Christine habla al país

“Lo importante es cumplir con el programa”, aseguró el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne en una escueta conferencia de prensa que brindó junto a la titular del Fondo Monetario Internacional durante la cual ambos fueron consultados sobre la inflación, el cumplimiento de las metas fiscales y por el “gasto” social. La conferencia tuvo lugar en el Centro de Exposiciones y Convenciones de Buenos Aires, donde se realiza la cumbre de Ministros de Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales del G20.

Esta semana Christine Lagarde llegó a Buenos Aires para participar de la tercera reunión ministerial de finanzas y presidentes de bancos centrales. Después de reuniones con el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, el presidente del Banco Central Nicolás Caputo y una cena en Olivos con el presidente Mauricio Macri, brindará junto a Dujovne una conferencia de prensa. El desembarco de Lagarde en la Ciudad de Buenos Aires tiene como meta ponerse al tanto de los planes de la administración macrista para bajar el déficit fiscal, frenar la suba del dólar y comenzar a reducir los vencimientos de las Lebac, como parte del programa al que se comprometió el gobierno a cambio de un crédito Stand-by del organismo por 50 mil millones de dólares, del cual ya se desembolsaron 15 mil millones.

Ayer Lagarde empezó a desarrollar las actividades previstas para su visita a la Ciudad de Buenos Aires, que después del mediodía fue escenario de diversas protestas de organizaciones sociales, sindicales y políticas en repudio del acuerdo con el Fondo y de su presencia en el país.

Para agosto está previsto que el FMI instale en Buenos Aires una delegación, con personal técnico y administrativo, encargada de monitorear el cumplimiento de las metas fiscales y económicas que acordó el gobierno de Macri. En septiembre llegará la una misión oficial del organismo para la primera revisión oficial del acuerdo, por el cual el Gobierno se comprometió a bajar el déficit al 1,3 por ciento el año que viene.

La directora gerente del FMI arribó para el encuentro de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20. Junto a ella llegaron el número dos del FMI, David Lipton; el responsable para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner; y el italiano Roberto Cardarelli, a cargo del monitoreo de la Argentina.  En la cena de esta noche, junto a Macri, están invitados también Caputo, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

La visita de monitoreo del FMI motivó la respuesta en las calles de sindicatos y movimientos sociales, que ayer marcharon para manifestarse en contra del acuerdo. También, le entregaron una carta abierta firmada por la CGT, la CTA, organizaciones sociales y dirigentes de distintas organizaciones en la que se cuestionan el entendimiento con el FMI. La misiva fue leída frente al Banco Central, después de la movilización de ayer al mediodía en la 9 de Julio, y en ella aseguran que no reconocerán el acuerdo y que consideran la nueva deuda contraída como “odiosa o execrable”.

Fuente: Página 12