Home   /   Editorial  /   Cornejo decide no intervenir más en el conflicto por la reelección de los intendentes
Cornejo decide no intervenir más en el conflicto por la reelección de los intendentes

Hace instantes, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo, brindó una conferencia de prensa en la que declaró que desde el Poder Ejecutivo provincial no se interpondrá “ninguna situación procesal más” frente a la Justicia. La agónica pelea del mandatario mendocino por expandir su poder en Mendoza parece haber encontrado nuevos límites.

Los cuatro departamentos (Lavalle, San Rafael, Tunuyán y San Martín), conducidos por intendentes peronistas con alto nivel de respaldo popular, son la piedra en el zapato de Cornejo, que ha llegado a presionar hasta al Poder Judicial con el fin de aumentar su injerencia regional. No cabe duda alguna de que si en tales departamentos Cambia Mendoza pudiera ganar por los votos, el dirigente radical se habría ahorrado los costos políticos de tocar a la Corte. Como la vía democrática no le dará los resultados que quiere, prefirió la vía judicial, profúdamente autoritaria.

Ya había pagado altos costos en su intentona por aumentar el número de jueces, con el fin de lograr mayor número de adhesiones dentro del recinto máximo de la Justicia provincial, lo cual no tuvo éxito. La designación de Dalmiro Garay, su ex super ministro de Gobierno, de Justicia y de Trabajo, como miembro de la Suprema Corte le propició algunas otras críticas por parte de los comprovincianos.

Desde hace algunos meses, como si no le fuera suficiente al macrismo mendocino contar con mayoría en la Cámara de Diputados, en la de Senadores y con la conducción de varios departamentos, Alfredo Cornejo había intentado dejar fuera de carrera a la oposición que quedaba en el interior provincial. No podemos asegurar que esto ha finalizado aún, debido a que el mandatario sólo ha asegurado que el Ejecutivo no presentará más recursos para incidir en la decisión de la Corte, lo que no quiere decir que la Justicia decida declarar la inconstitucionalidad del decreto radical. De hecho, podría ser una mera jugarreta para despegarse del proceso y su resolución, dando señales de falso republicanismo, en caso de que los jueces decidieran perjudicar a los intendentes del peronismo.

Por lo pronto, podemos suponer que el oficialismo mendocino, en consonancia con el descalabro interno que Cambiemos sufre a nivel nacional, se encuentra gravemente herido. La crisis económica es cada vez más atribuida al gobierno macrista por los trabajadores y trabajadoras, que pensando con el bolsillo se hacen conscientes de que la alianza gobernante ha generado una debacle insondable en el país que los afecta, al punto tal que cualquiera que no se oponga a Macri se transforma en él. Cornejo es Macri, y al igual que éste último, arriconado por un entorno que predice fracasos electorales próximos, se torna cada vez más agresivo y antidemocrático.

En ese sentido, lo ocurrido puede tomarse como una victoria parcial de los dirigentes populares provincianos y de los sectores más hostigados por las políticas macristas, pero todavía dependiente de la decisión final de la Suprema Corte de Justicia.

Compartimos la conferencia de prensa de Cornejo:

 

 

Etiquetas

Notas Relacionadas