Home   /   Mendoza  /  Universidad  /   ¿Por qué Macri y la Franja Morada no quieren que empiece el torneo de fútbol argentino?
¿Por qué Macri y la Franja Morada no quieren que empiece el torneo de fútbol argentino?
¿Por qué Macri y la Franja Morada no quieren que empiece el torneo de fútbol argentino?

Un nuevo problema se suma a la vida de los argentinos desde que los CEO´s de las grandes empresas multinacionales gobiernan el país junto al Partido Radical y su rama universitaria “Franja Morada”: en febrero no arranca el torneo de fútbol, los clubes están en bancarrota y no pueden pagar los sueldos a futbolistas y demás trabajadores. Pero ¿cómo se llegó a esta situación? ¿Qué interés se esconde detrás de la crisis que atraviesa el fútbol argentino?

Macri decidió cancelar unilateralmente el contrato de Fútbol Para Todos que se extendía hasta 2019 faltando, una vez más, a una de sus promesas de campaña (prometió que FPT iba a seguir vigente). El Estado le debe a la AFA 530 millones de pesos (350 millones correspondientes a la cuota de diciembre del 2016 por los derechos de televisación  y otros 180 millones de Radio Televisión Argentina por rescindir el contrato). En fin, Macri no paga y los clubes no pueden afrontar ni siquiera sus gastos corrientes. Para que aparezca la guita, el gobierno exige primero que se reforme el estatuto de la AFA de acuerdo a como pide la FIFA (grandes chorros a nivel internacional, véase FIFAgate), reduciendo los integrantes de la Asamblea, creando la Superliga y obligando a los clubes a renunciar al juicio contra el Estado por haber suspendido unilateralmente el FPT.

Pero por sobre todas las cosas esta extorción económica tiene como fin último apretar a los clubes para que Mauri pueda hacer como presidente lo que no pudo como dirigente de fútbol en los 90´: Privatizar el fútbol, permitiendo que los clubes sean administrados por Sociedades Anónimas Deportivas (que hoy no están permitidas por el estatuto de la AFA) que reemplacen a las Sociedades Civiles sin fines de lucro. En síntesis, con este cambio en el estatuto, ya no serán los socios que pagan la cuota todos los meses; que pasan tardes enteras de sus vidas en el club, o que van a alentar al equipo todos los domingos a la cancha quienes elijan a la Comisión Directiva que dirija al club sino los empresarios-accionistas que lo único que buscan es incrementar sus ganancias. Es la lógica de la renta financiera que hoy domina el mundo manejando la pasión de miles de argentinos y argentinas. Se le quita así la función social y cultural al fútbol nuestro de cada día y se aceita aún más los mecanismos que lo convierten en un negocio millonario a escala mundial. No nos sorprendamos si el próximo superclásico se juega en El Monumental “Coca-cola” Stadium o en La Bombonera “Pepsi” Stadium.

Mención aparte merece el hecho de que de ahora en adelante habrá que pagar para poder ver los partidos, ese “bien cultural y espiritual” que es el fútbol para los argentinos dejará de estar totalmente democratizado y sólo quienes puedan pagar el “decodificado” verán los goles y gambetas. El resto que se contente con mirar tribunas en el mejor de los casos.

Las multinacionales que compiten por la licitación televisiva son la FOX/Turner y ESPN, dejando a Clarín afuera del negocio.

Según Javier Cantero, Ex presidente del Rojo de Avellaneda, hoy en día el fútbol se encuentra atrapado en un “Triángulo de las Bermudas” donde la pasión y el sentimiento desaparecen. Uno de los vértices son los dirigentes de los clubes que están en perfecta convivencia con otro vértice: Los barrabravas, que hacen de parásitos del club. Finalmente, completa el triángulo la dirigencia política que necesita de los barrabravas como grupos de choque, agitadores– aplaudidores que hagan bulto en los actos, o simplemente mafiosos sicarios al servicio de la partidocracia.

Para resolver esta situación se necesita de un Estado fuerte con intención de combatir estos mafiosos, además de salvar al fútbol de la lógica del mercado y devolverlo a quienes realmente pertenece: Los socios y los hinchas.

Macri ha demostrado que no tiene  intenciones de que esto suceda. Su política consiste en poner al Estado y al pueblo argentino de rodillas ante la oligarquía rentístico-financiera y los monopolios multinacionales para concentrar la renta producto del trabajo de los argentinos y argentinas y luego transferirla hacia el exterior.

Ahora bien,  ¿Cómo es que Macri llegó al poder? ¿Quiénes hicieron campaña por él y lo militaron? El partido radical, otorgándole la estructura partidaria nacional de la cual el PRO carecía (Claro ejemplo de esto: Alfredo Cornejo en Mendoza); y la Franja Morada haciendo de pata popular y sirviéndolo de “cuadros técnicos” y políticos fueron fundamentales para la Alianza Cambiemos.

Pero al pueblo argentino poco a poco se le agota la paciencia y no dejará que se lo despoje de sus pasiones con tanta facilidad. “El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de Dios…. Pero hay una cosa que no puede cambiar… No puede cambiar de pasión”.

Macri…. Franja…..La pelota no se mancha.

 

Agrupación Universitaria Nacional

¡Malvinas Volveremos!

Centro de Estudiantes

Etiquetas

Notas Relacionadas