuación, compartimos las intervenciones de los asambleístas de la Agrupación Universitaria Nacional:

Etiquetas

Notas Relacionadas