Home   /   Latinoamerica  /   Una cumbre más, al servicio de la extranjería
Una cumbre más, al servicio de la extranjería

La Cumbre de las Américas se realizó en Perú el  13 y 14 de abril, con una clara alineación y sumisión a las políticas que dicta el bloque de poder dominante, hoy en crisis.

La reunión de los mandatarios o sus representantes de todo el continente, fue utilizada para la defensa, propaganda y herramienta de presión de las políticas norteamericanas en todo el globo terráqueo.

Apuntando los cañones principalmente a Venezuela y al compañero Maduro, realizando los ataques de siempre, caracterizándolo como un régimen que oprime a los venezolanos y al cual hay que “encontrarle una salida democrática”. Tan democráticos son que no permitieron la participación de los representantes bolivarianos (si estaba presente en cambio el golpista Temer, que tiene una intención de voto del 2% en Brasil), por lo tanto no pudieron defenderse de los atropellos y falsas acusaciones.

Siguieron, reivindicando el atropello a la vida, la libre determinación de los pueblos, al derecho internacional, etc. de la potencia del norte en Siria, con el último ataque cobarde realizado a este Estado, por el supuesto, trillado y para poco cierto, uso de armas químicas (está demostrado que es un montaje de los llamados “cascos blancos”).

El tema de la cita era “la corrupción”. Por eso se firmó un compromiso llamado  “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción”. Dicho compromiso es totalmente vacío, sin acciones concretas, que sólo sirve para la propaganda de los gobiernos más corruptos y menos democráticos de la región (por ej. Macri y Temer). Y como es obvio nada dice de los principales sitios de robo y corrupción del planeta, los paraísos fiscales o “cueva de ladrones”.

Quienes en minoría absoluta realizaron la defensa de la América Morena y demostraron la solidaridad de ésta con todos los países, en este caso el heroico pueblo sirio, fueron los hermanos cubanos y bolivianos presentes. Y como corresponde, además de defender a Maduro y Siria, denunciaron la persecución y prisión fuera del derecho a Lula.

En contraposición de la cumbre cipaya, se realizó la Cumbre de los Pueblos, a la cual asistieron las organizaciones libres del pueblo de todo el continente, que se encuentran enfrentadas y resistiendo a las políticas norteamericanas en Latinoamérica, que son muchas de la que aplica la Alianza gobernante en la Argentina.

A continuación reproducimos cuatro puntos de la declaración final del encuentro para ver las semejanzas del gobierno de Macri, con lo que sucede en el resto de América Latina.

“– Llamamos a enfrentar la arremetida contra las condiciones y derechos laborales de la clase trabajadora en el continente, rechazamos las políticas neoliberales que promueven precarización y desregulación laboral, exigimos trabajo digno/decente.

– Nos oponemos a las medidas de austeridad neoliberal orientadas a reducir la inversión pública en programas de asistencia y de protección social.

– Seguimos rechazando los Tratados de Libre Comercio y los Tratados de Protección de Inversiones, que son instrumentos a favor del poder corporativo transnacional y en contra de nuestros pueblos.

– Condenamos la criminalización de la protesta social que se ha convertido en la acción generalizada en nuestros países, ocasionando decenas de víctimas de activistas sociales.”

Está claro que los latinoamericanos tenemos los mismos problemas (con sus particularidades) y procesos similares. La solución a éstos se encontrarán por medio de la unidad y solidaridad del pueblo latinoamericano.

Etiquetas

Notas Relacionadas