Home   /   País  /   La estafa energética del macrismo: Los ganadores del Tarifazo
La estafa energética del macrismo: Los ganadores del Tarifazo

El multimillonario pago del gobierno a las empresas de gas con fondos del Estado, no es más que la continuación de su política que favorece a las empresas energéticas en perjuicio de los argentinos. A continuación compartimos una nota sobre el tema publicada en RIN, antes del estallido de la devaluación y el acuerdo con el FMI. Luego de todo lo que pasó y las últimas maniobras del macrismo, no cabe la menor duda que la estrecha relación del gobierno y las energéticas se profundizará. (RIN)

Nombres como EDENOR o ECOGAS son reconocidos por muchos argentinos a la hora de putear cada dos meses. Ahora bien, es tiempo de conocer a aquellos que están detrás del robo a los argentinos.

Podemos comenzar con el amigo personal de Macri, Nicolás Caputo. Su familia posee el 23% de la Sociedad Argentina de Energía S.A. (SADESA), la segunda generadora de energía eléctrica más importante del país. La misma posee participación en distribución eléctrica y gasífera. Concretamente tiene acciones en Central Puerto, Hidroeléctrica Piedra del Águila, Central Térmica Mendoza y Central Térmica La Plata Cogeneración. Participa en Edesur y controla ECOGAS, la principal accionista de Gas Cuyana y de Gas del Centro.

Otros de los accionistas de SADESA son Carlos Miguens Bemberg (ex dueño de Cervecería Quilmes), Eduardo Escasany (el principal accionista del Banco Galicia), los hermanos Ruete Aguirre (dueños de  las distribuidoras de electricidad Edesal-San Luis, Edelar-La Rioja y Edesa-Salta) y Guillermo Reca (otro amigo de Macri).

En la mayor empresa eléctrica del país, Pampa Energía, encontramos a Luis Caputo, ex Ministro de Finanzas y presidente del BCRA. Este Caputo, más famoso y mentiroso, antes de llegar al gobierno dividía su tiempo entre ser el gerente de Pampa Energía y esconder su fortuna en las Islas Caimán. Para más detalle, en Pampa Energía participa el inglés John Lewis. El mismo que invitó a Obama y Macri a su casa en la Patagonia. Lewis hizo una fortuna especulando por el valor de la libra esterlina junto a George Soros. Ya vemos donde aprendió Caputo a robar dinero a costa de fondos públicos.

Pasemos ahora al dueño de Pampa Energía, Marcelo Midlin. El mismo es también dueño de EDENOR, Transener (la mayor transportadora eléctrica) y TGS (la segunda mayor transportadora de gas) y SACDE (Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico). Esta última originalmente se llamaba IECSA, era  la tercera constructora más grande del país, y se la compró al primo de Macri, Angelo Calcaterra. Como detalle, SACDE maneja junto a Oderbretch el soterramiento del ferrocarril Sarmiento en Buenos Aires.

Volviendo a Pampa Energía, sin tener en cuenta los costos operativos y el ocasional soborno, en 2017 ganó $2.845 millones en generación de energía, $ 2.098 millones en distribución de energía y sumó $2.614 millones en la venta de petróleo y gas. Al terminar el 2017, Pampa Energía obtuvo $ 5.670 millones de ganancia pura. La misma empresa es parte de Transener, la cual multiplicó el valor de sus acciones por cuatro sólo un año.

En mayo de 2017, con Caputo en el Ministerio de Finanzas y Basavilbaso en la Comisión Nacional de Valores, habían aprobado la venta de las acciones que tenía la Anses en Petrobras Argentina por 156 millones de dólares. Se vendió a Pampa Energía.

La venta fue a un precio tan bajo que los funcionarios Caputo y Basavilbaso fueron imputados judicialmente junto funcionarios del Fondo de Garantía de Seguridad. La venta de acciones podría implicar un perjuicio por más de 76 millones de dólares y 19 mil millones de pesos a en las arcas del Estado. El día de hoy la Justicia Federal autorizó la fusión de Pampa Energía y Petrobras por 1.300 millones de dólares.

Entre las cinco empresas que más vieron crecer sus acciones en el país, cuatro son empresas energéticas y de estas, tres están relacionadas al trío Nicolás Caputo-Marcelo Midlin-Luis Caputo, todos cercanos a Macri. 

Después de todo esto queda claro que los ganadores del tarifazo son un grupo muy selecto de socios y amigos del presidente, los cuales comparten el botín con el financista ocasional. Sólo a los que manejan el gas, les estamos pagando una fiesta de $21.000 millones en un año.

Notas Relacionadas