Home   /   Opinión  /   El sector agropecuario profundiza la desigualdad en el reparto entre trabajo y capital
El sector agropecuario profundiza la desigualdad en el reparto entre trabajo y capital

Compartimos el artículo escrito por el Licenciado Ernesto Mattos, acerca de la actual situación de la participación de los trabajadores en el “reparto de la torta” y cómo algunos son los sectores más beneficiados, incluso, privilegiando aquellos en donde es mayor el nivel de empleo no registrado tal cómo el sector agropecuario. (RIN)


El Valor Agregado Bruto o como se conoce comúnmente, el reparto de la torta entre trabajo y capital, continúa mostrando cambios, los últimos datos evidencian un incremento de la desigualdad en la participación de capital y de trabajo.

Por otro lado, están las proyecciones económicas, según LatinFocus[1], en 2017, 2018, 2019 va a caer el consumo privado de 3.2% a 3.1% o sea, estancado; la inversión va a desacelerarse pasando del 8.6% al 6.2%; la variable desempleo al 2019 no tiene una caída abrupta sino una reducción apenas del 0.6% en tres años, todo hace pensar una economía que mantendrá el desempleo cercano a los dos dígitos; en tanto déficit fiscal en 2017 sera de 6.1% del PIB, tres veces el de 2015 (1.8% del PIB); la deuda publica seguirá creciendo en este trieño; y en este contexto de falta de inversión, desempleo cercano a los dos dígitos y déficit fiscal la variable inflación puede ser que evidencia una caída drástica pero no en un contexto de expansión económica, un crecimiento económico con poco impacto en lo social.

En términos sociales ya comenzamos a evidenciar que el trabajo comienza a retroceder, lentamente, en la participación del valor agregado generado. Primero algunas precisiones para comprender lo que se plantea, la Remuneración al Trabajo Asalariado (RTA): la remuneración de los asalariados se define como la remuneración total, en dinero o en especie, a pagar por una empresa a un asalariado en contraprestación del trabajo realizado durante el periodo contable. En forma sintética, diremos trabajo o RTA. En tanto que Excedente de Explotación Bruto (EEB) que es el saldo contable de las empresas constituidas en sociedad. Es una medida del excedente o el déficit devengado de los procesos de producción sin tener en cuenta los intereses, las rentas o los gastos análogos a pagar por los activos financieros o los activos no producidos recibidos en préstamo o arrendados por la empresa; ni los intereses, las rentas o los ingresos análogos a cobrar por los activos financieros o los activos no producidos que son propiedad de la empresa, necesarios para llevar a cabo el proceso de producción. El EEB es el capital.

Los últimos datos son del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), en su informe Cuenta Generación del Ingreso e Insumo de Mano de Obra[2],  en los primeros seis meses del 2017 muestran una mejor recuperación en la participación del trabajo en el ingreso generado con un retroceso para el capital si lo comparamos contra el 2016, mismo periodo.

En cambio si tomamos los dos trimestres de 2017 entre el segundo y primer trimestre del corriente, el trabajo retrocede 5.6 puntos porcentuales, mientras que el capital crece en 7.3 puntos porcentuales. La situación en la participación de la torta empeora para el trabajo durante el 2017. Analizando los datos del Total excluido el Sector Público, para el mismo periodo, la desigualdad crece aún más, pierde en participación un 6.5 y 8.4 puntos porcentuales en trabajo y capital, respectivamente. El sector público evita que la desigualdad sea más amplia.

Finalmente, en las actividades primarias se ve un retroceso en el trabajo, si tomamos Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura, entre el segundo y el primer trimestre, el trabajo retrocede un 16.3% y el capital se incrementa un 24%; Pesca, el trabajo cae un 25.7% y el capital crece un 26.3%; y Explotación de minas y canteras –Minería y Petróleo- el trabajo retrocede un 0.5% y el capital cae también un 7.5%, es el único dentro de la actividad primaria que experimenta esa evolución. Solo dos sectores tuvieron signos positivos para el trabajo y son Construcción y Hoteles y Restaurantes. El capital, además tuvo retrocesos en estos últimos dos sectores, antes mencionados.

Si se adoptaron medidas en favor del sector agropecuario, la realidad del trabajo parece complicarse durante este año. De los sectores generadores del ingreso, sin el sector público, las actividades primarias –Agricultura, gan., caza y silvicultura; Pesca y Minería- son los segundos en el ranking de trabajo asalariado no registrado, luego de comercio. En estos primeros seis meses se generó 1.000 personas en trabajo asalariado no registrado.

[1]http://www.lanacion.com.ar/2074211-economia-poselectoral-el-gobierno-puede-aprovechar-el-envion-del-voto

[2]http://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/cgi_10_17.pdf

Notas Relacionadas