Home   /   País  /   Violencia hacia las mujeres: agresión a la libertad y a la dignidad humana
Violencia hacia las mujeres: agresión a la libertad y a la dignidad humana

La violencia y discriminación forman parte de la cotidianidad de las argentinas. Durante el periodo 2013–2017, 260.000 mujeres denunciaron ser víctimas de alguna situación de violencia de género[1]. El sometimiento es  la expresión de (antiguos pero vigentes) patrones socioculturales que sostienen y promueven la desigualdad de género.

La “naturalización” y aceptación de la sumisión de las féminas, vuelve más difícil su erradicación. Por eso, reconocer de los mecanismos habituales del ejercicio de la violencia permitirá enfrentar todas aquellas situaciones, acciones u omisiones que afectan la libertad, dignidad e integridad de las mujeres.

¿Cuáles son las formas más habituales de violencia de género?

Según la Ley de Protección Integral de las Mujeres (n° 26.485[2]) pueden distinguirse tipos y modalidades de violencia.

-Modalidades de violencia:

1– Física: cualquier forma de maltrato o agresión que afecte la integridad física de la mujer.

2–Psicológica: afectación a su bienestar psicológico y emocional y que condicione su autodeterminación (amenazas, acoso, hostigamiento, descrédito, manipulación, culpabilización, exigencia de sumisión, vigilancia constante, persecución, ridiculización, insulto, entre otros).

3–Sexual: todo acto que condicione la voluntad de la mujer a decidir libremente acerca de su vida sexual o reproductiva.

4–Económica y patrimonial: todas aquellas acciones que tiendan limitar recursos económicos o ingresos para la satisfacción de necesidades, a perturbar la posesión de los bienes o propiedades, vinculadas a la percepción de un salario menor por las mismas tareas, etc.

5–Simbólica: patrones, símbolos o estereotipos que reproduzca la desigualdad, discriminación o violencia hacia la mujer, determinando la naturalización del sometimiento de un género sobre otro.

Tipos de violencia:

a–       Doméstica: ejercida por un miembro del grupo familiar (parentesco por consanguinidad o afinidad).

b–      Institucional: ejercida por funcionarios, profesionales, dirigentes, etc, de instituciones que obstaculicen el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres.

c–       Laboral: discriminación en el ámbito público o privado que impide a las mujeres el acceso al empleo, a la igualdad salarial por igual tarea, al crecimiento  y asenso profesional, estabilidad, etc.

d–      Contra la libertad reproductiva: vulneración del derecho de las mujeres a decidir libre y responsablemente sobre el número de embarazos, intervalos de nacimientos, sexualidad, etc.

e–      Obstétrica: trato deshumanizado, abuso en el uso de medicamentos, reduccionismos en los problemas planteados por las pacientes, por parte del personal de la salud.

f–        Mediática: difusión de mensajes por cualquier medio masivo de comunicación que tiendan discriminar, injuriar, explotar o utilizar a las mujeres.

La combinación de los tipos y modalidades de violencia se reproducen a diario. Pero la realidad es  más cruenta para aquellas  pertenecen a sectores sociales sojuzgados por las clases acomodadas en nuestro país, que sienten la presión de clase sobre sus espaldas.  Y la situación se empeora para ellas (y también para los hombres) en periodos de retroceso en materia de derechos sociales y de sometimiento a políticas de ajuste y recorte dictadas por intereses lejanos a los del pueblo argentino, que profundizan nuestro carácter de país semicolonial.

En un país sometido, sin soberanía, no pueden existir mujeres libres y con posibilidades de ejercer integralmente sus derechos. Por lo tanto la disputa por erradicar la violencia hacia las mujeres requiere de un combate cultural, político, económico y social que incluya al conjunto de argentinas y argentinos en busca caminos que reviertan, de forma definitiva,  esta dolorosa, injusta y repudiable realidad.


[1] Registro Único de casos de Violencia contra las mujeres. 2013–2017. Indec. https://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/rucvm_03_18.pdf
[2] http://www.oas.org/dil/esp/ley_de_proteccion_integral_de_mujeres_argentina.pdf

Etiquetas

Mariana Abrego
Licenciada en Ciencia Política y Administración Pública | Estudiante de Sociología (FCP-UNCuyo) | Secretaria General FUCuyo | Precandidata Diputada Nacional | Frente Somos Mendoza | Lista Nueva Conducción
Notas Relacionadas