Home   /   País  /  Tema del día  /   El consumo masivo en caída desde el año 2015
El consumo masivo en caída desde el año 2015

La consultora Ecolatina realizó un estudio en el que indica que desde la asunción de Mauricio Macri a la Presidencia el consumo ha disminuido en un 12%. La pérdida del poder adquisitivo y el estancamiento de los salarios han impedido que la ciudadanía en general pueda comprar más.

 

 

La caída del consumo masivo, no es caprichosa ni es un hecho aislado. Responde a la imposibilidad de poder mantener el nivel de compra ya que desde el año 2015 los salarios no han aumentado al ritmo vertiginoso de los precios de bienes de consumo familiar,  motivo por el cual los argentinos consumen menos.

Sin embargo este no el único incremento que las familias argentinas deben afrontar, el gas, el pasaje de colectivo, los combustibles, la luz, entre otros, también han aumentado su valor condenando a que cada vez tengamos que consumir menos y gastar más.

Esta tendencia en baja del consumo masivo se ve acompañada del aumento de compras mayoristas, que es la forma que muchos han encontrado para llegar a fin de mes.

Las estrategias son varias, se ha registrado que las familias han modificado su consumo en cantidad y también se ha transformado la composición de lo que se compra. En el informe de la consultora privada Ecolatina se puede observar como “el consumo masivo es una de las variables más golpeadas de los últimos años. En 2016, la actividad económica disminuyó casi 2 por ciento interanual, mientras que el consumo masivo se redujo más del doble (-4 por ciento). El año pasado el PBI trepó casi 3 por ciento, a la par que el sector bajo análisis acumuló su segundo año consecutivo de caída (-1 por ciento)”.

Antes de asumir como presidente Mauricio Macri, se paseó por todos los programas de televisión diciendo que bajar la inflación “era lo más fácil…A final del segundo año estamos en un dígito, estate seguro, esto es lo más fácil.” A más de dos años de su asunción podemos decir, en primer lugar, que sus declaraciones solo formaban parte de una mentira de su campaña política ya que sólo en el 2017 la inflación fue del 24,6%.

Indudablemente, la incapacidad del gobierno por resolver los problemas de los argentinos es evidente, dada la defensa que hace de intereses distintos a los de las mayorías argentinas.

 

Notas Relacionadas