Home   /   Multimedia  /  País  /  Los Vendepatria  /   Capusotto le contesta al boludo de Rozitchner
Capusotto le contesta al boludo de Rozitchner

Permítaseme presentarle, al lector que no lo conozca, a Alejandro Rozitncher. Un verdadero boludo. Y digo boludo, porque por más que intuya dolo en su accionar (cierta hijaputez dirá alguno), no creo que pueda ser atribuible en él la categoría de pelotudo, que fue quizás mi primer impulso. Como ya ha explicado el negro Fontanarrosa, no es lo mismo un peloTudo que un zonzo o tonto (o boludo) como este filósofo.

Alejandro Rotzincher es un “filósofo” asesor de Macri que viene del ala duranbarbista que conduce Marcos Peña. Tomó relevancia hace poco porque cobra $64.000 mensuales y ¡nadie podía explicar qué hacía! Luego de unos 20 días informaron que su función es: “Asesoramiento en el planeamiento y realización de los discursos oficiales y consejos de redacción en la Unidad Ministro. Asesoramiento al Jefe de Gabinete en el análisis y transmisión de las políticas públicas, ideas y toma de decisiones en relación a la comunicación oficial. Actividad de capacitación permanente del equipo de discurso. Participación en la redacción de discursos precidenciales. Asesoramiento al Presidente de la Nación en cuestiones de fondo de estrategia y comunicación. Coordinación de las áreas de discurso y comunicación de distintos sectores del gobierno nacional”. En criollo: un duranbarbista.

En una entrevista para clarín, el periodista aclara “Rozitchner es un filósofo positivista, al que -admite- muchos sectores de la intelectualidad buscan dejar “como un boludo” por sus talleres de optimismo.” A confesión de parte…

Este intelectual “rebelde” y rockero, que es de izquierda porque fuma marihuna, sostiene cosas como que “El pensamiento crítico es un valor negativo”;

En un video que graba explicando los “3 valores del pro” se puede ver todo su potencial. El pichón de Goebbels responde una especie de entrevista mientras un niño detrás de él salta en una cama elástica. El constante, monótono y repetitivo ruido de los saltos sumado a la distracción visual del movimiento del niño, no permite apreciar con claridad lo que dice. Pero dejemos que lo aprecie por su cuenta:

“Ahí identificamos cercanía, positividad y futuro como las tres claves de nuestra visión del mundo”, dice.

“Las personas quieren estar cerca, se importan unas a otras, el sujeto político no es el pueblo sino el individuo y esos individuos sienten cosas por otros individuos: amor, cercanía, intimidad, y ese es como el plano de realidad humana en el cual nos situamos”.

Sobre “futuro” dice  “Siempre estamos usando referencias al pasado para tratar de entender las situaciones del presente. El sentido tiene que ver con traer al pasado una vez más y no nos parece que sea una buena actitud. El futuro es el marco de afirmación para el presente”.

“La idea era sacar del centro de la escena al personaje de la historia que para los argentinos está sobredimensionado; siempre estamos usando referencias al pasado para tratar de entender las situaciones del presente”. “No nos parece que sea una buena actitud, el pasado está lleno de gente muerta”.

Este verdadero hijo de puta (ya cambié mi posición inicial) quiere que pensemos en “positivo”, “miremos hacia el futuro”, seamos ombliguistas y no pensemos en los demás ni mucho menos, con los demás, y sobre todo no tengamos pensamiento crítico. Claro, no vaya a ser que nos demos cuenta que nos están rompiendo… el alma, que no cuesta llegar a fin de mes, ¡cuesta llegar al 10!

Pero la historia es testaruda, y los argentinos en momentos difíciles solemos reencontrarnos con nuestro pasado y con nuestros connacionales.

El genio de Capusotto,junto a Saborido, le contestan a este que nos trata de otarios:

 

Etiquetas

Notas Relacionadas