Home   /   Sin categoría  /  Latinoamerica  /   Nuevo retroceso paraguayo
Nuevo retroceso paraguayo

 

La historia ha comprobado que no  existe el eterno retorno1. Pero se parece mucho a los acontecimientos  vividos por el  hermano pueblo paraguayo a lo largo de su historia. En la jornada del domingo 22 de abril el Partido Colorado se impuso en las elecciones presidenciales, repitiendo la misma historia.

Los colorados gobiernan desde 1947, con la única excepción de la presidencia de Fernando Lugo (2008-2012). Esta conservadora agrupación política trae al recuerdo lo peor de sus gobiernos con la flamante presidencia de Mario Abdo Benítez. Vinculado por medio de su padre, sus declaraciones y su accionar político a la dictadura de Alfredo Stroessner.

Dicha dictadura, como todas en América Latina, estuvo sostenida por EE.UU. Participando del Plan cóndor, la Escuela de las Américas, manteniendo su gobierno por medio de la represión y persecución (con la excusa de la lucha anti-comunista), en materia económica se basó principalmente en la construcción de obra pública sostenida por el endeudamiento.

El recién electo presidente es “empresario de la construcción, Abdo Benítez es dueño de dos empresas que se han beneficiado gracias contratos con el Estado paraguayo. Almacenamiento y Distribución de Asfalto (Aldía SA) fue creada en 1997. Según el sitio Inbfobae.com, entre los años 2010 y 2014 Aldía obtuvo contratos con el Ministerio de Obras Públicas y la Municipalidad de Asunción por valor de unos US$ 18,5 millones. “Marito” también es propietario de Creando Tecnología SA (Createc SA). Fundada en 1998 con su esposa de entonces Fátima Díaz Benza, Createc facturó en el mismo periodo, también al Estado, otros US$ 3,8 millones”.

Mario Abdo Benítez, durante la campaña electoral se centró en tres ejes principalmente: separarse de la figura de su padre quien se enriqueció notablemente durante el gobierno de  Stroessner, mantener la unidad de su fuerza política y plantear que es el cambio necesario para el Paraguay (cualquier coincidencia con la Argentina no es casualidad).

El Pueblo paraguayo es uno de los más pobres de Sudamérica. Tiene la segunda tasa de mortalidad infantil más elevada de la región, el 72% del trabajo es informal, la desigualdad de género respecto al salario es del 46% y el 28% de su población es pobre. Estos datos deprimentes muestran la devastación que sufren cada vez que se impone el partido colorado.  La deuda externa y la dependencia de los capitales internacionales se volvieron centrales (otra vez) luego del golpe de Estado al gobierno de Lugo. La especulación financiera y la concentración de los recursos naturales son las principales características del gobierno saliente de  Horacio Cartes (colorado), sin olvidar la corrupción y el narcotráfico.

El Paraguay es una muestra más del avance de los gobiernos antinacionales en la región y el alineamiento con los intereses norteamericanos. Desde el 2012 el derrocamiento de Lugo, ha servido de punta de lanza para la ofensiva del Departamento de Estado, con el objeto de recuperar su influencia en el sur de América.

Hoy se consolida su hegemonía en la región, restando solo dos Estados sudamericanos que resisten a las presiones de la Casa Blanca y conservan su soberanía (Bolivia y Venezuela).

Como sostiene Jorge Abelardo Ramos, América Latina no solo tiene un pasado común, una misma lengua, un enemigo y le rezan al mismo dios, sino que viven procesos similares. Con la Revolución Bolivariana en Venezuela comenzaron gobiernos en la mayoría de los países latinoamericanos de características nacionales, que hicieron progresar y dignificaron a sus pueblos con una mayor justicia en la distribución de la renta. Hoy vivimos la perdida de los derechos ganados en toda la región y un nuevo sometimiento.  Mario Abdo Benítez es tanto para los paraguayos como para los latinoamericanos la consolidación del sistema rentístico financiero, que destruirá y dejará en llamas al heroico pueblo de Curupaytí.


Referencias

  • El eterno retorno es una concepción filosófica del tiempo, planteaba una repetición del mundo en donde éste se extinguía para volver a crearse. El mundo era vuelto a su origen por medio de la conflagración, donde todo ardía en fuego.
  • https://www.pagina12.com.ar/110070-muchos-negocios-con-el-estado
  • http://www.celag.org/crecimiento-empobrecedor-en-la-economia-paraguaya/

Etiquetas

Notas Relacionadas