Home   /   Mendoza  /  Politica  /   Una Corte del ajuste: el ideólogo del Ítem Aula a la Corte
Una Corte del ajuste: el ideólogo del Ítem Aula a la Corte

Dalmiro Garay: obtuvo 28 votos a favor y solo 9 en contra, con ello, pasó el filtro del Senado y asumirá el próximo 2 de julio como ministro de la Suprema Corte de Justicia.

¿A qué obedece la postulación de tal personaje a la Corte? ¿Es cuestión de meras pretensiones personales de Garay o va de la mano del plan de gobierno de la Alianza Cambiemos? Veamos:

En presencia de un gobierno nacional que eligió reducir la recaudación del Estado, reduciendo retenciones a las exportaciones agrarias, explotación minera, etc. para virar a un récor histórico de endeudamiento externo (U$S 376.586 millones, el equivalente al 67% del PBI); los argentinos nos encontramos presos de uno de los mayores déficit fiscales de nuestra historia. Frente a ello, la alianza gobernante pide auxilio y el “buen samaritano FMI” responde al llamado.

El convenio firmado con el FMI exige pautas de acción al del gobierno argentino, para merecer y mantener los buenos tratos con el organismo multinacional de crédito. Entre las pautas se encuentra el “déficit cero”. Pero ¿de dónde obtendrá recursos el Estado para equilibrar la balanza de los ingresos con la de los egresos?

Fiel a su relación carnal con el capital extranjero, se han afincado en la reducción de los egresos, aquellos vinculados a los aumentos salariales, jubilaciones, subsidios de tarifas, etc., sin atacar la trasferencia de renta al exterior. Según los datos del Banco Central, en 2016 dicha transferencia se aproximó a los USD 10.000 millones; el año pasado trepó a U$S 22.150 millones, y en el primer trimestre del 2018 ya sumó casi 7.000 millones de dólares. Siendo la bicicleta de las Lebac una de las principales causantes, se generado una enorme reducción de las reservas del BCRA.

“Como es arriba es abajo” dice el dicho, y Conejo lo cumple al pie de la letra. El gobernador mendocino, no sólo es el agasajado con el premio al mayor endeudador de la provincia, sino también el mejor ajustador de los bolsillos de los trabajadores, principalmente de la educación, que puede haber.

Repasemos algunas sus medidas para con los trabajadores de la educación:

Para evitar desagradables manifestaciones de trabajadores frente a su oficina en Casa de Gobierno, impuso por decreto el ítem aula, luego logró su constitucionalidad. Pasó por tres cierres paritarios por debajo de la inflación y por decreto. Modificó el Estatuto Docente, impuso la recategorización de las zonas e intervino la junta calificadora. Se puede decir que, cuando de ajustar a los trabajadores se trata, Alfredo no da puntada sin hilo. ¿Y con respecto al ideólogo de ellas? Tampoco. En pocas palabras, Dalmiro Garay, es premiado con un asenso profesional por el mérito de ajustar el bolsillo de los trabajadores.

No hace falta hacer un esfuerzo para relacionar al “cerebro” de la medida que vulnera el derecho constitucional a huelga, por las exigencias del FMI de eliminar el ajuste gradual por la implementación del ajuste salvaje.

Cornejo se ha sabido mostrar ante los organismos internacionales, que se han dado cita en nuestra provincia (BID y Banco Mundial entre otras) como el mejor ejecutador del ajuste, y Dalmiro Garay ha sido el apoyo político-jurídico que lo ha sustentado. Ahora se espera que como ministro de la Corte siga ideando mecanismos de expoliación de la capacidad adquisitiva de los mendocinos en pos de mantener aceitado el circuito de la bicicleta financiera. Ayudando, por qué no, al asenso político que pretende su amigo íntimo Cornejo.

Etiquetas

Notas Relacionadas