Home   /   Análisis  /  Editorial  /   Cambiemos lava más blanco
Cambiemos lava más blanco

Hace algunos días se hizo pública una investigación periodística realizada por el programa “El Destape” en el que se dio a conocer la falsificación de fichas de afiliación al PRO y el posible mecanismo de lavado de dinero a partir de aportantes truchos para las campañas de este partido en la provincia de Buenos Aires. Las denuncias ya radican en la justicia.

Actos como los que se describen a continuación no son ajenos a personajes de esa calaña: tienen empresas offshore y cuentas no declaradas, evaden impuestos al Estado, condonan deudas a sus familiares, etc. No se puede ser impoluto y mugriento al mismo tiempo. Delincuentes han sido toda la vida, la diferencia está en que hoy se enteran más argentinos. Brindamos por eso.

Los hechos.

Hace pocos días atrás, el periodista Juan Amorin reveló una investigación que da cuenta de cómo titulares de programas sociales en provincia de Buenos Aires figuraban como aportantes a la campaña de Graciela Ocaña y Esteban Bullrich. Lo que llamó la atención del periodista fue, que al cruzar los datos, los aportes a la campaña excesivamente altos en relación a los montos cobrados por los supuestos aportantes.

Al consultarles a los damnificados sobre la veracidad de esto, todos declararon no haber realizado ningún aporte a la campaña de Cambiemos. Al comenzar la investigación, los casos constatados eran 476, al 15 de julio ya superaban los 1000.

Los aportes a la campaña de 2017 falsamente asignados suman $1.160.225, cuyo verdadero origen aún se desconoce.

A eso se le suman, falsos aportes a la campaña de 2015, en la que Macri resulta electo Presidente y María Eugenia Vidal gobernadora de la provincia de Buenos Aires, por $40.000.000. Estos serían supuestos aportes de candidatos propios de 81 municipios que jamás donaron un sólo peso.

Se ha descubierto, según la investigación, que todos los candidatos a intendente, concejales, o consejeros escolares “donaban” un mismo monto según el cargo al que aspiraban, oscilando entre los $13.000 y $50.000. Tanto el ex candidato a intendente de Pehuajó, Jorge Más, como el ex candidato a consejero escolar por General Villegas, Hugo Constanzo, reconocieron no haber realizado aporte alguno.

Otro elemento se suma: cada uno de los supuestos aportantes, figuran también como afiliado al partido, sin que ninguno de ellos lo haya hecho de manera voluntaria, lo cual indicaría que sus fichas de afiliación fueron falsificadas.

¿Cuál sería el modus operandi del delito? Cambiemos utilizaba las bases de datos en donde figuraban beneficiarios de programas sociales y monotributistas sociales y de allí tomaba la información de los supuestos aportantes. A cada uno de ellos, en la rendición de cuentas que anualmente hacen todos los partidos políticos, le asignaban aportes de pequeños montos en efectivo.

Denuncias penales y en la Justicia Electoral

La legisladora Teresa García ha presentado una denuncia ante el Juzgado Federal N°3 de La Plata contra María Eugenia Vidal, presidenta del partido en provincia de Buenos Aires, el intendente de Vicente López Jorge Macri y el de Lanús, Néstor Grindetti, vicepresidente primero y segundo del PRO respectivamente. En ella, solicita que se abra una investigación y se los impute por delitos de usurpación de la identidad, falsificación de documentos, lavado de activos y violación de secretos de la privacidad.

El juez Casanello recibió también una denuncia penal por lavado de activos y enriquecimiento ilícito contra los diputados Graciela Ocaña y Hector “Toty” Flores y los senadores Esteban Bullrich y Gladys Gonzalez. Casanello investiga así mismo a los responsables financieros formales de la campaña de Cambiemos en 2017, Alfredo Irigoin y Silvia Chabán por los mismos delitos.

La más complicada es Vidal, quien de ningún modo podía desconocer, siendo presidenta del partido, que se estaban “dibujando” los aportes de campaña en un posible hecho de lavado de dinero. En su caso, arriesga pena de inhabilitación para ejercer cargos públicos y prisión.

El juez a cargo ya ha citado a 50 testigos que niegan su aporte.

Además, el fiscal con competencia electoral, Jorge Di Lello, decidió abrir una investigación preliminar por la violación a la ley de financiamiento partidario. Se aporta a la investigación, que el PRO está “flojito de papeles” hace rato: la Cámara Nacional Electoral informa que los balances de los años 2011, 2012 y 2013 están desaprobados,y los de 2014 y 2015 en trámite.

Si se comprueban los delitos, el Presidente puede perder la personería jurídica de su partido. Es decir, Mauricio Macri se quedaría sin uno de los partidos políticos que lo llevó a la presidencia en el Frente que hicieron junto con la UCR.

Responsabilidad política

“La mentira se acabó” podríamos denominar a este capítulo de la infame historia macrista.

Todos y cada uno de los dirigentes y militantes de Cambiemos andan comprando paraguas para tratar de evitar que el nuevo escándalo los salpique. Vidal, por ejemplo, acaba de pedirle la renuncia a la contadora general de la provincia de Buenos aires, Fernanda Inza, que era la tesorera de la campaña de Cambiemos en 2017. La pobre “Heidi” de la política trata de evitar su abrupta caída en las encuestas después de que se destapó la estafa.

¡¿Qué va a decir el gobernador Cornejo?! Padre de la criatura en Mendoza, ¿y los chicos de la Franja? Militantes amarillos en la Universidad que han ocupado cuanto cargo le ofrecieron en los municipios, la provincia y la Nación.

Para el centenario partido radical, que cuenta en su historia con grandes ejemplos de honradez y austeridad, no debería pasar desapercibido lo que está ocurriendo: sus socios están acusados de graves delitos penales y el silencio de los principales dirigentes radicales puede ser entendido como de complicidad. “Que se dobla pero que no se rompa” parafrasean los radicales de Cambiemos.

Desde esta revista hemos dejado en claro que cada funcionario público responsable de un acto de corrupción debe ser apartado de su cargo y debe recaer sobre él todo el peso de la justicia por delinquir con recursos públicos y desprestigiar con esto la actividad política que tanto reivindicamos algunos.

Macri, Vidal y cada uno de los funcionarios de Cambiemos responsables tienen una razón más para abandonar sus cargos. Quienes expropian la renta nacional a partir de sus offshore y le roban el presente y el futuro a los argentinos a partir de una deuda impagable, también serían responsables de estos delitos que investiga la justicia.

Dra. Noelia Navarro
Abogada. Docente
Notas Relacionadas