Home   /   Análisis  /   Cuando hablamos de tarifas: lo que Macri dejó y los desafíos de Alberto – parte 1
Cuando hablamos de tarifas: lo que Macri dejó y los desafíos de Alberto – parte 1

Quizás el punto más sensible del gobierno de Cambiemos fue el tema energético en general y las tarifas en particular. Los hogares argentinos se vieron vulnerados por siderales aumentos que repercutieron en el deterioro de la calidad de vida de la gran mayoría de los argentinos. El consumo bajó, el comercio tuvo grandes pérdidas, cerraron PyMES, la industria vio crecer su capacidad ociosa y en definitiva el mercado interno se contrajo. Los únicos que ganaron fueron las grandes empresas del sector y algunos CEO’s y amigos del presidente. Veamos.

En los albores de 2016, y acompañando la devaluación, se registraron aumentos promedio de 2000% para el gas natural, 1500% para la electricidad y 1000% para el agua (sin contar otros servicios como prepagas, transporte, celulares, etc)1. Lo que posibilitó este ajuste – o “sinceramiento” como denominó el gobierno – fue la quita de subsidios a los servicios públicos.

En este punto hay que hacer un esfuerzo y prestar un poco de atención, porque aquí reside una de las victorias culturales del macrismo: hacer pensar “las tarifas” en términos neoliberales. La manganeta utilizada fue “persuadir” –a fuerza de diversos aparatos culturales- a la mayoría de que “pagábamos muy poco”, “vivíamos de fiesta” o estábamos “derrochando”. Estas zonceras despojadas de argumentos llevaron a justificar la política de ajuste. La otra campana que explicaba el por qué de la necesidad de mantener subsidios – ya que sostienen gran parte de la economía argentina y mundial – fue deliberadamente tachada. “No hay otro camino posible”, decía Macri cada vez que podía.

Al quitar los subsidios, los usuarios fueron quienes empezaron a pagar casi la totalidad de la factura, lo que provocó un aumento en el porcentaje del salario que se utilizaba para pagar tarifas: pasó del 6% en 2015 a 26% en enero de 20192, según datos de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV). En estos últimos 4 años, Argentina pasó a ser el 2° país de Sudamérica que destina mayor porcentaje del sueldo a pagar los servicios públicos – detrás de Venezuela2. En consecuencia, se llegó a un nivel tal de erosión de ingresos reales – disponibles para la compra de otros bienes de consumo – que el mercado interno contrajo su actividad económica. Es decir que sobraba mucho mes a fin de sueldo.

Fuente: Ámbito Financiero

Algunos número que ayudan a entender este cuadro de situación3

La energía eléctrica que se generó fue un 0,9% menos que en 2014. Y el consumo en general fue de -3,9% respecto del 2015. En la industria el consumo fue menor al del 2013 (-8,3%). Entre 2015 y 2019 aumentó entre 3000% y 3500% la energía eléctrica en lo que a tarifas se refiere.

El consumo de gas natural bajó -3,4% respecto del 2013. El consumo en los hogares cayó a niveles del año 2010. Y la expansión de red de gas fue la peor desde 2002.

El consumo de naftas y gasoil retrocedió a niveles del 2015. La elaboración se contrajo -3% respecto del 2015. La importación aumentó un 69,2% respecto del mismo año y la refinación de crudo volvió una década en el tiempo, a niveles del año 2000.

Fuente: Ámbito Financiero

A todo esto hay que sumarle la falta de inversión, registrada por las estadísticas del Ente Nacional de Regulación de la Electricidad4. Como se mencionó en el inicio, los grandes ganadores de la política energética fueron algunos amigos de Macri y empresarios que monopolizan el sector energético.

Pero no fue la finalidad de la política energética macrista solamente la concentración de esa riqueza en las manos de algunos pocos amigos. Eso fue de yapa. Este “diagnóstico” que hemos hecho hasta aquí nos ha de servir para comprender la cuestión de fondo, el por qué de la política de ajuste fiscal que llevó adelante Cambiemos desde que asumió, en todos los rubros, no solamente al energético. Y como en todos los casos, encontramos siempre la misma causa: sostener el endeudamiento externo. Como todos saben, al terminar su mandato, Macri le dejó a Fernández una relación Deuda/PBI del 95%. Es decir, una Argentina con la soga al cuello. Profundizaremos el análisis de la cuestión de fondo y de los desafíos que tendrá el nuevo gobierno en la siguiente entrega.

 

FUENTES

1-https://www.politicargentina.com/notas/201810/27149-politica-energetica-macri-tarifazos-de-hasta-2000-en-tres-anos-y-empresas-que-ganaron-casi-700-en-12-meses.html

2-https://www.ambito.com/economia/mauricio-macri/afirman-que-tarifas-servicios-publicos-llegaran-acumular-mas-3500-la-era-macri-n5009296

3-https://www.ambito.com/opiniones/secretaria-energia/crisis-energetica-y-pesada-herencia-macrista-n5052396

4-“EL OCASO DE LA ILUSION LIBERAL. LA POLÍTICA ENERGÉTICA DE CAMBIEMOS”. Enlace por la justicia energética y socioambiental (EJES). Septiembre 2019.

 

Notas Relacionadas