Home   /   Latinoamerica  /   Los intentos por desintegrar la UNASUR
Los intentos por desintegrar la UNASUR

 

Desde los tiempos en que reinaba la corona española, en nuestro continente hubo quienes lucharon para lograr la independencia de la injerencia europea y de cualquier otra dominación extranjera. San Martín y Bolívar (entre otros) encabezaron esa lucha por la integración y liberación de los pueblos sometidos al yugo absolutista de la época.

Hace algunos días, y con motivo de la visita oficial del presidente español Mariano Rajoy, los hechos inauditos dejan perplejos a los argentinos. El vendepatria de Macri hizo que nuestros Granaderos, aquellos que habían luchado heroicamente contra los realistas, desfilaran portando banderas españolas.

Si esto es visto como una actitud diplomáticamente estratégica para Cambiemos, no es casual que la Argentina, presidida por este idiota útil, se retire temporalmente de la UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas).

Nuestro país no es el único en suspender su participación del organismo supraestatal. Brasil, Chile, Paraguay, Colombia y Perú también lo han hecho. Alegan que la decisión está tomada debido a la acefalía en la Secretaria General. Desde enero de 2017 no se ha logrado llegar a un consenso en la elección del sucesor de Ernesto Samper Pizano. Debemos recordar que el ocupante de ese cargo es designado conjuntamente por los Jefes de Estado de los países miembros. Por su parte, en la Presidencia Pro Tempore van rotando anualmente los presidentes de cada integrante por orden alfabético (por país). Argentina ocupó dicho lugar a través de Mauricio Macri hasta el 16 de abril, fecha en la que asumió Bolivia.

Es toda una paradoja que Macri haya presidido este organismo de carácter latinoamericano y de tan alta importancia para los intereses de la región, entendiendo que debía de suspenderse la participación argentina en el mismo.

Lo que verdaderamente encierran estas acciones son sus posicionamientos políticos, contrarios a construir una identidad y ciudadanía suramericana; poco les interesa el desarrollo de un espacio regional integrado.

En su documento fundacional, la UNASUR promueve un proyecto de integración regional, tiene como objetivo construir de manera participativa y consensuada un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico, político y comercial entre sus integrantes, para establecer los primeros pasos de una integración mayor en la región, utilizando el diálogo político, las políticas sociales, para tratar asuntos relativos a la educación, energía, infraestructura, financiación y medio ambiente entre otros, para eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclusión social, la participación ciudadana y fortalecer la democracia.[1]

Frente a esto, los gobiernos antinacionales de los países arriba mencionados, claramente en desacuerdo con los principios que reza su constitución se retiran. De hecho, desde que asumieron Macri, Temer (a través de un golpe institucional), Vizcarra (luego de dimitir Kuczynsky por vinculación con causas de Odebrecht), Piñera y Cartes, han llevado adelante políticas económicas, sociales, culturales y educacionales en contra de las clases más desprotegidas de la región, saqueando nuestros recursos y riquezas, transfiriéndolas al exterior. Todo ello siguiendo las reglas de su esclavista EEUU. ¡Con esto sí están de acuerdo!

Es que, si en algún momento EEUU “dejó pasar” el Mercosur porque podía ser la unidad de un patio trasero que le comprase sus mercancías al finalizar la guerra fría, al tiempo se dieron cuenta que habían cometido un error[2]. “Fue una distracción” se diría en épocas de Clinton[3], al revelarse que, cuando aparecen estas organizaciones supra-estatales encontramos soluciones a nuestra situación de dominados, y no al revés.

En la pasada Cumbre de las Américas, el Presidente Evo Morales denunciaba estas políticas llevadas adelante en detrimento de los pueblos.

Poco tiempo después, el 20 de abril de 2018 Estados Unidos manda a no distraerse nuevamente: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú decidieron, esta vez, atentar contra la posibilidad de una unión regional. Una nueva guerra fría está comenzando y los países dominados, ya lo saben, compran mejor cuando están desunidos.

 

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Unasur

[2] Piñeiro Iñiguez, Nación Sudamericana

[3] Relato de Methol Ferré, citado por Luis Vignolo en “Así lo vieron”

 

Etiquetas

Notas Relacionadas