Home   /   Editorial  /   El desastroso MendoTran es parte del ajuste
El desastroso MendoTran es parte del ajuste

Ante el nuevo desastre del transporte público cabe preguntarse: ¿Es Cornejo un bobo o un perverso? Los mendocinos comenzamos el 2019 con escandaloso aumento del pasaje y un sistema que no entienden ni los propios funcionarios.

El nuevo Mendotran estaba condenado a la desgracia antes de comenzar por diversas razones.

#Mendotran Usuarios reclaman el mal funcionamiento del nuevo sistema de transporte. Las paradas estan colapsadas y los choferes los principales informantes #PrimerasVoces Secretaría de Servicios Públicos Natalio Mema

Posted by Radio Nihuil on Wednesday, January 2, 2019

 

Desastrosa implementación

Primero, corresponde al Estado implementar la medida de manera integral y darla a conocer a toda la población. Las paradas de colectivos se encuentran colapsadas de personas y muchos han tardado más del doble de tiempo en llegar a destino (si es que lo lograron). De acuerdo a las declaraciones oficiales, aún quedan más de 500 paradas de colectivos sin ser removidas, 1500 sin ser reubicadas y cientos de micros sin su identificación correspondiente. 

Además la única medida de supuesta divulgación, esta incompleta. “Según confirmó el secretario de Servicios Públicos de la provincia, Natalio Mema, en la redacción de Mendoza Post, faltan cargar recorridos en el sistema de Google Maps, por lo tanto la información disponible online aún no es definitiva.”

Para cerrar la respuesta del sinvergüenza ante el desastre fue: “La gente se comenzó a informar hoy de los recorridos”.

 

Concepto importado

Segundo, se quiere plantear al sistema como un “transporte intermodal”, el cual consiste supuestamente en la articulación de varios medios de transporte para lograr un traslado. Es un concepto surgido del transporte de mercancías durante los albores de la Unión Europea, que luego se adaptó para el transporte urbano de pasajeros y se expandió su aplicación a las grandes urbes del globo.

Un sistema de este tipo necesita la coordinación de más de un medio de transporte, los cuales deben tener una capacidad suficiente para la tarea. En nuestra provincia eso no existe. 

A diferencia de otras grandes ciudades, no tenemos un sistema de trenes encargado de recorrer grandes distancias y transportar un gran número de pasajeros. Una unidad del Metrotranvía tiene una capacidad máxima de 150 personas, bastante lejos de un tren urbano típico que puede transportar cuatro veces más. Además de eso, sólo existe una línea en Mendoza. Típicamente es el transporte ferroviario el que debe encargarse del grueso de la tarea.

Tampoco tenemos líneas de subterráneos, tranvías urbanos y los trolebuses han sido eliminados. Ni siquiera el requisito mínimo, carriles exclusivos dedicados al transporte público, están presentes en la provincia.

Como diría Jauretche, un caso más de intentar “adaptar la cabeza al sombrero”.

 

La cuestión presupuestaria y el ajuste

La tercer razón por la cual el Mendotran es un perjuicio para los habitantes de la provincia implica un análisis más profundo. El aumento del pasaje y la implementación de un nuevo sistema tienen una razón menos divulgada, el ajuste llevado a cabo por el gobierno nacional y provincial.

En 2018 el estado provincial recibió 1.200 millones de pesos por parte del gobierno nacional para el sistema de colectivos del Gran Mendoza y 500 millones destinados a la media y larga distancia. De acuerdo al presupuesto macrista de ajuste para 2019, apoyado también por Cornejo, este año se entregarán sólo 760 millones de pesos divididos en 12 cuotas.

El transporte de colectivos en la provincia de Mendoza se encuentra subsidiado de acuerdo a la cantidad de kilometros recorridos. En complicidad con los dueños de las líneas, el gobierno ha eliminado líneas para reducirles sus costos. A su vez, si la cantidad total de personas que se mueven en transporte público no cambia, un método para recaudar más es simplemente hacerles pagar un pasaje más caro y obligarlos a tomar más colectivos.

Allí se explica el escandaloso aumento del 63% y el nuevo sistema. Los más de mil millones de pesos que le entregó Cornejo a Macri, serán pagados por los bolsillos mendocinos. No sería extraño que comparta destino con los fondos de la Anses y termine siendo usado para pagar deuda. Además teniendo en cuenta la inflación creciente, tampoco sería extraño un nuevo aumento del transporte.

 

El papel de Cornejo y los 7 días de transporte gratis

Ante tal perjuicio, los mendocinos nos preguntábamos si el gobernador era un bobo o un perverso, al igual que varios se cuestionaban durante el 2001 lo mismo sobre De La Rúa. Sin embargo, a Cornejo no se le puede adjudicar falta de inteligencia, después de todo es uno de los arquitectos de Cambiemos y un alfil del macrismo.

Declarar siete días gratuitos, es una jugada típica del gobernador cuando se enfrenta al rechazo. Pero no debe pasarse algo por alto. Decretar esos días de gratuidad en el transporte, además de ser una medida perspicaz, es también una respuesta al embate sufrido por el radicalismo, que el pueblo mendocino no le ha dejado pasar al gobernador. El segundo fuerte golpe en menos de un mes (el otro había sido a mediados de diciembre, con el intento de prolongación del calendario escolar).

Ante la opinión del autor, tampoco es exactamente un perverso, pero no crea que defiendo su ataque contra los trabajadores mendocinos. El gobernador en realidad esta siendo fiel a los intereses que defiende. Al igual que Macri, ha puesto la renta nacional al servicio del capital financiero y sus aliados, fomentando la especulación y el endeudamiento. Ajustar y hambrear a los argentinos, para garantizar las ganancias de los grandes capitales asociados al extranjero es después de todo, el papel de todo gobierno antinacional y gorila. Queda en nosotros entonces, evitar que se repita el desastre de tener a estos personajes en el gobierno.

 

Foto:

Sitio Andino

Notas Relacionadas