Home   /   Destacadas  /  Entrevista  /   Dejemos de pensar en los otros. Pensemos en nosotros
Dejemos de pensar en los otros. Pensemos en nosotros

Mariana Abrego, precandidata a Diputada Nacional

RIN dialogó con Mariana Abrego, Secretaria General de la Federación Universitaria de Cuyo, precandidata a Diputada Nacional por la lista Nueva Conducción del Frente Somos Mendoza

¿Por qué integran el frente “Somos Mendoza”?

Porque Somos Mendoza es capaz de hacer frente a las medidas antinacionales y antipopulares de Mauricio Macri.

Es alarmante la velocidad con la que ha llevado adelante su plan de concentración y extranjerización de la renta que producimos los argentinos.

El resultado es que el 10% de nuestros compatriotas no tienen empleo; el salario ha perdido poder adquisitivo; y el endeudamiento externo hipoteca nuestro futuro, ya que el bono a cien años que colocaron, lo pagarán las generaciones venideras.

También se timbean nuestro presente al decir que, si la Argentina “entra en default”, garantizan el pago con los principales recursos naturales: petróleo, gas, litio, oro, etc.

En Mendoza, la situación no difiere de lo que estamos señalando a nivel nacional: Alfredo Cornejo ha endeudado a nuestra provincia en montos históricos, sin discutir jamás mecanismos genuinos que permitan generar nuevos y mayores recursos.

Una vez más, ellos obtienen sus ganancias a costa de la pérdida del bienestar de los argentinos. El voto en esta elección es un instrumento para dejar de pensar en los otros. Pensemos en nosotros.

¿A qué te referís con pensar en “nosotros”? ¿Quiénes serían “los otros”?

Me refiero a pensar y a actuar para que los que trabajamos, los jubilados, los estudiantes, las mujeres, los pequeños y medianos empresarios, productores y comerciantes, vivamos dignamente en nuestro propio país.

Se dificulta hacerlo cuando aquellos que llamo “los otros” sacan provecho del valor de lo que producimos los argentinos. Me refiero a quienes se benefician con la especulación promovida por la política económica del gobierno, sin producir nada ni generar un puesto de trabajo. Son los que ganan con el tarifazo. Son aquellos que quieren una reforma laboral para pagar menos salarios, y reducir eso que los medios y el macrismo  llaman “costo laboral”.  También estoy hablando de aquellos que quieren obtener ventajas de una reforma previsional y tributaria.

En un país donde se produce cada vez menos y la “bicicleta financiera” es símbolo del gobierno, a “nosotros” se nos dificulta la obtención de un trabajo que  nos asegure una buena alimentación, vivienda, salud y educación. Que nos permita acceder a lo que Francisco llama “las tres T”: techo, tierra y trabajo; a lo que hay que añadir el crédito para las pequeñas y medianas empresas.

 

Como militante universitaria y Secretaria General de la FUCuyo, ¿qué opinás de la política educativa del gobierno?

Este gobierno ha puesto en riesgo gratuidad y nivel de la educación argentina. La quita del plan PROGRESAR a 500 mil estudiantes en todo el país; el reciente rechazo (en comisiones de la Cámara de Diputados) al dictamen para otorgar el Boleto Educativo Gratuito y Nacional; la disminución del presupuesto educativo nacional y la paupérrima paga a nuestros docentes, son demostraciones de la concepción sobre la Educación que tienen el gobierno Nacional y Provincial.

Para ellos la educación es un gasto. Recientes declaraciones de las autoridades educativas en los medios locales dan cuenta de esto.

Las notas periodísticas ofrecen datos acerca de la relación ingreso-egreso a la Universidad y a los Institutos de Educación Superior y cómo sólo se reciben un tercio de los que ingresan, el Gobierno considera que se está haciendo un malgasto del presupuesto del Estado, en lugar de considerar las causas que llevan a la deserción estudiantil.

Están preparando el terreno para decir que la Educación es ineficiente, que debemos gastar menos recursos en esta actividad y que el sector privado puede “ofrecer mejor el servicio”. No es casual que el “Plan M@estro” sea la gran estrategia en materia educativa, es un desprendimiento del informe del Banco Mundial “Profesores excelentes, cómo mejorar el aprendizaje en América Latina”. Como ocurrió en los ’90, cuando desde afuera nos decían que tipo de educación debíamos tener. Solo por ese hecho merece ser rechazado. No consultaron a las instituciones educativas, los sindicatos y la ciudadanía en general, acerca del rumbo que debe tomar nuestra educación.

Es la apertura al sector privado en la educación, tanto para el financiamiento, -porque el Estado tiene otras obligaciones que afrontar, pagar la deuda externa; como para la definición de contenidos. Serán las empresas multinacionales y los organismos internacionales de crédito quienes definan cómo educar a los argentinos para que puedan desempeñarse mejor en el “mercado del trabajo”, en función de sus intereses, claro.

¿Qué podrías hacer desde el Congreso para mejorar la calidad de vida de los mendocinos y argentinos?

La legislación nacional es una herramienta interesante para poner límites a la política económica, educativa, social y cultural de Macri. Nos interesa que cada argentino pueda acceder a un puesto de trabajo que garantice a su familia recursos para satisfacer sus necesidades; que cada ciudadano pueda ejercer plenamente su derecho a estudiar en la Escuela y la Universidad pública y gratuita. Que cada argentino acceda a una vivienda propia y que viva en un ambiente saludable, cuidando el suelo, el aire y el agua, préstamo que nos dan las generaciones venideras.

En este sentido, los conocimientos técnicos y el avance de la ciencia nos pueden brindar un auxilio. Una investigación del CONICET, nos acerca una solución habitacional a la vez que protege el medio ambiente. Se propone reciclar botellas PET (en la Argentina se desechan 12 millones de botellas por día) y convertirlas en ladrillos de plástico. Este material resistente, aislante, térmico, ignífugo, económico y ecológico, puede convertirse en insumo para la construcción de viviendas.

Un ejemplo concreto de esto: en el departamento de Junín existen instalaciones para convertir botellas PET en ladrillos para viviendas. Ya entregaron la primera casa hecha de esta manera. Con la cantidad de botellas que se tiran a diario podría construirse un edificio de 57 pisos por día.

Una ley que contemple la recolección de millones de botellas de plástico de los basurales, limpie el ambiente y les otorgue una función social construyendo casas, es una forma de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y enfrentar a las grandes empresas constructoras que definen el precio de los materiales monopólicamente y dañan el medio ambiente.

Agradecemos la entrevista ¿algo más que quieras destacar?

Gracias a ustedes. Me gustaría convocar a los mendocinos a participar en la discusión de los asuntos públicos, a debatir en igualdad de condiciones acerca de los problemas actuales y sus posibles soluciones. A 201 años de la declaración de la Independencia, consideramos fundamental re discutir el concepto de libertad y buscar la verdadera emancipación cultural, política y económica de argentinos, en solidaridad con el resto de los países latinoamericanos.

Los invitamos también a acompañar la lista “Nueva Conducción” del Frente Somos Mendoza, buscando defender el trabajo, la industria nacional, la educación pública y el medio ambiente.

Etiquetas

Notas Relacionadas