Home   /   Gremios  /  País  /  Opinión  /   Lobo Suelto
Lobo Suelto

El siguiente volante fue elaborado por CANPO, que si bien es una organización completamente ajena a esta Revista, comparte algunos puntos en común con su línea política y editorial. En este caso, la caracterización del RENATRE: ” quienes deben garantizar los derechos de los trabajadores agrarios son sus empleadores”, y no hablamos de cualquier patronal, sino del ente reaccionario, más golpista y opuesto a los derechos de los peones de la historia del país, la Sociedad Rural. -RIN

“Dije que el lobo estaba sordo, que no escuchaba más, ante tanto mensaje sonso, tanta infidelidad”, cantaba Carlos Solari en los ’90. Las canciones que trascienden el tiempo son las que sus letras se adaptan a más de un hecho puntual y te trasladan al pasado y al presente rápidamente. Esto sucede con varias canciones de Los Redondos de Ricota.

El Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE), fue forjado en un tiempo donde el Estado estaba ausente, en el año 1999, para luchar por la dignificación del trabajador rural y su familia, aunque sin otorgarle los derechos laborales a los trabajadores. Siendo Gerónimo Venegas, el Momo, el dirigente más famoso de los trabajadores rurales, por lo menos del gremio UATRE.

El 2017 se fue junto con el Momo, el rey momo, que desde 1996 manejaba la Obra Social de Personal Rural y Estibadores de la República Argentina (OSPRERA), y en 2011 fue implicado por la Justicia en el manejo irregular de medicamentos acusado de “asociación ilícita y comercialización de medicamentos peligrosos para la salud pública”, procesado por el juez federal Oyarbide. También estaba sospechado como cómplice de explotación y desaparición de Daniel Solano en 2011, detenido tras protestar contra la empresa Expofrut, por las condiciones precarias en las que trabajaba y organizar a los trabajadores para reclamar sus derechos legales. Por lo que a través de la Ley 26.727, Nuevo Estatuto del Peón Rural que recuperó los derechos de los trabajadores y trabajadoras agrarios, se creó el RENATEA como organismo de control para reemplazar un organismo viciado de corrupción.

El 2018 trajo como responsable de RENATRE (restituido por el CAMBIO de futuro por pasado), a Abel Guerrieri de la Sociedad Rural y Alfonso Máculus de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), que ocupará el cargo de Vicepresidente. Es decir que quienes deben garantizar los derechos de los trabajadores agrarios son sus empleadores. Sociedad Rural cuyo ex presidente, Luis Miguel Etchevehere, fue denunciado por trabajo esclavo desde 1976 a los hermanos Cornejo, recién cuando el Estado Nacional, a través del RENATEA (organismo creado por ley en reemplazo del RENATRE), asumió el rol de proteger al sector más vulnerable de campo argentino.

Mientras el Rey Momo “ejercía” sus funciones sindicales y manejaba el RENATRE, parecía que el lobono cuidaba las ovejas, porque tenía un acuerdo con el perro y el carnero. El empujón electoral de 2017, le dio a la Oligarquía subordinada al Imperialismo Trasnacional, la fuerza necesaria para soltar todo lobo viejo, que masticaba la bronca de 12 años viendo al pueblo usar la plaza de mayo para vitorear a Néstor y a Cristina, los primeros líderes del peronismo del nuevo milenio.

Soltaron el lobo sordo y viejo, mientras el lobo joven, el más sanguinario y el más voraz, avanza. Es que mientras la oligarquía de la mesa de enlace argentina no escucha, el Capital Financiero Trasnacional y la derecha trasnacional avanza arrasando todo lo que huela a pueblo a lo largo y ancho del continente. Lo que el lobo viejo no sabe es que después, también vendrán por él.

“La ruta está repleta PESADILLA!!!!” reza el tema musical, mientras el estribillo dice: “Maté y Maté, Maté y Maté”, trayendo las recientes imágenes que no dejan de pasar por nuestras mentes. Como tampoco se borran las imágenes de las luchas que dimos como pueblo argentino y latinoamericano, que viven y se multiplican en cada nieto que aparece, en cada compañero que te abraza, en cada trabajador y trabajadora, en cada jubilado y jubilada que sale a la calle a enfrentar la pesadilla, a entregarse en lucha por el prójimo amándolo hasta el último latido.

Notas Relacionadas