Home   /   Mendoza  /  Politica  /   Cornejo se arodilla ante los CEOS
Cornejo se arodilla ante los CEOS

El pacto fiscal, firmado recientemente entre las provincias y el gobierno central, tiene como objetivo fundamental paliar el déficit publico atribuido principalmente al exceso de “gasto” generado por la cantidad de empleados públicos que son parte de la planta de los Estados provinciales.

El problema es sobre quienes se ajusta para poder “solucionar” las erogaciones del Estado y que objeto que tienen.

La aspiradora funciona como una herramienta que utiliza una bomba de aire para aspirar el polvo y otras partículas pequeñas de suciedad, generalmente del suelo. Se utiliza un recipiente donde estas tienen un residuo de todos los depósitos que se aspiran en la misma para luego ser desechados como basura. Pues la comparación con esta herramienta y el Estado parecen ser en este caso una obviedad.

Las políticas llevadas adelante por el gobierno de Cambiemos necesita centralizar los recursos, lo cual funcionaria como una aspiradora, de los Estados provinciales para pagar el déficit publico generado por la avalancha de importaciones y el exceso de endeudamiento contraído por el gobierno nacional. Siendo las provincias las que pagarían el costo fiscal a través de la entrega de tributos al Estado nacional, dejando sin capacidad de obtener recursos genuinos que le permitan a estas poder llevar adelante un modelo de desarrollo adecuado, sin depender de las generosidades del gobierno central que entregue algunas migajas en forma de coparticipación federal que le permitan subsistir.

El gobierno de Cornejo ha sido un fiel alumno de las políticas llevadas adelante por el gobierno nacional, salvo honrosas excepciones, como el caso del impuesto a la producción de vino. El hecho reside en que no cuestiona y acepta, en el marco de la reforma tributaria en ciernes, que los recursos obtenidos por las provincias se vean realmente comprometidos en un futuro no muy lejano.

La reforma del Estado de los 90´fue un camino optado para satisfacer las mismas necesidades, apertura de importaciones y endeudamiento. Lo firmado recientemente no dista mucho de lo llevado adelante en aquel momento. La entrega de soberanía, en un día como hoy, parece ser paradójico. Pues el libreto de recetas impuestas por el FMI para nuestro país, ayer como hoy, tienden al mismo objetivo: la entrega del manejo de nuestra política económica al sistema financiero internacional en alianza con los grandes consorcios internacionales y locales que actúan en nuestro país. (RIN)

Cornejo obligado a modificar leyes por el Pacto Fiscal

El acuerdo con Macri debe ser aprobado por la Legislatura y obligará a cambiar el Presupuesto e Impositiva.

Etiquetas

Notas Relacionadas