Home   /   Economia  /  Análisis  /  País  /  Editorial  /   El “Toto” al rescate
El “Toto” al rescate

La deteriorada imagen de Sturzenegger no daba para más. Al igual que en el 2001, vuelve a pedirle disculpas al presidente por no haber logrado los objetivos que le encomendaron los más altos mandos de las finanzas internacionales y le da paso a otro que promete mayores ganancias.

El expresidente del BCRA tuvo varias complicaciones para encargarse de la entidad monetaria. Cuadruplicó, por ejemplo, el “stock” de LEBAC emitido por el Banco, asegurando que de esa manera podría controlarse y reducirse en nivel inflacionario del país, cuando esa medida coyuntural no modifica que los oligopolios de la producción manejen a gusto y piacere los precios.

Por desgracia para los laburantes, el salario viene a la baja desde que inició el gobierno macrista. No le alcanzó si quiera con modificar el presupuesto 2018, del 10% al 15% de inflación; en 6 meses ya superó el 17%. Esto quiere decir que el Estado se ha endeudado internamente en términos siderales, pagando tasas de interés en pesos de hasta el 40%, llegando a emitir 1,2 billones de pesos en LEBACS (o sea, $1.200.000.000.000, igual a 12,5 presupuestos universitarios nacionales), sin poder contener el aumento de precios que hace que en cada reunión de laburantes se entone “Mauricio Macri, la puta que te parió!”.

Para ser más claros: con la cantidad de pesos que Sturzenegger emitió en LEBACS, podría cubrirse la inversión de 12 años y medio en universidades nacionales de todo el país, incluyendo los hospitales universitarios, la inversión en ciencia y técnica, sueldos docentes, becas, etc. (1)

¿Qué pasó en el medio? El gobierno de Cambiemos se ha encargado de devaluar tanto el peso que cualquier inversor más o menos cauto prioriza volcarse al dólar para hacer dinero con dinero. Con “inversor más o menos cauto” hacemos referencia a bancos internacionales y entidades financieras de tamaños espeluznantes que timbean con el lastimoso sueldo de los argentinos. Si el peso se devalúa tanto frente al dólar, la bicicleta de las LEBAC deja de ser tan segura y pasa a poner en riesgo el negociado de los anteriores que le exigen a Mauricio un “cambio”, pero que ésta vez sea en serio. Así, partió Sturzenegger.

Entonces el dólar se fue por las nubes, ayudando a elevar la inflación, el endeudamiento no tiene precedente alguno que se le parezca, y en los hogares cada vez se come menos. Algo no cierra.

Para peor pronóstico, cambian al presidente del Banco Central y unifican el Ministerio de Economía (Finanzas y Hacienda). Caputo y Dujovne pasan a timonear el barco próximo a encallar. En éstas épocas de “turbulencias”, tantos cambios huelen raro y hacen rememorar tiempos pasados muy poco felices.

Entra, desde el banco, el Messi y el Iniesta de las finanzas

Llegó entonces Caputo. Aquel tan criticado por su cercanía con la JP Morgan, con el Deutsche Bank y varios fondos de inversión transnacionales, sin mencionar el quilombo que se le armó cuando lo procesaron por su vinculación con empresas y cuentas en paraísos fiscales, entre ellas Noctua Partners. (2)

Famoso por su capacidad e inteligencia, como las de Messi para el futbol, pero en los negocios financieros, fue quien se encargó de ordenar el pago a los fondos buitre recién asumido el gobierno por Macri, decisión que le generó buena cantidad de ingresos, ya que él mismo era propietario de bonos de deuda emitidos por nuestro país. (3)

Ahora bien, cualquiera podría pensar que es un grave error poner a un tipo con tal desprestigio a cargo del BCRA; no sólo porque sea un corrupto y ladrón, sino además porque su imagen negativa (64%) podría generar el rechazo de los argentinos. ¡Error! Si fuera por lo primero, no quedaría ni el rabino Bergman en el Gabinete, y si fuera por lo segundo, debería removerse casi a la totalidad de los miembros del gobierno especulador de Cambiemos. (4) Acá las decisiones de quién va y quién no va en cada lugar, no las toma ni Macri ni Dujovne; las toma el FMI de la otra Cristina, la Lagarde, y los “capos” de las finanzas.

Para ellos sí, Caputo, es el que les da el pase-gol, el Iniesta. No quieren un Sturzenegger, banquero que ya había cumplido con su función y con los primeros pasos respecto a la trasferencia de renta nacional al exterior, pero que podría ser un obstáculo a la hora de mantener el tipo de cambio más o menos estable. Quieren a un Caputo, porque viene de la misma rosca putrefacta de especuladores que hacen negocios con los Estados. Mucho más cercano al capital financiero que al bancario, a diferencia del que acaba de partir.

El “Toto” es un “viejo conocido en los circuitos financieros”. Bien dijimos que en el 2015 negoció en New York para pagarle a los fondos buitre, o sea pagarse a sí mismo, la interesante suma de 9.300 millones de dólares, luego de emitir bonos de deuda por 16.250 millones. Fue uno del hombre clave para conseguir, en enero de este año, financiamiento por U$S 9.000 millones, y lo mismo hace unos días, con el atosigante préstamo del FMI por U$S 50.000 millones. Fue también el “ideólogo” de la emisión de BOTES por 3.000 millones de dólares que fueron a parar directo a Templeton, en medio de la corrida cambiaria y con el fin de demostrar que todavía la Argentina tenía acceso al crédito internacional.

Junto a su compañero Nicky Dujovne, que vendría a ser el Sergio Busquets que se come todos los contrataques y sale a transmitir solo malas noticias con sonrisa forzada, ambos pergeñaron un plan para evitar que el verde siga subiendo. 7.500 de los primeros 15.000 millones que vienen del FMI se van a destinar directamente al “mercado cambiario” o a la “plaza”. El objetivo es que el dólares se mantenga, los tenedores de LEBAC renueven, y les den tiempo para resolver parcialmente el problema con las letras del Banco Central. Todo esto, únicamente para ganar un poco más de tiempo y que la bola especulativa gigante que no para de inflarse tarde un poco más en llevárselos puestos. El drama es que cuando pase, nos va a llevar puestos a todos.


REFERENCIAS

  1. https://www.minhacienda.gob.ar/onp/documentos/presutexto/proy2018/ley/pdf/planillas_anexas/capitulo1/universidades.pdf
  2. http://rinacional.com.ar/sitio/caputo-ministro-offshore/
  3. http://rinacional.com.ar/sitio/caputo-mentiroso-y-ladron/
  4. https://www.clarin.com/politica/ministros-mejor-peor-imagen-gobierno-encuesta_0_HkV1jr6cM.html

Etiquetas

Notas Relacionadas