Home   /   Mendoza  /   Una más y van…
Una más y van…

Frases como estas hemos tenido que escuchar los argentinos: ya va a llegar el segundo semestre; no vamos a tocar el fútbol; pobreza cero; vamos a bajar la inflación; con la nueva fórmula los jubilados no pierden poder adquisitivo, entre muchas otras más, y ahora: este FMI es un organismo distinto, no tiene nada que ver con el de 2001.

Es que así como los argentinos  se quedaron esperando la llegada del segundo semestre, también van a tener que esperar sentados que baje la inflación y que la Argentina crezca, ya fue anunciado en esta semana tal situación y no sólo eso, sino que también, empiezan a asomar algunas de las condiciones impuestas por el “nuevo FMI”.

En un reporte del 29 de diciembre de 2017, el fondo recomienda 4 ejes: bajar las indemnizaciones, flexibilizar las contrataciones, barrer con los convenios colectivos y congelar los salarios. Además pide: facilitar el uso de contratos temporales (incluidos los aprendizajes) y los contratos de trabajo a tiempo parcial”. Pasado en limpio, retrocedamos años y años y materia de legislación laboral en detrimento de los que menos tienen.

En nuestros pagos, el principal aliado de Macri, el gobernador Cornejo, indicó que le gustaría que la reforma laboral contemplara “que los convenios colectivos de trabajo no se negocien nacionalmente en cada rama de la actividad, sino que se haga a nivel regional”.

Suena un poco extraño que siendo “tan distinto” este FMI pida más o menos lo mismo que en aquella época tan nefasta para los argentinos, que culminó con las muertes en plaza de mayo los días 19 y 20 de diciembre. Estos muchachos no se equivocan ni en una sola coma. Dejan todo el terreno allanado  para completar uno de los negocios más rentables de la historia: el saqueo de los Estados.

Una de las formas más sencillas para poder llevar adelante tremenda tarea es la fragmentar a aquellos sectores que pueden ofrecer batalla frente a tal atropello. Es por este motivo que se pretende atomizar los reclamos laborales y poder así llenar aún más los bolsillos de los pocos amigos que le quedan.

 

 

 

 

Etiquetas

Notas Relacionadas