Home   /   Politica  /   Clarín vuelve a la carga con Nisman
Clarín vuelve a la carga con Nisman

Aunque se note ya muy forzozo el diario Clarín volvió a insistir con el caso Nisman. Los comentarios y memes al respecto no demoraron en llegar. Ese deja vú, que parece ligarnos cada vez que exista una mala noticia para el gobierno al fallecido fiscal no termina más. Algunos ya estamos hartos, otros también…

Resulta que Sergio Berni se comunicó en total 31 veces por distintos medios con Cristina o sus secretarios la noche en que el fiscal se suicidó. Como prueba irrefutable al “operativo kirschneroiranízolano que asesinó al fiscal de la república” publican que existieron 22 llamadas telefónicas y 8 mensajes de texto enviados desde el celular de Berni a los celulares de Presidencia asignados a los secretarios privados de mayor confianza de Cristina: Mariano Cabral y Pablo Barreiro”.

Héctor Gambini publica en clarín que “Son 31 comunicaciones detectadas en un entrecruzamiento al que accedió Clarín. Empezaron a las 0.36 -dos horas y media después de hallado el cuerpo- y siguieron hablando hasta que se hizo de día. Investigan si allí se puso en marcha un operativo de encubrimiento.” Serían llamadas cortas y mensajes con los secretarios ” desde las 0.36 del lunes 19 de enero de 2015 y terminaron a las 16.07″; y se alarma por las “frenéticas” comunicaciones…

Hasta le agregaron una coqueta y moderna cronología de las “frenéticas” comunicaciones.

Parece joda, pero no lo es. Fue una publicación del mayor diario del país.

Consultado Sergio Berni, respondió: “Lo de Clarín es una operación que están armando, porque también salió un artículo sobre una resolución de la Cámara de hace un año sobre la muerte de Nisman. Están preparando el terreno para una operación”, a un programa de Radio.

Y confirmó las comunicaciones, siendo Secretario de Seguridad, frente a un hecho de tal dimensión ” lo llamativo sería que el secretario de Seguridad le informe a la presidenta sobre lo ocurrido y ella se vaya a dormir. Hubo un cruce de llamadas permanentes”. ¡Es lógico!

“Fue un cruce de llamados permanente porque la fiscal (Viviana Fein) no llegaba, porque yo estaba a 100 kilómetros de distancia, porque llovía torrencialmente y porque (Cristina) me preguntaba si había llegado o no. Son todas llamadas cortas. Es lo lógico y eso habla de nuestra capacidad de trabajo. Esa noche hablé con el ministro del Interior, con el ministro de Justicia, con todo el mundo. Deben aparecen infinidad de llamadas de periodistas. Era una noticia que conmocionaba al mundo entero… mire si no voy a hablar con la Presidenta“.

Desde futuRock entrevistaron a otro nombrado por Clarín. Lagomarsino respondío sencillamente: “Tengo los huevos al plato” .

“Lo de Berni no suma nada. Berni declara en febrero de 2015 y dice que habló con Cristina. Es lógico que el secretario de Seguridad hable con la presidenta por una situación así. Lo ilógico sería que no hable o que hable antes”, agregó.

Hace unos días se citaron una gran cantidad de jueces, juezas en Roma. Lo que fue la “Primera Cumbre Panamericana de Juezas y Jueces sobre derechos sociales y doctrina franciscana” hizo incapíe en cómo las operaciones mediático-judiciales están afectando la democracia en América Latina.

Vinculado al tema en cuestión indican:

“Alertamos sobre el uso que en la actualidad se hace de una parte del poder judicial para modificar escenarios políticos y económicos, desnaturalizando las funciones judiciales y destruyendo la democracia con el costo que eso implica para el desarrollo de los derechos humanos.

Resaltamos que los sistemas de comunicación concentrados cuando actúan para presionar a los poderes públicos pierden su esencia y hacen peligrar la institucionalidad al sustituir los poderes públicos mediante operaciones mediáticas de dudosa legitimidad.”

Abonando a sus conclusiones, la cumbre fue publicada por Clarín como “El papa Francisco recibió a jueces polémicos y criticó la desigualdad social”, ya nada hoy nos sorprende.

El pan sube a $100 el kilo en Buenos Aires, la reelección de Macri cada vez es menos posible y Clarín hace lo suyo. Parece una ecuación inmodificable hasta el momento, o como decía una señora: “al pan, pan, y al vino bisman”.

Notas Relacionadas