Home   /   Latinoamerica  /   Venezuela y China firman acuerdos bilaterales de cooperación
Venezuela y China firman acuerdos bilaterales de cooperación

El presidente venezolano Nicolás Maduro firmó con el presidente chino Xi Jinping acuerdos bilaterales estratégicos en áreas como tecnología, educación, industria, minería, etc.

Al mismo tiempo se anunció la creación del Comité Empresarial Binacional: “Hoy de manera oficial entra en funcionamiento el Comité Empresarial China-Venezuela que va a ser el órgano rector y facilitador de las relaciones de prosperidad económica, de ampliación de inversiones y comercio fluido entre China y Venezuela”.

En su gira por China, Maduro visitó el Consejo de China para la Promoción del Comercio Internacional, organismo que agrupa el mayor número de empresas del país.

Ambos países han suscrito acuerdos estratégicos, con el fin de potenciar el desarrollo bilateral en las áreas de tecnología, educación, industria, comercio, energía, cultura, seguridad, salud e impulsar el Programa de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad.

Primeros acuerdos

Durante su primer año de mandato, en octubre de 1999, el Comandante Chávez realizó su primera visita a la nación asiática, en la que se reunió con el entonces presidente de China, Jian Zemin, quien le había extendido la invitación.

En el encuentro se generaron memorandos de entendimiento para la creación de un comité mixto de energía, así como también la suscripción de un tratado con la protección de inversiones, la cesión de crédito para la exportación por parte del Banco de Desarrollo de China a Venezuela y un acuerdo para el desarrollo de un programa para la construcción de viviendas.

Así inició la alianza estratégica entre ambas naciones, en lo que significó un nuevo modelo de cooperación bilateral.

Comisión mixta de Alto Nivel

En 2001 se creó la comisión mixta de Alto Nivel, lo que significó un fuerte impulso al desarrollo de ambos países, ya que este mecanismo de cooperación permitió la suscripción de una gran cantidad de proyectos en diferentes áreas de asociación estratégica.

Con este acuerdo, comenzaba una alianza que enmarcaba como base la energía hacia China por parte de Venezuela y el apoyo del gigante de Asia al desarrollo agrícola venezolano.

Tecnología y construcción de viviendas

En 2004, ambas naciones realizan la suscripción de una Carta de Intención entre el Ministerio de Ciencia y Tecnología y el Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio de Venezuela y la empresa china Lanchao Group Co. Ltd.

En el documento se contempló establecer la empresa de capital mixto venezolana de Industria Tecnológica (VIT), que ensambla y distribuye computadoras con mano de obra venezolana.

Asimismo, un acuerdo entre el Ministerio de Hábitat y Vivienda y la empresa Citi Group en 2005, genera la cooperación chino-venezolana en materia de viviendas, en la que se estableció construir casas en varios estados del Venezuela.

Ambos países se comprometieron a edificar ocho plantas con seis líneas de producción cada una, para la fabricación de componentes prefabricados que serían destinados a la realización de 200.000 viviendas anuales.

Fondo Mixto y satélites

En 2007 se crea el Fondo Mixto Chino Venezolano, que permitió el financiamiento de más de 200 proyectos venezolanos de desarrollo, entre ellos, el Satélite Simón Bolívar, cinco líneas del Metro y vías férreas y terrestres.

El fondo está formado por aportes del Banco de Desarrollo Chino y el Fondo de Desarrollo Nacional venezolano (Fonden), administrados a través del Bandes.

Gracias al aporte de colaboración, el 29 de octubre de 2008 se lanza desde la nación asiática el primer satélite artificial, propiedad del Estado venezolano y administrado por el Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología a través de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE) de Venezuela.

El satélite nace como parte del proyecto VENESAT, promovido por el Ministerio de Ciencia y Tecnología a mediados de 2004, que luego haber intentado establecer un convenio con Rusia para desarrollarlo, el Gobierno Nacional inicia conversaciones con China, que aceptó la propuesta.

Asimismo, Venezuela toma el control absoluto del satélite Miranda (VRSS-1) o Venezuelan Remote Sensing Satelite, que había sido puesto en órbita desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan en China el 28 de septiembre de 2012.

El objetivo de este satélite es capturar imágenes digitales de alta resolución del territorio venezolano, además de ser el primer satélite de observación remota del país.

Posteriormente, en 2017, Venezuela lanzó con éxito su tercer satélite, el Antonio José de Sucre (conocido por las siglas VRSS-2) desde la República Popular de China y entró en órbita el 9 de octubre.

El satélite Antonio José de Sucre tendrá cinco años de vida útil y será de observación y recepción, además tendrá más capacidad que el Miranda para tomar fotos de la geografía de Venezuela. El presidente venezolano Nicolás Maduro resaltó que este satélite tiene usos importantes para la orientación de siembras, cosechas y riegos.

El mandatario también señaló que el Sucre sirve para reforzar la lucha contra el narcotráfico.

Faja Petrolífera y sector aurífero

En octubre de 2010, se firmó un convenio para la explotación conjunta del bloque Junín 4 en la Faja Petrolífera del Orinoco, a través de un establecimiento de una empresa mixta con la Corporación Venezolana de Petróleo.

Posteriormente, en 2015 se firmaron nuevos acuerdos que abarcan proyectos en toda la línea de cooperación, para el desarrollo agro-industrial, tecnológico, petrolero e incluso la firma de un convenio bilateral que planteó la creación de un plan para el desarrollo de la industria del oro.

Fuente: TELESUR

Notas Relacionadas