Home   /   Editorial  /  Gremios  /  Mendoza  /  Entrevista  /   Molina (Sitracyt): “Es fundamental que los dirigentes sindicales participemos de la política partidaria”
Molina (Sitracyt): “Es fundamental que los dirigentes sindicales participemos de la política partidaria”

La RIN busca ser uno de los medios en donde los dirigentes gremiales y los trabajadores en general puedan expresar sus ideas o sus reclamos. Concentrados y monopolizados como están los medios de comunicación y defendiendo los intereses que defienden, no se espera de ellos ni que sean fieles ni veraces, aún habiendo excepciones. Si al campo nacional le costó siempre hallar medios para propagandizar sus consignas la RIN intenta humildemente aportar a esta causa.

En esta ocasión hablamos con *Eduardo Molina, Secretario General del Sitracyt y miembro de la CGT unificada.

***

¿Cuál es la situación del gremio en estos tiempos?

Cuando gana Macri las elecciones, nuestra sensación era de angustia, puesto que nadie se olvida de que estuvo a cargo del correo cuando lo privatizaron. En aquella época los afiliados sumábamos 22 mil. Al finalizar el desguace éramos 8 mil. Recién cuando Néstor Kirchner lo reestatiza comenzamos a crecer. Hoy somos unos 17 mil. Pero pasó también que durante el kirchnerismo tuvimos una meseta y es por las propias vicisitudes del correo postal. Las cartas tienden a desaparecer en el formato de antes y nos quedan solo las boletas.

Estamos en un plan de reconversión de la empresa, que se continúa aún hoy, en la que, entre otras cosas, buscamos dotar al correo de otras funciones que no son específicas de él. Aprovechando la enorme infraestructura que tiene, con alcance a todo el país –contrariamente a lo que sucede con los  privados-.

En lo que respecta a lo social y laboral estamos, como gremio, mejor parado que muchos otros sectores y es porque logramos durante el 2015 y 2016 un acuerdo salarial satisfactorio (que ronda el 40%). Sobretodo comparándolo con la difícil situación que le toca a los otros.

Ahora hay nueva negociaciones, desde el gobierno aseguran que no homologarán por encima del 17%. ¿Cómo ven esta situación?

Va ser complicado. Como somos un gremio de empresa, no de actividad, la vinculación entre el gremio y los directores es estrecha y dependemos mucho de cómo le vaya a la empresa en cuanto a nuestra existencia y nuestro salario.

Ya hemos anticipado que el 17% no cierra porque no alcanza para vivir. En marzo abril deberíamos estar conversando eso.

¿Cómo es que terminan siendo un gremio de empresa?

Cuando la dictadura militar decide desregularizar la actividad el correo de bandera era monopólico. Coincidía la época en que los bancos mandaban sus resúmenes por carta. La excusa fue que el correo por si solo no alcanzaba a cubrir la demanda. La actividad se parte en dos. Lo estatal para nosotros y los privados, como andaban en camioneta, a Camioneros.

Sabemos que son parte de la CGT unificada ¿cómo van a actuar respecto al paro y movilización planteado para marzo?

Vamos a seguir lo que se ejecute a nivel nacional. En Bs. As. trabajarán hasta las 12 y luego paran y movilizan, nosotros deberíamos buscar también una forma similar.

Estamos todos muy consustanciados con la situación general del país. Y la reunificación de la CGT nos ha venido muy bien respecto de esto.

¿Cómo es la relación con Cornejo?

Hay que diferenciar la relación que tiene con los estatales, que es mas tensa, -básicamente porque es el que paga sus sueldos- y otra es con nosotros, quienes hace quince días nos reunimos con él cuando se rompía a nivel nacional el dialogo. Sabemos quien es Cornejo y qué intereses representa, más allá de que tenga “cintura” política. Le planteamos los problemas de la provincia que son, en torno a los aumentos, similares en el país. Propusimos armar consejos de producción y trabajo para no ser “convidados de piedra” del gobierno. Nos daría la posibilidad de influir en las decisiones sin dejar de defender a los trabajadores.

Hubo llamativamente más resistencia a Cornejo en las calles que en la legislatura ¿Faltan trabajadores en la política partidaria?

Es fundamental que los dirigentes sindicales participemos de la política partidaria. La misma realidad lo muestra: uno puede tener bien el sindicato pero necesitamos recuperar las conquistas que otrora teníamos y perdimos justamente en el terreno de la política.

Nos pasó, por ejemplo, con los impuestos al automotor e inmobiliario que organizaciones civiles sin fines de lucro -como son los sindicatos- no pagábamos y ahora sí ¡y nadie levanta la mano para decir nada cuando se trata el presupuesto!

Si el dirigente obrero llega gracias a sus bases a ellas debe responder. No sucede siempre eso, a veces hasta políticos de la oposición terminan siendo funcionales a la Alianza Cambiemos. Hay compañeros que levantaron la mano cuando el conflicto con los trabajadores de Troles y con los del casino.

¿Encuentran hoy día un canal de expresión partidaria en el PJ?

Hoy el movimiento obrero tiene la secretaría gremial del partido y planeamos tener participación política dentro de él reunirnos con Félix, comentarlo en el plenario de la CGT de este mes. Pero la CGT tiene que dedicarse a la lucha gremial sin mirar la ideología del trabajador y solo parte de ella permanecer en la discusión político-partidaria.

Parecido a la función de las 62 organizaciones y la CGT después de la caída de Perón.

Tal cual. No debemos permitir, sin embargo, que lo partidario debilite a los dirigentes gremiales en cuanto sus reivindicaciones y acabar siendo gerentes de poder del gobierno. Ya tuvimos el ejemplo de Pringles en la Subsecretaria de Trabajo.

¿En la actualidad tienen otra forma de hacer llegar las posiciones de los trabajadores?

Es complicado, pero le hicimos llegar a Cornejo un documento dese la CGT que habla sobre los reclamos, las dificultades y la necesidad de modificar la matriz productiva provincial. Esperemos que respondan antes que la realidad nos apure otras medidas.

Después de la crisis en que los Macri pusieron al correo argentino ¿Por qué crees que hace un año muchos trabajadores lo votaron?

Hubo errores propios que fueron capitalizados por el equipo de Macri. Cristina tensó la relación con parte de los trabajadores tal vez de forma innecesaria, diferente al trato que tuvimos con Néstor y sin dudas falencias que no eran tan grandes fueron “manijeadas” por medios de comunicación. Con la lucidez que tenía para plantear cosas en la ONU cometió algunas imprudencias políticas que nos costó las elecciones. Pero que no queden dudas las elecciones se perdieron contra los medios concentrados de los cuales Macri es el Gerente.

*Eduardo Molina – Secretario General Sindicato de Trabajadores de Correo y Telecomunicaciones – SITRACYT Mendoza.

Etiquetas

Notas Relacionadas