Home   /   Latinoamerica  /  El Mestizo  /   Los perros falderos quieren suspender a Venezuela de la OEA
Los perros falderos quieren suspender a Venezuela de la OEA

Hace unas semanas se produjo un cruce entre Venezuela y Perú debido a las declaraciones que tuvo el flamante presidente peruano. Disertando en una universidad norteamericana dijo que Estados Unidos no tiene problemas con América Latina, porque “es como un perro simpático –nosotros, los latinoamericanos- que está durmiendo en la alfombra y no genera ningún problema pero en el caso de Venezuela, ese sí es un gran problema”.

A lo que le valió la, acertada, respuesta de la Canciller Delcy Rodriguez: “es un cobarde. El único perro simpático que hay en Latinoamérica es él (Kuczynski), que le mueve la cola al imperio, al igual que el otro que está en la OEA”.

Y el problema ahora es justamente el otro que está en la OEA: el uruguayo Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos.

La OEA, desde su génesis, es la organización creada por EE.UU. para influir y entrometerse en los asuntos internos de los países latinoamericanos. Para que seamos sus perros simpáticos acurrucados bajo sus pies. A diferencia de lo que dice el cipayo de Kuczynski, los intereses yanquis en la región son quizás los más importantes para ellos. La reactivación de la IV flota y las casi centenar de bases militares lo comprueban. Creer lo contrario es de otario. ¿Es posible desconocer la acciones de EE.UU. en el triunfo electoral de Macri en Argentina y el golpe de estado de Temer en Brasil, por ejemplo? Sin recurrir a las armas, su política más eficaz ha sido la intriga y, sobre todo, la colonización cultural.

Estados Unidos y Gran Bretaña dijeron que Venezuela no cumple con los derechos humanos ni con su Constitución, no respeta la Asamblea Nacional, tiene que llamar a elecciones etc, etc. Y casi a la par, el gorila de Almugre (como le dijo Maduro) inicia un proceso para suspender a Venezuela de la OEA. Paso previo para una intervención extranjera, interna o externamente.(RIN)


Almagro recomienda suspender a Venezuela de la OEA si Maduro no convoca elecciones en 30 días

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, exhortó formalmente a los gobiernos del continente a suspender a Venezuela de la organización si el gobierno del presidente Nicolás Maduro no celebra a la brevedad elecciones generales libres, justas y transparentes.

Almagro, quien presentó el martes su nuevo informe sobre la grave crisis del país petrolero, declaró que el gobierno venezolano actualmente “viola todos los artículos de la Carta Democrática Interamericana” y resaltó que los países de la región están comprometidos por ese documento a defender los maltratados derechos de los venezolanos.

“Aprobar la suspensión del desnaturalizado gobierno venezolano es el más claro esfuerzo y gesto que podemos hacer en este momento por la gente del país, por la democracia en el continente, por su futuro y por la justicia”, concluye Almagro en su escrito, enviado al Consejo Permanente para que lo distribuya a las delegaciones.

El documento recomienda que la organización otorgue al régimen bolivariano un plazo de 30 días para convocar elecciones generales y para que cumpla una lista de exigencias, que incluyen la liberación de los presos políticos, la validación de las leyes que han sido anuladas por el chavista Tribunal Supremo de Justicia, la elección de un nuevo Consejo Nacional Electoral y el nombramiento de nuevo magistrados bajo los procedimientos establecidos en la Constitución.

Para sustentar su petición de suspender a Venezuela si no da estos pasos, Almagro recuerda que el artículo 20 de la Carta, el que invocó el pasado mayo, estipula que si fracasan las gestiones diplomáticas o ante un caso de urgencia, el Consejo Permanente puede convocar de inmediato una Asamblea General extraordinaria.

Y el artículo 21 indica que si la Asamblea, el máximo órgano de la OEA, integrado por los cancilleres de los 34 países, constata que se ha producido “la ruptura del orden democrático en un Estado Miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas”, puede suspender a ese Estado de su participación en la OEA.

Para ello se necesitan dos tercios de los 34 países que forman la OEA y la suspensión entraría en vigor de inmediato.

Esta es la conclusión de su nuevo informe crítico sobre Venezuela, de 75 páginas, en el que actualiza el que publicó el pasado 31 de mayo, con el que invocó la Carta Democrática de la OEA, iniciando así el proceso aún abierto para suspender a Venezuela del organismo.

Por otra parte, Almagro exhortó a los países miembros a no dejarse confundir por el proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición, que según el secretario general solo ha servido para confundir y “crear una cortina de humo”.

“Las gestiones diplomáticas realizadas no han dado por resultado ningún progreso. Los reiterados intentos de diálogo han fracasado y los ciudadanos de Venezuela han perdido aún más la fe en su gobierno y en el proceso democrático”, dijo Almagro en el documento.

“Ese mecanismo de dialogo fue decisivamente funcional a la estrategia del gobierno de sostenerse en el poder a partir de reiteradas y continuadas violaciones a la Constitución. Esas violaciones a la Constitución tuvieron efectos devastadores sobre los derechos del pueblo y de los representantes electos por la gente”, insistió.

El documento también señala que los miembros del Consejo Permanente de la OEA, así como la comunidad internacional, han sido testigos de la agudización de la crisis económica, social, política y humanitaria en Venezuela.

El estado de derecho ya no está vigente en Venezuela; ha sido eliminado por un poder judicial completamente controlado por el Poder Ejecutivo, que ha anulado cada ley aprobada por la Asamblea Nacional (AN) así como sus potestades constitucionales o los derechos del pueblo, dijo.

“El pueblo de Venezuela se enfrenta a un gobierno que ha dejado de ser responsable. La Constitución ha dejado de tener sentido”, agregó el documento, ante de instar a los estados miembros a actuar, señalando que “la democracia y los derechos humanos son valores que deben estar por encima de la política. La tarea que tenemos ante nosotros es apoyar a Venezuela y restaurar los derechos de su pueblo”.(elnuevoherald)

Etiquetas

Notas Relacionadas