Home   /   Economia  /  País  /  Editorial  /   De cómo Templeton y Blackrock salvaron a Macri y hunden a los argentinos en la deuda
De cómo Templeton y Blackrock salvaron a Macri y hunden a los argentinos en la deuda

Frente al vencimiento de $ 617.000 millones en LEBAC y la posible corrida al dólar de los tenedores de bonos que no quisieran renovar sus títulos, el Banco Central de la República Argentina ofreció, solamente el 15 de mayo, U$S 5.000 millones, que salieron de sus reservas, para contener el aumento de la moneda extranjera.

Sin embargo, hubo una decisión tomada por el gobierno ese día que nos interesa resaltar: el Ministro de Finanzas, Luis Caputo, reflotó dos bonos de deuda: el BOTE 2023 y BOTE 2026, con tasas de 16% y el 15,5% respectivamente. El plazo para adquirir estos bonos fue muy corto, desde las 13 hasta las 17 hs del día. La disposición se tomó de acuerdo a la normativa de la Resolución N° 162-E/2017 del Ministerio.

El objeto de la nueva deuda que emite el gobierno es la de “tentar” con nuevos bonos a los tenedores de LEBAC que no hayan querido renovar sus bonos, de modo que, antes de recurrir a cambiar sus pesos a dólares, vuelvan a comprar bonos de deuda “frescos”. La propuesta consistió en cambiar el beneficio a corto plazo de las LEBAC por un enorme beneficio a largo plazo a partir de los BOTES 2023 y 2026, que ya no son emitidos por el Banco Central, sino que son del Tesoro.

Sin embargo, hay información que no trascendió: hay dos grandes fondos, los dos más grandes de Wall Street, que le tiraron una soga a Macri para que hoy no terminara de ahogarse. Ellos son BlackRock y Franklin Templeton. Estos dos fondos habrían sido para los cuales se reabrió la emisión de los BOTES a cambio de que ingresaran al país en el día de hoy U$S 2.000 millones.

BlackRock es uno de los principales partícipes del “hampa” de las finanzas. Controla 6,3 billones de dólares, algo así como seis veces el PBI de la Argentina. Entre ambos son los principales accionistas de Bayer y Monsanto y fueron quienes terminaron imponiendo su fusión. BlackRock se dedica además a la exploración y explotación ilegal e ilegítima de nuestro petróleo en las Islas Malvinas.

En el caso de Templeton se trata de una cercana relación del Ministro de Finanzas, Luis Caputo. El acuerdo habría consistido en que el fondo en que el fondo ingresara U$S 2.000 millones. Apenas se concretó el acuerdo, el precio del dólar bajo llegando casi a los $ 24.

Templeton no actúa por bondad. Sencillamente, se trata de uno de los principales tenedores de estos bonos que, hasta antes de realizarse el negocio, tenían un valor real más bajo al de su emisión. Al comprar esta enorme cantidad, lo que hacen es “subirle el precio”. A cambio el Banco Central le garantiza mantener la estabilidad cambiaria de modo que el gran negocio de la bicicleta financiera no se vea afectado.

El negocio se “concretó”.  El martes 15 de mayo se renovaron el total de las LEBAC que vencían, $617.000 millones más la emisión de $5.000 nuevos con una tasa del 40% de interés. Esto quiere decir que la renovación del día ayer implica un gasto de $ 246.800 millones sólo en pago de intereses, sin contar la devolución del capital de $617.000 millones. ¡GENIOS! En sólo 30 días Macri nos sumó un cuarto de miles de millones de deuda.

Según ayer informaron, Caputo y Dujovne, se licitaron BOTES a tasa fija a cinco años por $36.872 millones al 20% y a ocho años por $36.378 millones al 19%, sumando un total de $73.249 millones. Es decir, se emitió nueva deuda por ese monto, los argentinos debemos $73.249 millones. Aproximadamente $50.000 a Templeton, el amigo de Caputo.

Dra. Noelia Navarro
Abogada. Docente
Notas Relacionadas