Home   /   Análisis  /  Editorial  /   Cornejo y su deseo de ser Macri
Cornejo y su deseo de ser Macri

Cuando la rosca oligárquica liderada por el sistema financiero se decidió por Macri para su candidatura 2015, se hizo necesaria una base populista que encontraron en la UCR, alquilada en su momento como herramienta electoral al PRO por el mismísimo Cornejo (y Sanz). El objetivo electoral lo cumplieron con creces: cientos de candidaturas que se transformaron en funcionarios. Ideológicamente, también. El ajuste del radicalismo del régimen sólo se diferencia del macrista por su disfraz “democrático”.

Si por Macri fuera, nada pasaría por el Congreso. Ni siquiera por un DNU. Recortes salariales, eliminación de paritarias, endeudamiento, represión. El radicalismo de Cornejo quiere lo mismo, pero que lo vote el Congreso…para que no parezcan autoritarios.

La caída estrepitosa de la imagen de Macri en las encuestas, por el sólo hecho de sus políticas económicas que han calado con crudeza y violencia en los trabajadores argentinos, sigue generando internas en el interior de la Alianza Cambiemos se expresó en la tarde del 24 de noviembre. Larreta y Vidal saben que Macri no levanta, y quieren sacarse el muerto del Pro…porque saben también que ante tan tremenda caída, los radicales se les paran de mano.

Así, liberaron una zona para perjudicar a su presidente. Y Cornejo salió inmediatamente a retrucar diciendo que en Mendoza podría garantizarse la superfinal. Por suerte, gente seria como Rajoy, se hicieron cargo de todo.

Hace unos días, en la convención radical de Ciudad Autónoma, se presentó Lousteau como principal orador. Cornejo envió un video en apoyo a la consolidación del radicalismo en esa Ciudad, y comenzó a hablarse de la fórmula Cornejo-Lousteau para unas posibles PASO en la Alianza Cambiemos.

La agenda de Cornejo continuó este jueves en Buenos Aires, donde se reunió con Marcos Peña y Rogelio Frigerio, además de unos radicales cordobeses para planear la estrategia electoral 2019.

Representantes de la Coalición Cívica, de la Sra. “Lilita”, madre de su nena imaginaria “República”, no formaron parte del mitín. Sabidas son sus locuras.

De la reunión participaron también el correntino Gustavo Valdés, Vidal y Larreta. Más tarde hubo reunión con Macri, pero Cornejo no fue de la partida.

Desde el núcleo duro del PRO saben que le han sacado provecho a la Alianza con Cornejo, y saben de sus ambiciones. Cornejo, que ha hecho los deberes para ganarse la bendición de Mauricio, quiere ser. Forma parte de la mesa ratonera donde se discute la política 2019. Pero aun no está en la mesa que es aun más chica. Pero ya se lo ha ganado. Ajuste y represión, recortes salariales, autoritarismo, son los denominadores comunes.

Notas Relacionadas