Home   /   País  /  Politica  /  Editorial  /   A pesar de Mendoza y Jujuy, Macri perdió en todas partes y se afianza el peronismo a nivel nacional
A pesar de Mendoza y Jujuy, Macri perdió en todas partes y se afianza el peronismo a nivel nacional

Algunos apuntes sobre las elecciones de Mendoza, Jujuy, Entre Ríos, Chubut y Tucumán. El siguiente comentario se basa en la publicación del lunes 10 de junio de Mario Wainfield en Página 12.

– Se cumplieron la mayoría de los pronósticos de los encuestadores, lo que implica que casi no hay ningun tipo de movimiento o figura política sorprendente (salvo Alberto Fernández a nivel nacional, que todavía no va a elecciones).

– Macri es el mayor piantavotos de la Argentina y la alianza “Cambiemos” espanta. En ningún lugar que ganó la alianza oficialista (Mendoza, Jujuy y Corrientes) se presentó con el nombre del oficialismo nacional y mucho menos se asoció a la figura del Presidente; todo lo contrario, los candidatos apoyados por la Casa Rosada se despegaron y en Mendoza, directamente en la interna la UCR le ganó al PRO.

– En la interna de Cambiemos, los únicos triunfos provienen del radicalismo (Corrientes la semana pasada, Mendoza y Jujuy ayer). En rigor, Marcos Peña y Durán Barba no han ganado en todo el año 2019 ni una sola elección. Son una máquina de perder y el “Kennedy argentino” junto al consultor ecuatoriano, de estrellas han devenido en organizadores de derrotas.

– Ganaron todos los oficialismos locales; o sea, el control político del aparato del Estado provincial contrapesa relativamente la influencia de los demás poderes del sistema político.

– La diferencia promedio entre los oficialismos locales ganadores y el opositor que quedó segundo es muy amplia, entre el 15 y el 21%, a diferencia de 2015, donde las diferencias fueron estrechas. Por lo tanto, el más debilitado ha sido Cambiemos. La conclusión evidente es que el macrismo radical ha perdido casi toda la potencia electoral de aquél año e incluso de las legislativas de 2017, y no puede enfrentar con éxito a casi ningún gobernador peronista (quienes casi todos apoyan a los Fernández)

– Las excepciones han sido Corrientes, Jujuy y Mendoza. En la primera, las elecciones de la semana pasada fueron sólo legislativas y el oficialismo radical se impuso debido a la fragmentación del peronismo; lo mismo sucedió en Jujuy, donde el radical macrista Gerardo Morales retuvo la gobernación por más de diez puntos gracias también a la división del peronismo en cuatro listas.

– En cambio, en Mendoza, la diferencia entre el frente peronista Elegí y la alianza oficialista Cambia Mendoza fue importante, aunque no tan grande como las que separan al oficialismo provincial de la oposición en otras provincias. Los 8 puntos porcentuales que Rodolfo Suárez tiene de ventaja sobre el peronismo, no parece una diferencia totalmente irreversible.

– Pero la conclusión general y más importante es que Cambiemos se va “erosionando por goteo” y que el peronismo se va reunificando, ya sea presentando listas de unidad, o por el camino más peligroso de afrontar las PASO. En definitiva, fue otro domingo negro para Mauricio Macri, donde su único triunfo en comicios generales proviene de un aliado radical, y en nuestra provincia tuvo que probar una vez más el plato más repetido del 2019: la amarga derrota, esta vez a manos de Alfredo Cornejo, quien fracasó en eyectar a Mauricio Macri de la fórmula presidencial del contubernio vendepatria.

– En suma, la Argentina se va “peronizando” semana a semana. El triunfo de Mansur en Tucumán -poco analizado por los medios masivos-, fue tan holgado que es una muestra más del caudal electoral del peronismo, principalmente el que reconoce como dirigente principal a Cristina. Si tenemos en cuenta que tanto Alperovich como Mansur apoyan a los Fernández para las presidenciales, el peronismo cristinista unido podría sacar más del 70% de los votos en Tucumán. Y lo que vale para el “Jardín de la República” se puede considerar aplicable a nivel nacional en lo que hace al apoyo masivo de las clases más postergadas y humildes del país que no soportan más el ajuste demencial de Mauricio Macri y el FMI.

– En Mendoza, Unidad Ciudadana no sólo ganó las PASO a gobernador, postulando a la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, sino que también triunfó en casi todos los municipios que elegían candidatos a intendentes y concejales. Sólo en San Rafael y Maipú fue abrumadora la diferencia a favor de la fórmula Bermejo-Da Dalt, debido al importante caudal electoral de los hermanos Félix en el sur provincial, y los hermanos Bermejo en Maipú. Globalmente, en la única sección electoral en que Elegí le ganó a Cambia Mendoza fue en la 4ta., que reune a San Rafael, General Alvear y Malargüe. Por lo tanto, la contradicción queda a la vista: el único lugar que el peronismo podría ganar las generales es donde no prevalece internamente Unidad Ciudadana, fuerza que justamente ganó las PASO peronistas en todos lados menos donde gobierna el peronismo. Por lo que podría ocurrir que el triunfo interno del kirchnerismo (por apenas un punto, poco más de 11 mil votos en un padrón de 1 millón y medio de mendocinos) no pudiera enfrentar eficazmente en las generales de septiembre a una alianza oficialista reforzada por la incorporación de Alfredo Cornejo como mascarón de proa en el casillero de primer diputado nacional por Mendoza y posible presidente de la Cámara de Diputados en el Congreso Nacional (como rival de Massa, al menos en los diarios), tras las PASO de agosto.

– Por lo tanto, el peronismo mendocino, para remontar la cómoda, aunque no excesiva diferencia que sacaron Suárez-Cornejo, debería seguir el mismo camino que permite triunfos en todas las demás provincias: la unidad. Resuelta la cuestión de las candidaturas, los ganadores deben esforzarse por superar cualquier obstáculo a la incorporación de los perdedores a la campaña “eterna” de más de tres meses para tratar de ganar la provincia. Y especialmente, intentar ampliar el frente, incluyendo a todos los antimacristas de hasta último rincón de la provincia, concentrándose en el único objetivo: derrotar a Cornejo en septiembre para liberar a la patria del azote de Mauricio Macri en octubre. Este objetivo es incompatible con perder esfuerzos y energías en temas y discusiones divisionistas, y en el siempre presente peligro de la infiltración de la temática “progresista” hostil al peronismo y fogoneada, en sólo una aparente contradicción para los desprevenidos, por Duran Barba y los grandes medios monopólico; si no, véase los requisitos exigidos por el gurú ecuatoriano para completar la fórmula de Mauricio Macri.

– Las elecciones generales de Santa Fe serán las últimas en un distrito grande antes de las PASO nacionales de agosto. Si el peronismo unificado arrebata la provincia litoral al socialismo, será un golpe más duro aun para el macrismo que la derrota en todas las demás elecciones hasta ahora, porque ya no podrán seguir cacareando con la indigente teoría de que “la gente vota oficialismos”, pretendiendo ocultar que Macri es piantavotos y que Cambiemos sale tercero, o pierde por 20 puntos en todos lados y sus candidatos salen corriendo a la menor asociación con la figura del Presidente. La verdad es que Cambiemos espanta y si el peronismo gana en la tercera provincia del país, se derrumba esa pobre idea, y se confirma la más palmaria verdad: apenas un 30% de electores, generalmente movidos por el odio de clase y la sumisión espiritual a la oligarquía y al poder de Estados Unidos, están dispuestos a cualquier cosa, como seguir votando a Macri, para impedir el retorno al poder de la conducción natural de la sociedad política moderna en la Argentina que es el peronismo. En definitiva, la república se encamina a dirimir por las urnas si seguirá siendo una colonia financiera y exportadora de porotos y minerales, o podrá resurgir como un país que lucha por el desarrollo industrial y las justicia social en el marco mayor de la integración continental suramericana.

Las PASO en Mendoza

Gobernador
07-Mendoza
Habilitadas Escrutadas %
Mesas 4120 3593 87.21
Habilitados Votaron %
Electores 1406082 1043737 74.23

Votos %
Votos Positivos 983584 94.24
Votos en Blanco 38658 3.70
Votos Nulos 18842 1.81
Votos Recurridos 1859 0.18
Votos Impugnados 794 0.08

300 – Frente Cambia Mendoza 448589 votos – 42.98%
Lista 300 A – SUAREZ, RODOLFO
307883 votos – 29.50%
Lista 300 B – DE MARCHI, OMAR
127247 votos – 12.19%
Lista 300 D – ARMAGNAGUE, FERNANDO
13459 votos – 1.29%

302 – Frente Político y Social Elegí 372160 votos – 35.66%
Lista 302 A – BERMEJO, ALEJANDRO
180643 votos – 17.31%
Lista 302 B – F. SAGASTI, ANABEL
191517 votos – 18.35%

222 – Protectora Fuerza Política 75882 votos – 7.27%
Lista 222 – RAMON, JOSE LUIS
75882 votos – 7.27%

301 – Frente de Izquierda y de los Trabajadores 38138 votos – 3.65%
Lista 301 – BARBEITO, NOELIA
38138 votos – 3.65%

Dr. Gabriel Delgado
Abogado y profesor.
Notas Relacionadas