Home   /   País  /   La crisis de las finanzas recién comienza
La crisis de las finanzas recién comienza

El macrismo no se encuentra combatiendo la corrida financiera, la está dirigiendo para evitar el colapso a corto plazo de su gobierno.

Entre 14 y 15 de mayo el Banco Central vendió más de 1.100 millones de dólares, sumados a los 2.040 millones de marzo y los 4.731 millones de abril para contener el alza de la divisa yanqui. Pero mientras continúe el endeudamiento y la especulación, poco más puede aguantar el país.

La bicicleta financiera depende para su funcionamiento del continuo ingreso de fondos para evitar el colapso del sistema. ¿Cómo sino puede el gobierno pagar tasas de interés récord a nivel mundial en un contexto de crisis? Concretamente pagó un promedio de $ 5.550 por segundo de intereses sólo por las Lebacs según la Universidad de Avellaneda. Para lo que resta del año en otras deudas, los pagos suman 19.000 millones de dólares.

La misma acumulación de intereses exige mayores fondos extraídos del mercado interno (vale decir de los argentinos) y de sumas crecientes de financiamiento extranjero.

La tasa de interés de los bonos a 10 años en los Estados Unidos superó el 3% el día de hoy y alcanzó su valor más alto desde 2011. El Estado norteamericano llama a los fondos de todas partes y como respuesta la gran mayoría de los países han devaluado fuertemente. El retorno de los dólares a EEUU por ésto, sumado a los peligros de la falta de pago, hace que a Macri no quede quien más le preste que el FMI.

Este viernes el FMI daría su primera respuesta ante el pedido de auxilio financiero del gobierno. Las primeras señales de apoyo no tardaron en llegar, un funcionario del organismo declaró: “Argentina tiene un tipo de cambio flotante, cuyo nivel es determinado por el mercado. Apoyamos plenamente esta política cambiaria.”

En menos de seis meses, la moneda nacional se ha devaluado un 40%. La compra masiva de dólares, en un sistema de “flotación sucia” afecta profundamente el desarrollo de la economía nacional, atacada por las importaciones de bienes e insumos y los sectores que marcan sus ganancias en dólares (para luego llevársela al exterior). (1)

Como ejemplos, en un año el valor del UVA (unidad de cálculo de la que dependen los préstamos) pasó de $18,68 a $23,43. Por otro lado las empresas que controlan el mercado de los alimentos en el país, acaban de subir los precios un 10%. Recordemos que la inflación de abril superó 2,7% y el acumulado del año llegó al 9,6%.

Dujovne negocia con el Fondo mostrando los últimos resultados, una disminución del déficit primario del 44% en abril, lograda a base de mayor ajuste y recaudación. Sin embargo en el FMI son expertos en los detalles, si se suman los pagos de intereses de la deuda pública, el déficit a crecido casi un 13% en términos reales. Al organismo internacional no le interesan los porcentajes imaginarios que tanto les gusta divulgar a Cambiemos.

Mientras tanto en nuestro país Caputo ingresó al mayor fondo de especulación del mundo, BlackRock, junto a sus amigos buitres. Los nuevos negocios ligados a los bonos BOTE suman más de 2.000 millones de dólares.

En lo que fue el día más agitado para el gabinete, se renovaron el 100% de las Lebacs, pero a un costo fenomenal para los argentinos. Hace días la tasa de interés de estos bonos se encontraba al 26%, hoy aumentó hasta el 40%. La fortuna que equivale a MAS DE LA MITAD de todos los pesos que circulan en el país, pagarán un 14% más de interés.

La bola de nieve que genera la deuda pública no ha hecho más que acelerar su crecimiento. Algunos estiman que el gobierno necesitará no sólo 30.000 millones de dólares del FMI. El monto necesario sería de unos de 50.000 millones de dólares para cerrar los números de la especulación financiera. Eso será pagado por los argentinos con los ajustes por venir.

 

Notas Relacionadas