Home   /   Editorial  /   Cierres en Fabricaciones Militares y perversidad macrista
Cierres en Fabricaciones Militares y perversidad macrista

Importantes manifestaciones se producen por la decisión del gobierno macrista de cerrar de una planta de Fabricaciones Militares en Azul (FAMAZUL), Provincia de Buenos Aires. Echan a casi 250 trabajadores excusándose nuevamente con el déficit. El suceso nos lleva a plantear los nuevos cuentos del gobierno, sus políticas e incluso su concepción sobre el papel que debe jugar el estado. Un festival de descarte para tapar negocios escandalosos.

(Foto: Marcha contra el cierre de FAMAZUL. Diario Norte)

Si se busca combatir el déficit, bien podrían empezar por los enormes intereses que se pagan por el endeudamiento y las escandalosas sumas que entrega el estado para financiar la bicicleta financiera. Ni hablar de las jugasas sumas que están ganando los contratistas amigos de Cambiemos o la quita de las retenciones. Esto es así ya que el estado macrista busca garantizar las ganancias de un puñado de especuladores financieros junto a sus socios, los grandes exportadores y los monopolios de la producción y el comercio.

Luego aparece el invento de la necesidad del rédito económico sobre toda actividad estatal. El concepto sirve como inverosímil excusa, para que luego algunos ganan millones a costa de los impuestos y usen el estado en su beneficio. No es casualidad que el Jefe de Gabinete fuera nombrado el CEO del Año para la revista Forbes.

Ahora, incluso reduciéndonos al criterio liberal donde el Estado debe garantizar salud, educación, defensa y seguridad. ¿Cómo se mide la “ganancia” que se produce con un enfermo curado, un estudiante graduado o una custodia policial? Aquí podríamos encontrar una lógica perversa, si el bienestar y la vida tiene un “valor económico” tan bajo, no merece ni la más mínima inversión. Es por eso que todo ajuste parece hoy en día justificable, ya que la mayoría de la población sería prescindible. ¿Cuantos argentinos se necesitan para cultivar la soja y manejar unos cuantos bancos?

Finalmente discutir de desarrollo económico, justicia social o soberanía nacional, casi parece hablar en idiomas distintos. Por ello, la fabrica militar de Azul, que promueve la industrialización junto a la defensa de la soberanía nacional, no sólo sobra en el plan de gobierno, sino que va en contra de todo lo que se propone.

Es más parece que el gobierno no quiere hacerse cargo ni siquiera de la defensa, ya que ha convertido a las fuerzas armadas en su aparato personal de represión contra manifestantes y empobrecidos. Los sucesos a las afueras del Congreso, los casos de Maldonado y Nahuel son una muestra. Cerrar la única planta de explosivos TNT de Latinoamérica cuadra dentro de su lógica. ¿Qué recursos y población se hace necesario defender si ya las maneja la extranjería? En el país de Cambiemos no es raro que sobren trabajadores, fabricas o jubilaciones; por que para el gobierno estamos sobrando muchos de nosotros. (RIN)

Declararon la emergencia laboral en Azul por el cierre de la planta de Fabricaciones Militares

El Concejo Deliberante de la ciudad de Azul, en el centro bonaerense, declaró este sábado la emergencia laboral del distrito debido al cierre de la planta de Fabricaciones Militares Fanazul, anunciado días atrás.

En sesión extraordinaria, el órgano comunal declaró la Emergencia laboral en todo el distrito “por el término de un año” debido a los despidos de trabajadores, confirmó una fuente comunal.

En el proyecto de ordenanza aprobado se dispone que se eviten los despidos en la administración pública local y, para el caso específico de los trabajadores de Fanazul se establece que deberá realizarse un perfil socioeconómico del trabajador y su grupo familiar a fin de brindársele asistencia.

Mientras tanto, trabajadores de Fanazul y vecinos solidarizados con su causa realizan un “acampe” frente al edificio municipal en reclamo a que se revea el cierre de la planta que deja sin trabajo a 232 trabajadores.

El interventor de Fabricaciones Militares (FM), Luis Riva, confirmó este viernes, en declaraciones a Radio Con Vos, la decisión de “reducir el déficit” del organismo “en un plan a tres años”.

“Fabricaciones Militares es la tercera empresa del Estado que más cuesta al Estado Nacional, cuesta una fortuna; el año pasado costó 2.400 millones de pesos”, indicó el funcionario, quien añadió: “por cada peso que vende, (el organismo) pierde tres”.

Vanina Zurita, delegada de ATE en la ciudad de Azul, explicó a Télam: “Es mentira que Fanazul dé pérdidas y lo podemos demostrar con datos concretos, que esperamos presentar en una reunión que habría el jueves próximo en Fabricaciones Militares”.

“El martes próximo habrá una protesta nacional en rechazo a los despidos registrados en muchísimas fábricas”, adelantó Zurita, quien precisó que “habrá cortes de ruta” para visibilizar el conflicto. (Ámbito)

 

Notas Relacionadas