Home   /   País  /  Politica  /   El ¿insano? Macri: ve cosas que otros no vemos
El ¿insano? Macri: ve cosas que otros no vemos

El presidente off-shore estuvo de visita en Córdoba. Fiel al libreto durambabista, Macri dijo que la Argentina está pasando unos meses difíciles, pero es el camino para un gran futuro. ¿Cinismo o Insanía? Una discusión típica de 2001: en aquel año, los argentinos se preguntaban si De La Rúa era bobo o perverso. ¿Macri será un cínico perverso?

El presidente que condena a los jubilados a “morir” sin los medicamentos del PAMI, a los trabajadores a “pedir” plata a los bancos para pagar las tarifas, a cientos de argentinos a dormir en las veredas, a cientos de miles a obtener su tal vez único plato de comida en merenderos o comedores, ese mismísimo presidente que condena a miles a la pobreza, la miseria y la muerte, ese mismo dijo en Córdoba: “tenemos meses por delante que va a haber que remarla”.

Sostuvo que la devaluación “va a traer devuelta más inflación” y que el gobierno va a tener que “estar cerca porque sé que vamos a tener que poner el hombro”. “Van a ser meses que va a costar, pero yo estoy convencido de que estamos en el camino que nos va a llevar a un gran futuro”.

Cada vez son más argentinos que no llegan a mitad mes siquiera. La inflación galopante, la “devaluación” que degrada el poder adquisitivo de los salarios paupérrimos que cobran los trabajadores, todo ello, ha determinado que los que paguen el festín escuchen esto de “remarla”.

Además dijo que sabe “que estamos pasando un momento difícil, el mundo ha cambiado, ya no tenemos crédito, tenemos que ajustar nuestros gastos más rápido, pero siempre sabiendo que vamos a crecer, que tenemos con qué, estamos produciendo energía, el campo ha vuelto a producir, tenemos una cosecha récord de trigo, estamos construyendo las rutas para estar mejor conectados. El turismo va a crecer más. Vamos a tener energía para exportar, generar trabajo”.

Pero en promedio, los especuladores financieros que sostienen este gobierno se llevan mensualmente unos 1600 millones de dólares. Para tener una idea, ese monto equivale a 64.000 millones de pesos, tres veces lo que en Mendoza se destina durante un año a educación.

Por mes, Macri se rifa en la timba financiera, en cuantiosos dividendos que los especuladores se llevan a los paraísos fiscales, tres presupuestos mendocinos en educación. Por eso “hay que remarla”. Pero, ¿quiénes deben remarla? Nosotros, los argentinos de a pie, los que nos hacemos un ocho para dibujar unos pesos más, mientras las empresas de servicios “públicos” nos emplazan a pagar las usureras tarifas, mientras los bancos pretenden quedarse con nuestra casa o nuestro auto, mientras en los barrios más carenciados siguen esperando el “derrame” para poder almorzar o cenar, pues ya no tiene sentido reclamar el asfalto de la calle que se inunda con las lluvias, o mientras docentes y celadores tratan de sobrevivir a las condiciones edilicias y al magro salario que reciben de Cornejo.

Nosotros la remamos. Ellos (los bancos) dicen hacia dónde vamos. Pero ojo Macri…el pueblo puede estar dispuesto a hacer tronar el escarmiento…y no habrá cinismo, insanía, perversión o bobería que perdone…

Notas Relacionadas