Home   /   País  /  Editorial  /   Ministro de Finanzas, dueño de offshores en Islas Caimán | Mentira, delitos y deuda
Ministro de Finanzas, dueño de offshores en Islas Caimán | Mentira, delitos y deuda

Desde Revista Integración Nacional explicamos en el año 2016 que el Secretario y luego Ministro de Finanzas,  Luis Caputo, era un agente del capital financiero transnacional, debido a sus vinculaciones con las finanzas globalizadas. Por lo tanto, el encargado de negociar con los fondos buitres era un socio más. Es decir, en la mesa de negociaciones, en verdad, eran todos enemigos del país y ningún argentino.

Ahora, la información revelada por el equipo argentino de los “Paradise Papers” y corroborada por documentos oficiales de Estados Unidos comprueban que el ministro es dueño de offshores en un paraíso fiscal. Por lo tanto, mintió, ocultó la información y ha incurrido presuntamente en varios delitos (por los que ya fue denunciado).

Ante esta situación, algunos representantes de partidos políticos exigen su presentación para dar explicaciones ante el Congreso (Rossi del FpV) o, directamente, su renuncia (De Mendiguren del Frente Renovador), que es lo más apropiado.

Pero no se trata de una cuestión ética solamente; sino que tal ministro es parte de un gabinete donde todos representan en mayor o menor medida al capital concentrado en cualquiera de sus expresiones (finanzas, soja, medios, energía, contratistas del Estado como el primo de Luis y amigo de Macri, Nicky Caputo, etc.).

Así se explica que Caputo y Macri son los que garantizan institucionalmente el colosal negocio del endeudamiento argentino, que enriquece a una selecta minoría a nivel mundial, y condena a los pueblos a vivir cada vez peor, en sociedades cada día más injustas.


Al asumir como secretario de Finanzas en 2015, Luis Caputo ocultó en sus declaraciones juradas que tenía acciones en dos compañías y que era dueño de una gerenciadora de fondos de inversión en Miami. Así lo revelan documentos oficiales de la Securities and Exchange Commision (SEC), la Comisión Nacional de Valores de los Estados Unidos.

El funcionario fue, entre agosto de 2009 y julio de 2015, el principal accionista de la sociedad Princess International Group, radicada en Islas Caimán. Tenía más del 75% de las acciones pero Caputo omitió consignar esa información en las declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) al ingresar a la función pública en diciembre de 2015, cuando debía comunicar sus bienes y acciones del período fiscal 2014. También volvió a ocultar la información en 2016, cuando debió informar su patrimonio correspondiente al inicio de 2015. La omisión de este tipo de datos es un delito y puede ser penada con hasta dos años de prisión.

A través de su participación en Princess International Group, Caputo era el dueño de entre el 50% y el 74% de otra offshore: Affinis Partners II, también radicada en Caimán y dueña de Noctua, la gerenciadora de fondos de inversión radicada en Delaware y Miami.

La estructura societaria de Noctua funciona como las mamushka: una sociedad dueña de otra sociedad que controla a otra sociedad.

Conflicto de intereses. Noctua se dedica a administrar fondos de inversión de alto riesgo en Caimán. Hasta seis meses antes de asumir en el gabinete de Mauricio Macri en diciembre de 2015 como Secretario de Finanzas, Caputo tenía un rol central, como accionista y administrador de estas inversiones secretas, que incluyeron bonos de la deuda argentina en default. Luego, en 2016, Caputo estuvo a cargo de la negociación con los fondos buitre que reclamaban el pago de los bonos de la deuda argentina en default.

Además, con el más perfecto cinismo y sin que se le mueva un pelo, Caputo es actualmente el representante de la Argentina ante el G20, grupo de países que ahora se proponen reducir los paraísos fiscales y transparentar el sistema financiero internacional, tras los escándalos desatados por Panamá Papers y Paradise Papers.

Noctua. En julio de 2015, cuando Caputo era accionista, Noctua manejaba inversiones por US$ 251.296.483, según informó la propia gerenciadora a las autoridades estadounidenses. Tenía entre 11 y 25 clientes. Sus principales fondos de inversión eran –y son– Alto Global Fund y Argentina Fund, ambos radicados en Caimán.

La mayoría de sus clientes no son estadounidenses pero tampoco se conocen sus identidades y nacionalidades. Noctua los define como “inversores privados de elevado patrimonio” (high net worth individuals). También maneja, en menor cantidad, dinero de “instrumentos de inversión colectiva” (pooled investment vehicules), de “corporaciones y otros negocios” y “fideicomisos” (trusts).

Negación y mentira. En noviembre, la investigación había revelado que Caputo había sido gerenciador de los fondos de inversión de Noctua en Caimán. Ahora, los documentos obtenidos a través de un pedido de acceso a la información ante la SEC de los Estados Unidos revelan mucho más. El funcionario era también el dueño de la empresa que administraba estas inversiones secretas. Y no lo declaró ante el Estado argentino. Obviamente, la situación no se refleja en su currículum publicado en la web del ministerio.

Además, lo desmintió ante la consulta periodística. Ocultó y luego mintió descaradamente. El funcionario dijo en noviembre que Noctua manejaba dinero de “friends and family” (“amigos y familia”) –con lo que sugirió que sus clientes podían ser argentinos– y negó ser dueño de Noctua. “Era solo un administrador” que asesoraba al fondo en las inversiones y derivaba potenciales clientes, dijo. “No tuve ninguna injerencia accionaria hasta donde yo sé. Tampoco es importante porque es una sociedad que no vale nada en sí, es un fondo, y vale en la medida de la cartera que maneja”, afirmó.

Socios. Noctua tiene una cara visible desde su formación en 2009: Martín Guyot, un argentino que vive y trabaja en Miami, Florida. Es el responsable de presentar los formularios ante la SEC. Al comprar y vender bonos que cotizan ante la bolsa de los Estados Unidos, la gerenciadora de los fondos en Caimán debe informar qué tipo de fondos de inversión maneja ante la Security and Exchange Commision (SEC), el organismo que controla las inversiones en la bolsa.

Guyot era el socio de Caputo. La dueña de Noctua, Affinis Partners II, tenía entre 2009 y 2015 al menos dos accionistas: Guyot y Princess International Group (la offshore de Caputo). Además, tanto Caputo como Guyot tuvieron a su vez, a título personal y de forma directa, el “5% o menos” de las acciones de Noctua. El esquema accionario cambió en 2016. En el formulario de la SEC de ese año, Caputo ya no figura integrando las sociedades y el control queda en manos de Guyot, quien figura como accionista de Affinis.

Denuncia penal. Cuando se conoció la información en noviembre de 2017, un grupo de diputados del FpV denunció penalmente al ministro por omisión maliciosa, negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, tráfico de influencias, delito de uso de información privilegiada, incumplimiento de los deberes de funcionario público y supuesto lavado de activos. (Perfil 15/11/2017)

La denuncia hace hincapié en que esa presunta omisión debe ser investigada porque puede estar vinculada al ocultamiento de otro tipo de delitos, evitando el conocimiento público de la existencia de ese entramado offshore y que se investigara la posible participación accionaria del actual Ministro en sociedades cuyo capital podría provenir de fuentes ilícitas. Recordemos que los paraísos fiscales son utilizados por los delincuentes financieros, evasores, narcotraficantes, etc., para ocultar sus fondos amparados en el secreto bancario.

Vendepatria. Por otro lado, el ocultamiento podría haber sido empleado para garantizar que, desde la cartera de finanzas, Caputo pudiera operar o beneficiar a estos fondos –y/o a las personas beneficiarias de los mismos- sin que saliera a la luz su incompatibilidad para realizar tales negociaciones.

Como publicamos en esta Revista en el año 2016, Caputo fue una pieza fundamental para la vergonzosa sanción de la ley 27.249 conocida como “ley de pago a los fondos buitres”, y en la negociación y pago a los fondos buitres, gestionando la emisión de bonos de deuda que lanzó la Argentina en abril de 2016, donde comenzó un endeudamiento “demencial”, que lleva más de 80 mil millones de dólares en dos años.

Negociaciones incompatibles con la función pública. Caputo manejó otro fondo en Caimán para invertir en bonos de la Argentina. Lo dijo el propio funcionario en 2014 durante una entrevista con el medio Bloomberg. Recaudó US$ 30 millones en una semana. Esas vinculaciones pondrían al ministro en conflicto con la Ley de Ética Pública. Además, la calidad de socio o accionista de este conglomerado offshore y su omisión de declararlo ante la Oficina Anticorrupción constituye incumplimiento de deberes de funcionario público.

Familiares y blanqueo de capitales. Caputo dijo a los periodistas que los inversores de los fondos que administró (en verdad es uno de los dueños) son parte del grupo “friends and family”. Si se investiga, podrían surgir nombres vinculados al actual Ministro y a su “esfera de competencias.” Además se debe cruzar los datos de aquellas personas y los nombres de quienes utilizaron el reciente blanqueo de capitales, ya que podrían surgir familiares de Caputo que ingresaran al blanqueo de fondos propios o incluso, del actual Ministro, tal como pasó con la Familia Macri. La investigación de los hechos denunciados podría derivar en que Caputo haya incurrido en el delito de negociaciones incompatible con el ejercicio de funciones públicas.

También se debe investigar si Caputo, en ejercicio de la función pública, se benefició a sí mismo o a ciertos particulares en la negociación de la deuda externa con los “fondos buitres”. Por último, la denuncia penal resalta que corresponde investigar si la conducta desplegada por el ministro configura el delito de lavado de activos./


Con información de Perfil y Página 12

http://www.perfil.com/paradisepapers/el-ministro-caputo-oculto-que-era-dueno-de-offshores-en-islas-caiman.phtml

https://www.pagina12.com.ar/95216-una-cita-para-el-ministro-de-las-offshore

http://www.perfil.com/paradisepapers/denunciaron-penalmente-a-caputo-tras-las-revelaciones-de-paradise-papers.phtml

http://www.perfil.com/paradisepapers/caputo-manejo-otro-fondo-en-caiman-para-invertir-en-bonos-de-la-argentina.phtml

(*) El equipo argentino de Paradise Papers fue integrado por Hugo Alconada Mon, Maia Jastreblansky, Iván Ruiz y Ricardo Brom por La Nación; Mariel Fitz Patrick (América), Emilia Delfino (Perfil) y Sandra Crucianelli (para Perfil).

Notas Relacionadas