Home   /   Análisis  /  Editorial  /   Macri ajusta sobre los derechos de los niños
Macri ajusta sobre los derechos de los niños

La reducción de la pobreza es supuestamente una de las metas del gobierno de Mauricio Macri. A pesar de ello esta se incrementa y cala profundamente en la infancia, al punto que en 2017 – 6 de cada 10 niños – son pobres en nuestro país según el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA).

Una de la formas que se puede representar, estadísticamente,  la pobreza en la infancia es a partir de medir las múltiples dimensiones del desarrollo humano y social desde un enfoque de derechos.  Entiéndase la capacidad de los niños/as y adolescentes de acceder a los derechos adquirido declarados en la Convención de los Derechos del Niño (ONU, 1989), la Ley de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (Ley 26.061), y más recientemente los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS, 2015).

En este marco, la metodología para medir las privaciones en el ejercicio de derechos en la infancia propuesta en el trabajo del ODSA considera seis dimensiones de derecho: Derecho a la alimentación, al saneamiento, a una vivienda digna, a la atención de la Salud, a la estimulación temprana (0-3 años) / Educación (4-17 años) y Derecho a la información.[1]

Observemos la siguiente imagen donde se manifiesta la incidencia de las privaciones, clasificadas en el marco de “totales” y “severas”, donde la primera por ejemplo, hace referencia a los a los Niños/as y adolescentes que pasaron hambre en los últimos 12 meses por falta de dinero para comprar alimentos; y la segunda, a los niños/as y adolescentes que pasaron hambre en los últimos 12 meses por falta de dinero para comprar alimentos y que no han recibido alimentación gratuita.

Una primera conclusión es que para el 2017 se calculó que sólo el 35% de la infancia y adolescencia no experimenta privaciones, lo que hace un 65% que por lo menos sufre una. En materia de derecho de alimentación se estima para el mismo período que, 1 de cada 10 niños/as residió en hogares vulnerables en términos de acceso a los alimentos. Desde el 2015 se registra una tendencia escalonada en ascenso de la incidencia de las privaciones llegando a los porcentajes que trepan al 18% en la infancia pobre en términos monetarios, 14% en la población que recibe asistencia económica por parte del Estado, según el mismo informe.

En punto a esto, las políticas de ajuste llevada adelante por el gobierno de Cambiemos (tarifazos creciente, devaluación de la moneda, cierre de paritarias por debajo de la inflación, despidos y represión a los trabajadores etc.) son las principales causa del incremento y deterioro de las malas condiciones de vida y por ende de ejercicio de los derechos infantiles en nuestra sociedad.

Sólo con los datos expuestos se puede afirmar que, la campaña de “pobreza cero” de Macri, es tan cierta como la reactivación de la economía a partir de las propinas de la clase media. Concomitantemente se despoja a los niños de sus derechos se mantiene aceitada la bicicleta financiera, hoy la única privilegiada.

 

[1] Tuñón, I. (2018). Diferentes representaciones de la pobreza infantil en la Argentina (2010-2017). Recuperado: http://wadmin.uca.edu.ar/public/20180513/1526223714_2018_Observatorio-BDSI-DOCUMENTO-INVESTIGACION_INFANCIA_POBREZA_Boletin-1.pdf

 

Etiquetas

Notas Relacionadas