Home   /   País  /  Editorial  /   ¿Usted le cree al gobierno de Macri?
¿Usted le cree al gobierno de Macri?

El Jefe de Gabinete declaró que están trabajando para “seguir cumpliendo la meta del 15%” anual de inflación. Lástima que ni los argentinos ni el FMI le creen.

Ciertamente el informe del titular del Banco Central (BCRA) Federico Sturzenegger, no mejora los ánimos. “Hemos tenido un número de inflación de marzo que no era el que estábamos esperando, sin duda alguna (…) La inflación del trimestre no fue la que queríamos. Entendemos que hubo shocks bastante importantes, como por ejemplo que el Gobierno haya concentrado los aumentos de precios regulados en estos cuatro meses”.

El Presidente del BCRA miente al destacar que los aumentos se dan sólo este trimestre,  los incrementos de tarifas se dan todo el año con este gobierno. La política de ajuste no es trimestral: si viene el invierno lanza un tarifazo de gas y si se acerca el verano, lanza uno de electricidad. Aumentan los combustibles y el transporte público sin importar si son vacaciones o comienzo de clases. ¿O acaso alguien se acuerda de las desaparecidas audiencias públicas para discutir los aumentos tarifarios?

Los amigos del FMI tampoco muestran su confianza, esperan que la inflación en el país termine el año en 19,2%. Para colmo ha reducido sus expectativas de crecimiento: según el organismo el PBI crecerá un 2%. En sus propias palabras, éstas son las consecuencias “del efecto de la sequía sobre la producción agrícola, como así también por la necesidad de ajuste fiscal y monetario que es requerido para mejorar la sustentabilidad en las finanzas públicas y reducir la alta inflación”. Para seguir combatiendo la inflación y el déficit (el cual no para de crecer), el FMI pidió más ajuste. El FMI volvió para repetir la receta de hambre, los argentinos no nos olvidemos de sus actuaciones estelares en 2001, los 90´y más allá.

Recordemos que el gobierno estimaba un crecimiento económico cercano al 4% y el organismo internacional ya le avisa que será la mitad. Sumando el escandaloso endeudamiento (que creció en 15 puntos del PBI) y los miles de millones que se van del país vía paraíso fiscal o giros de utilidades, ciertamente la economía está lejos de mejorar.

Eso último lo saben bien los argentinos. En julio del año pasado titulaba el diario Perfil: El 45% de los argentinos asegura que su situación económica es “muy mala”. En enero, El Cronista publicaba encuestas mostrando que casi el 60% de los argentinos pensaban que estábamos peor económicamente que el año pasado y el 51% aseguraba que estaríamos peor.

 

Este mes, encuestas de Query Argentina y M&G indican :”el coeficiente que mide la situación económica personal -IEP- también experimentó una baja importante de 46,0 en el mes de abril de 2017 a 35,3 este mes (y había sido 35,1 en febrero): hay pesimismo sobre la economía personal actual y futura. Siendo que el indicador que analiza la situación económica de argentina –IEA- disminuyó de 47,5 en abril de 2017 a 36,0 este mes (había sido 36,6 en el mes de febrero pasado): se acentúa el pesimismo sobre el funcionamiento de la economía argentina actual y para el próximo año.”

Por más anuncios que haga el gabinete, los argentinos conocen donde tomar el pulso de la economía, un rincón cercano al bolsillo.

 

Sólo con un puñado de noticias de hoy se ve el rumbo de la economía:

-“Denuncian la pérdida de 6.000 puestos de trabajo en la industria del calzado”: Las importaciones del sector han aumentado un 50%, están destruyendo la producción y trabajo local. Similar situación ocurre en el resto de las industrias manufactureras.

-“Verdurazo en el Congreso “: Pequeños productores dedicados al cultivo de verduras y frutas regalan 30.000 kilos de verdura, mientras reclaman crédito para acceder a la tierra. En sus propias palabras, con “13% de la superficie cultivable argentina, producimos más del 60% de los alimentos que se consumen en el país”.

-“Estatales santafesinos piden que se aplique la cláusula gatillo”: La inflación superará los acuerdos paritarios pactados en dos meses. Mientras tanto el gobierno sigue combatiendo a los gremios y profundizando el ajuste.

Por otro lado vemos los que ganan:

-“Vencen Lebac por $586.000 millones”: Sólo hoy, el macrismo cerró un negocio equivalente al 17% del PBI entregando unas ganancias del 26% anual para los especuladores financieros.

-“Preveen que en 2018 la Argentina tendrá otro déficit comercial récord”: El de 2017 fue el peor de los últimos 23 años. Ahora los exportadores piden mayor devaluación para compensar los millones perdidos por la sequía y los importadores están de fiesta mientras destruyen la producción nacional.

 

Adivine de donde saldrá la plata para pagarle a los sectores del comercio exterior, exportadores primarios y finanzas de las últimas dos noticias.

 

Notas Relacionadas