Home   /   Mendoza  /  Gremios  /  Tema del día  /   Lo que Cornejo no “comprende” del salario docente
Lo que Cornejo no “comprende” del salario docente

Según nuestra Constitución Nacional y la Ley Nacional de Empleo Nº24.013, el salario debe de asegurar la alimentación adecuada, vivienda digna, condiciones de vida respetable, educación, vestimenta, asistencia sanitaria, transporte, recreación, vacaciones, previsión y demás disposiciones.

En la actualidad, donde el salario argentino es el que mayor deterioro del poder adquisitivo ha padecido en comparación con el resto de los países de la región (acumulando una caída de 6,1% en los últimos dos años, según un informe de la Universidad de Avellaneda) nos parece irracional la discusión paritaria que pretende llevar a delante Cornejo con los trabajadores mendocinos, particularmente los docentes.

Hasta el momento, desde el gobierno provincial no se mueven del aumento del 15% en tres partes. “Hasta junio, según la oferta del Gobierno, los docentes habrán recibido 10,2 por ciento de suba, equivalentes a dos cuotas. La tercera cuota, del 5,5 por ciento, se pagará recién en noviembre.” Con posibilidades de colocar una “cláusula gatillo” y unas monedas extras en útiles e indumentaria. Las discusiones no se retomarán hasta el próximo 15 de febrero, donde el comienzo de clase estará a la vuelta de la esquina.

El proceso de deterioro del poder adquisitivo nacional y provincial en los últimos dos años tuvo su raíz en el incremento sostenido de los precios, con un desacople muy marcado respecto de la variación en los ingresos en el año 2017, según el mismo informe de la Universidad de Avellaneda. Esto se observa nítidamente en la provincia de Mendoza, dónde su gobernador tiene por costumbre tapar la discusión paritaria con aumentos salariales, a la baja, por decreto.

En la última reunión con el gremio docente dejaron caer, en forma de coqueteo, la posibilidad de analizar, bien entrado el año 2018, si el incremento fue el adecuado o no partiendo de la evolución del Índice de Precios al Consumidor que confecciona el INDEC (Zona Cuyo). Lo que vulgarmente se le llama “cláusula gatillo”.

El gobierno no lo dice, pero con esta clausula estaría reconociendo la posibilidad que la inflación supere en la segunda mitad del año el aumento del 15,7% que ha ofrecido, y deba rediscutir. Pero lo que no dice tampoco es cómo los trabajadores de la educación en su conjunto vienen arrastrando una caída de su poder de compra desde que aumenta por decreto en proporción menor a lo estipulado por la inflación. Lo que deja en falsa escuadra de forma permanente a los trabajadores.

 

(Con información del mdzol)

Etiquetas

Notas Relacionadas