Home   /   País  /  Gremios  /   Movilización contra el ajuste de Macri: “Pan, Paz y Trabajo”
Movilización contra el ajuste de Macri: “Pan, Paz y Trabajo”

Este sábado al medio día se llevó adelante la movilización en Buenos Aires bajo la consigna “Pan, Paz y Trabajo”, donde se dieron cita miles de trabajadores luego de la convocatoria realizada por el Frente Sindical para el Modelo Nacional y más de setenta organizaciones gremiales, políticas y sociales. Allí se manifestó el rechazo al ajuste implementado por el gobierno de Mauricio Macri.

No hubieron discursos, sino simplemente un oficio y una oración ecuménica “por los que trabajan, por los que buscan trabajo, por los que se cansaron de buscar y por los jubilados”.

Entre los dirigentes que asistieron a la movilización encontramos, entre otros, a Hugo y Pablo Moyano, Hugo Yasky (CTA), Sergio Palazzo (Bancarios), Esteban “Gringo” Castro” (CTEP), Ricardo Pignanelli (Smata), Néstor Segovia (metrodelegados), el ex embajador en el Vaticano Eduardo Valdés y los diputados y ex gobernadores bonerenses Felipe Solá y Daniel Scioli. También hubo intendentes como Verónica Magario (La Matanza).

La misa ecuménica la encabezó el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, quien remarcó que “en el pueblo está la capacidad de organizarse y lograr un auténtico cambio”. Además, manifestó que “la Iglesia no quiere ser ajena” y que muchos de sus pastores, como los de otras religiones “acompañan a los pobres”. Sobre el final citó a Francisco en su “Evangelio de la alegría” y destacó que el Papa alienta a que “no nos dejemos robar la alegría, el entusiasmo, la esperanza, la comunidad, el evangelio y el ideal de amor fraterno”.

A continuación, compartimos algunas de las declaraciones de los dirigentes gremiales protagonistas:

Hugo Moyano (Camioneros): “Esta convocatoria es muy importante por la pluralidad de distintos sectores, movimientos sociales y gremios, pero también por los credos. Hay una convocatoria desde la Iglesia Católica a la que nos sumamos desde la Iglesia Evangélica y también de otras iglesias que vienen en señal de unidad para decirle basta a una política que hace vivir con más necesidades, sobre todo a los humildes. Sobre Pablo tenía la tranquilidad que no había hecho nada. Fue un invento manejado por sectores del Gobierno que utilizaron a un señor de la barra brava que está preso y se armó una mentira que no tiene que ver con la realidad. Gracias a Dios el juez tuvo la dignidad de decir todo lo que veía en la causa, que no había nada que involucrara a Pablo. Es importante la actitud del juez, que tuvo el coraje de hacer justicia.”

Omar Plaini (Canillitas): “Rescatamos las consignas de Saúl Ubaldini en los 80 en un día muy espiritual, por eso vinimos solamente con banderas argentinas. Estamos todos los sectores, sindicatos, intendentes, movimientos sociales, pequeños comerciantes y buscamos fortalecer la fe, que en momentos como este es lo primero que te quieren quebrar. Las evaluaciones políticas las haremos mañana o el lunes, hoy es una jornada espiritual y vamos a celebrar a una concurrencia multitudinaria. Queremos fortalecer la fe y la esperanza. Respecto del prespuesto, nos oponemos al que se presentó al Congreso.”

Sergio Palazzo (La Bancaria): “Volvimos a una consigna histórica de la CGT. Es un tiempo en el que muchos hogares argentinos la pasan mal y precisan de la contención del movimiento obrero para canalizar la protesta, por eso creamos el espacio del Frente Sindical. En esta oración ecuménica queremos que el Gobierno le dé una mirada a lo social y no solamente a lo que reclaman el FMI y los mercados. La gente tiene muchas necesidades y no tuvo hasta ahora una respuesta orgánica. Espero que la CGT mantenga la decisión de parar 36 horas y que el paro sea durante el tratamiento del presupuesto, que será un presupuesto de ajuste. La dirigencia sindical tiene su reclamo y lo hace en paz. Hoy tenemos un accionar más intenso y hay medios propiciados por el Gobierno que tratan de instalar la idea de la violencia en el sindicalismo. Siempre actuaremos en paz cuando veamos que perjudican a la clase trabajadora. El pedido de detención de Pablo Moyano se enmarca en la persecución política a dirigentes gremiales y sociales y a medios que no son afines al pensamiento del Gobierno. Cuando no pueden tapar la crisis económica, como por arte de magia aparece un pedido de detención en base a una denuncia explosiva de un sector de la Justicia. Los problemas judiciales de Pablo y Hugo Moyano comenzaron cuando se pronunciaron en contra de la triple reforma (laboral, previsional y tributaria). Los que caminan los pasillos de Independiente saben que Pablo no tiene nada que ver con la barra brava y yo creo en su inocencia. Se les ve los hilos, sale cuando se confirma la marcha a Luján. Lo mismo con Cristina, que presentó el proyecto para frenar el tarifazo retroactivo en gas y la quieren meter presa.”

Fuente: Página 12

Notas Relacionadas