Home   /   Análisis  /  Opinión  /   Del Sueño a la Pesadilla
Del Sueño a la Pesadilla

Compartimos con el lector un análisis respecto a la caída del consumo por habitante del kilo de carne, realizado por la Corrientes Agraria Nacional y popular (CANPO), en la cual se muestra como las políticas de ajuste llevadas adelante por el gobierno nacional han perjudicado a las economías regionales y productivas de todo el país generando como consecuencia una caída en el consumo por parte de los sectores asalariados, que día a día ven perder un pedacito de su sueldo, para que este gobierno salvaguarde los intereses de los grupos económicos concentrados, principalmente, financieros y extranjeros. (RIN)

Resultado de imagen para compra de carne argentina
“Soñé al hombre de la bolsa que había venido a llevarme/ Y que en el país de las vacas estaba muy caro el kilo de carne”, dice la canción de la Guardia Hereje, y se vuelve realidad en esta Argentina que atrasa y excluye.
Los números la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina -CICRA- muestran una realidad que golpea de lleno no solo la mesa de las familias argentinas, sino también el corazón y la mística de nuestro pueblo. La caída del consumo per cápita de carne vacuna llegó a 49 kg/hab/año en septiembre, lo que es el consumo mensual más bajo de la historia.

 
En los últimos 15 años, desde el 2003, el consumo de carne por habitante por año solo estuvo por debajo de los 57 kg en 2011, y el promedio de los 12 de proyecto Nacional y Popular cada habitante consumió 62.28 kg de carne vacuna por años, siendo en los últimos 4 años del gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner: 58,6 kg durante el 2012; de 62,9 kg en el 2013; de 58,5 kg en el 2014 y finalmente 59,6 kg en el 2015.

 
Desde que la Alianza Cambiemos asumió la gestión del gobierno nacional, en 2016 el consumo de carne vacuna bajó a 57,1 kg/hab/año, en 2017 se ubicó en 58,6 kg, presumiendo una tendencia a disminuir el consumo en lo que resta del año, debido a la fuerte caída, de un 16,7%, de las ventas al mercado interno, causado según Miguel Schiariti, presidente de CICCRA, por la “alta inflación y la caída del poder adquisitivo”. El relevamiento en los mostradores del Gran Buenos Aires muestra un aumento del 8,6% en el precio, respecto a agosto, informa CICCRA.

 
Mientras que en materia de exportación en agosto, se comercializaron 34.9 mil Tn peso producto de carne vacuna, el mayor desde volumen desde 2009. Los principales motivos, según CICCRA, la gran depreciación real del peso argentino y el crecimiento de los mercados chinos y ruso. Llegando a facturar u$s174.5 millones ese mes. Sin embargo el productor ganadero ha visto como el precio al que vende su producción a caído en dólares de u$s1.96 por kg a u$s 1.11, internanual septiembre de 2017-2018, en lo que respecta a los valores que muestra el IPCVA para novillos de exportación.

 
Mientras el modelo económico, que propone y ejecuta el gobierno de la Alianza Cambiemos, le entrega al capital trasnacional financiero y energético las riquezas socialmente producidas, se castiga al sector productivo nacional. En los últimos 12 meses los bancos obtuvieron el 94% de ganancias, según el BCRA, y las empresas prestadoras de servicio de distribución de gas son beneficiadas por decreto del Ministro Iguacel. Haciendo cargo al pueblo del error de un gobierno que no puede -o no quiere- controlar el dólar. Independientemente que el pago lo realice la población –consumidor/usuario de red de gas- directamente o indirectamente a través del Estado, la Patria resulta estafada por los funcionarios de un gobierno de CEOs que gobiernan para los ricos y contra las y los trabajadores.

 
Para la Guardia Hereje, el Viejo de la Bolsa le producía tanto miedo como el precio del kilo de carne. Esto que parece una casualidad, es la intencionalidad de los que odian al pueblo y lo golpean donde más le duele, en el plato de comida.

 
El sueño que propuso Néstor Kirchner fue cambiado por la pesadilla de Mauricio Macri, despertarse, despertarlos y despertarnos, es imprescindible para reconstruir la Patria. (CANPO)

Etiquetas

Notas Relacionadas