Home   /   País  /  Tema del día  /   Cada comercio que cierra es una nueva familia cerca de la pobreza
Cada comercio que cierra es una nueva familia cerca de la pobreza

La Argentina de Macri vive uno de los mayores retrocesos casi sin precedentes.

La actividad económica en el país cayó un 7% en diciembre respecto al mismo mes del año pasado y acumuló una caída del 2,6% anual. Ya a finales de 2018 la deuda pública equivalía al 97,7% del PBI, según la CEPAL, y es la más alta de la región (resta saber los efectos para el 2019 del ajuste ordenado por el FMI).

Actualmente el 17% del presupuesto nacional 2019 está dedicado al pago de servicios de deuda, mientras que sectores fundamentales que otorgan mayor justicia social a un país, no superan los dos dígitos en el presupuesto. Todo parece indicar que estas consecuencias se profundizarán durante el 2019.

En esta Argentina en crisis, aparecen las pequeñas y medianas empresas, representando el 99% de las empresas existentes, generando el 70% del empleo formal, según datos del Ministerio de Producción. Esto demuestra su importancia para el equilibrio económico del país y la cantidad de empleo genuino que puede brindar, vital para el desarrollo del mercado interno.

El Macrismo parece estar empecinado en hacer desaparecer las Pymes; el negocio de los Ceos está en el exterior y en el sector de las finanzas, poco importa lo que pase en el mercado interno.

Entre 2016 y agosto de 2018 cerraron 9.500 pymes. Y esta situación empeoró en los últimos cinco meses: según la UIA (Unión Industrial Argentina), diariamente cierra un promedio de 25 pymes a nivel nacional y 80 comercios solamente en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense. De acuerdo a la Federación Económica de Mendoza, las ventas minoristas de enero en la provincia cayeron en promedio 11,6 %, cumpliéndose así 13 meses consecutivos de ventas negativas.

La combinación caída de las ventas y baja de la producción industrial es letal para los comerciantes y trabajadores pyme. El decrecimiento de la actividad económica contrasta dramáticamente con el fuerte incremento de los costos de producción, la presión tributaria y la imposibilidad de acceso al crédito barato para invertir. A esto hay que sumarle la imposibilidad de poder mantener un negocio con las altísimas tarifas de luz, gas, agua, que deben abonar para garantizar su funcionamiento.

¿Qué hacer para frenar el cierre de comercios y Pymes?

La Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) ya está exigiendo respuestas inmediatas ante la crisis. “En cuanto a lo financiero, se necesita restablecer las líneas de financiamiento para la producción. Bonificar las tasas y limitar los pedidos de reciprocidad de los bancos”… Formalizar y generalizar el régimen de Ahora 12 durante todo 2019 y acelerar y aumentar el otorgamiento de los REPRO para preservar el empleo. Por último, es importante replantear las medidas energéticas, entre otras cosas se necesita reducir tarifas y homogeneizar la carga total de impuestos nacionales y provinciales”.

“Estamos en un momento de inflexión, entramos en tiempo de descuento”, afirma el presidente de FEBA. En Mendoza, CAME-Confederación Argentina de la Mediana Empresa- ya está planteando exigencias similares frente a que el 72,7% de los comercios consultados tuvieron bajas anuales en sus ventas en lo que va del año.

Los empresarios pyme ya no piensan en crecer, el objetivo es evitar la quiebra porque se sabe que comercio que cierra significa una nueva familia cerca del sufrimiento y la pobreza.

FUENTES

https://www.ambito.com/cada-comercio-que-cierra-es-una-nueva-familia-cerca-la-pobreza-n5020233

http://redcame.org.ar/contenidos/circular/Ventas-minoristas-pymes_-cayeron-14_-en-locales-fisicos-y-crecieron-6_1_-online.10761.html

 

 

Notas Relacionadas