Home   /   Tema del día  /   Cambiemos viernes negro por un helicóptero con el tanque lleno
Cambiemos viernes negro por un helicóptero con el tanque lleno

Ha Macri se le advirtió, cual niño castigado, que si no profundizaba el ajuste sobe los gastos del Estado, llámense asignaciones familiares, jubilaciones, salarios, etc., el sistema financiero dejaría de ser tan complaciente. Y si bien, el ajuste se siente a diario, no es suficiente para cumplir con las metas acordadas con el FMI.  La fuerte caída de los bonos y acciones, riesgo país superior a 700 puntos, el dólar en $30 y reservas que siguen bajando, es una olla a presión que el recrudecimiento del contexto mundial le subió la llama a la ya incendiada economía argentina de manos de Cambiemos.

La tercera guerra-comercial mundial en cuotas tiene nuevo escenario. Así como hace poco fue Siria, ahora es tiempo de Turquía. La supremacía de China sobre el comercio mundial provoca que EE.UU. deba de refugiarse en sí mismo. En las puertas del resquebrajamiento del orden mundial unipolar observamos cómo la guerra comercial que venía sosteniendo EE.UU.- China se expresa en la periferia Europea.

No casuales son las declaraciones del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan en The New York Times “Antes de que sea demasiado tarde, Washington debe renunciar a la noción equivocada de que nuestra relación puede ser asimétrica y aceptar el hecho de que Turquía tiene alternativas” […] “Si no revierte esta tendencia de unilateralismo y falta de respeto será necesario que empecemos a buscar nuevos amigos y aliados”, sentenció y añadió que las acciones unilaterales de EE.UU. contra Turquía y su provocación con el incremento de los aranceles al cero y aluminio turco “solo servirán para socavar los intereses y la seguridad estadounidenses”

El incremente de los aranceles de importación norteamericana sobre el acero y aluminio de Turquía, que quedan en un 20 % y un 50 % respectivamente, son la consecuencia directa de que la lira turca se desplomara perdiendo alrededor del 25 % de su valor frente al dólar en lo que va de año. Los síntomas de esta tercera guerra en cuotas se trasladan hacia los mercados de valores de todo el mundo, inclusive a la bolsa de Wall Street, donde las acciones de las empresas argentinas, como Banco Francés, Macro, Galicia, Telecom etc., se hundieron más del 10% el día de ayer profundizando el conflicto interno de nuestro país.


Concomitantemente, la maniobra de los cuadernos de los sobornos millonarios no terminó de matizar su corrupción con los aportantes truchos. Y de paso, les jugó una mala pasada. El estado de ansiedad generalizada que viven los empresarios los llevó a refugiarse en la adquisición de dólares en el mercado local especulando con la posible suba de la tasa de interés de EE.UU. Dando fin con la tregua cambiaria observada en las últimas semanas.

La imposibilidad de que Macri logre cumplir con lo pactado con el FMI, sin que el estallido social lo lleve al helicóptero conduce la inestabilidad del sistema financiero. ¡Ello nunca debe de perder! La secesión de pagos se ve a la vuelta de la esquina y nadie en la alianza Cambiemos le importa lo salteado que comemos los argentinos por la realización de sus negocios. Ya viene siendo hora del cambio.

Etiquetas

Notas Relacionadas