Home   /   Mendoza  /   Por el dólar, subió un poco la deuda de Mendoza
Por el dólar, subió un poco la deuda de Mendoza

La política de endeudamiento de Cornejo no demuestra solo sus consecuencias nefastas en que la devaluación del dólar la hace aumentar de un día para el otro. El inconveniente es la cantidad de deuda en dólares, que son préstamos buscados en el exterior. Los acreedores siempre buscan recursos naturales como garantía y  la aplicación de ciertas medidas económicas como interés, y Cornejo les ha estado golpeando la puerta en todas las plazas financieras mundiales, particularmente las norteamericanas. (RIN)


Pasó de $ 27.700 a 28.800 millones. En el Gobierno dicen que es “absolutamente manejable”. El último endeudamiento fue sólo en pesos.

La última disparada del dólar por sobre los 17 pesos significó que la deuda pública de Mendoza creció unos 1.100 millones de pesos en menos de un mes; con lo que el volumen pasó de 27.700 millones a los 28.800 millones por los efectos de la devaluación.

El endeudamiento provincial se reparte por mitades en moneda nacional y divisas extranjeras y todo aumento de la moneda norteamericana incide al alza en la parte dolarizada.

“Estamos en una situación cómoda y absolutamente manejable de la deuda”, remarca el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri. “El último bono fue en pesos (5.200 millones) y redujo la significación de la deuda en dólares”, remarcó. Y repitiendo posturas de los oficialismos (de uno u otro color) se apoya en que el endeudamiento actual “significa el 11 por ciento del Producto Bruto Geográfico” de la provincia.

Nieri asegura que Mendoza “no volverá a salir al mercado de capitales en lo que resta del año”, aunque no descarta eventuales nuevos endeudamientos “en la medida en la que sirvan para renegociar deuda anterior en mejores términos o tengan destino de inversión en obras o equipamiento”.

La reciente decisión del Banco Central de ponerle un techo al endeudamiento provincial, del 20 por ciento de los recursos anuales, no incidirá directamente en la provincia de Mendoza.

La resolución significa que el gobernador, Alfredo Cornejo, no podría tomar una deuda que le signifique pagos anuales consolidados de hasta 18 mil millones de pesos, pero en la actualidad los pagos equivalen a la tercera parte de este monto.

Está previsto en el presupuesto provincial que este año la Provincia terminará pagando (entre capital e interés) unos 6.300 millones de pesos, mientras la proyección 2018 permite prever amortizaciones por 7.200 millones de pesos para el 2018.

“La decisión del Central es muchísimo más restrictiva que el 40 por ciento del endeudamiento local que regía antes, pero no significa ninguna restricción para Mendoza ya que nos manejamos con la Ley de Responsabilidad Fiscal y ésta establece un límite del 15% de los ingresos como tope para endeudarse”, destaca Nieri.

La disparada del ritmo de endeudamiento tanto de la Nación como de las provincias (incluida Mendoza) entre 2016 y 2017 suscitó la medida del Central buscando evitar riesgos por sobreendeudamientos.

En realidad. la decisión del presidente del Central, Federico Sturzenegger estableció nuevos parámetros que rigen para los bancos, los que sólo podrán suscribir deuda provincial hasta el 20 por ciento de los ingresos de la provincia emisora, con la finalidad de reducir la exposición del sistema financiero a la situación del sector público provincial.

La norma comenzará a regir desde el próximo 1 de agosto y tiende a darle a los bancos una garantía de ingresos que asegure el nivel de pago del bono provincial emitido. (LosAndes)

Notas Relacionadas