Home   /   País  /  Economia  /   Cambiemos hunde el barco, pero salva a las ratas
Cambiemos hunde el barco, pero salva a las ratas

Basta con mencionar que, según datos del informe diario del BCRA del 7 de agosto, el dinero circulante en la Argentina es 765,409 millones de pesos (sin contar la cuenta corriente del BCRA)  y que lo que se debe en Lebacs es 966,670 millones de pesos. Esto en criollo quiere decir que si al vencerse las Lebacs, todos los que posean estas letras las cobran simultáneamente, el país no tiene dinero suficiente para pagarles ni aunque todos los argentinos vaciáramos el contenido de nuestras billeteras y cuentas bancarias. Macri nos ha metido en un nivel de deuda interna catastrófico.

Se imaginará el lector que tener contentos a estos tenedores de bonos y letras es fundamental para Cambiemos porque, si quieren y lo acuerdan, pueden poner los números del país en rojo. Eso explica por qué la tasa de interés del BCRA no ha hecho más que aumentar y por qué la nueva letra de referencia no es la Lebac (cuyo vencimiento mínimo es a un mes) sino la Leliq (cuyo vencimiento es a 7 días). Además, las Leliq, a diferencia de las Lebac, “sólo puede estar en manos de bancos y de empresas financieras”, lo que implica que Argentina va a estar a merced de los bancos para negociar las tasas de interés, que van a tener que seguir aumentando, lógicamente.

Pasando en limpio, el macrismo plantea salir del endeudamiento interno sideral en que nos metió, reduciendo la cantidad de bonos con vencimiento a largo plazo y aumentando la cantidad de bonos con vencimiento a corto plazo, sin modificar el interés percibido (se mantiene en 40%) y dándole el control de estos bonos exclusivamente a los bancos. Básicamente le da a estos últimos unas ganancias descomunales sin riesgo de pérdida y mayor control sobre las políticas financieras de la Argentina, porque en una negociación, siempre el acreedor es el que pone las condiciones.

El endeudamiento crece, el país lentamente se desploma. Macri ha llevado a la Argentina a una tormenta en la que el barco siempre está a punto de hundirse. Y mientras el gato nos sonríe y nos pide que seamos pacientes y tengamos fe en que el país va a salir a flote, le regala salvavidas a las ratas del sistema financiero. (RIN)

Qué son las Leliq, el nuevo instrumento de referencia monetaria que eligió Luis Caputo

Las Letras de Liquidez a 7 días están en manos de los bancos privados

Al mantener el nivel de interés en 40%, el mayor cambio en política monetaria de este mes vino por la decisión del Banco Central de fijar una nueva referencia monetaria en lugar de las tasas del Centro del corredor de pases a 7 días, que se utilizaban hasta el momento. Ahora la referencias serán las Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días.

Así, las Leliq serán el eje sobre el cual el organismo desarrollará su estrategia contra la inflación y el que buscará desarmar el stock de Lebac.

En definitiva, se trata de otro tipo de letra, de más corto plazo que sus primas hermanas, las Lebacs. El BCRA tiene corredores de pases a 1 y a 7 días. Dentro de los mismos, cualquiera de las entidades que tengan liquidez excedente, es decir, más efectivo que el que necesitan en el corto plazo, pueden volcarla en esos corredores hacia el Central, y viceversa.

El nuevo instrumento de política monetaria ya no será una opción de inversión minorista a través de licitaciones mensuales

La principal diferencia entre Lebac y Leliq, además del plazo, es que el segundo instrumento sólo puede estar en manos de bancos y de empresas financieras. Es decir, al contrario de lo que venía pasando, el nuevo instrumento de política monetaria ya no será una opción de inversión minorista a través de licitaciones mensuales.

Al manejarse en plazos más cortos, y ser un terreno exclusivo para jugadores que mueven grandes montos, el uso de Leliq como referencia de política monetaria le permitirá al Central un mayor grado de liquidez a la hora de actuar en términos de política monetaria.

Etiquetas

Notas Relacionadas