Home   /   Mendoza  /   Dura crítica de penalistas contra una organización de Derechos Humanos
Dura crítica de penalistas contra una organización de Derechos Humanos
Dr. Carlos Varela Álvarez

La Comisión de Derecho Penal del Colegio de Abogados de la Primera Circunscripción judicial emitió un documento para apoyar al abogado Carlos Varela Álvarez. El profesional había sido cuestionado por el Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos (MEDH) que pidió que dejara la institución por ser el defensor de Mauro Aguirre, profesor acusado de cometer abusos en la UNCuyo.

La escandalosa salida del abogado Carlos Varela Álvarez del Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos (MEDH) sigue generando repercusiones. El profesional del derecho dejó de ser querellante del MEDH en los juicios de lesa humanidad luego de que lo increparan por aceptar ser el representante legal del profesor Mauro Aguirre, acusado de abuso sexual contra alumnas de la Facultad Ciencias Políticas de la UNCuyo. Esta semana la Comisión de Derecho Penal del Colegio de Abogados de la Primera Circunscripción Judicial de Mendoza respaldó a Varela Álvarez y rechazó la postura adoptada por el organismo de Derechos Humanos.
En concreto, la institución que nuclea a abogados penalistas mendocinos entiende que la actitud del MEDH “no hace más que discriminar, contaminar y condicionar el noble, libre e independiente ejercicio de la profesión de los abogados”.

Específicamente, son 45 los firmantes sostienen que el MEDH ha “desnaturalizado y desvirtuado su verdadera función social , para responder a intereses particulares, mezquinos y publicitarios”. Se debe a la decisión de pedirle al abogado Varela Álvarez que deje de ser querellante en juicios de lesa humanidad por haber asumido la defensa de un ciudadano acusado de la posible comisión de un delito penal.
De esta manera, entienden que lo único que logran es “avanzar en desmedro y perjuicio de todas aquellas personas y/o profesionales del derecho que no están encapsulados en el adoctrinamiento que los mismos pretenden y promulgan”. En este sentido, acusan al MEDH de atribuirse “imperativamente” principios” éticos y morales abstractos y que solo ellos conocen”.

“La decisión tomada por MEDH por pedido de los Organismos de Derechos Humanos, es de una gravedad tal, que afecta, no solo al excelente y destacado profesional Carlos Varela Álvarez, sino que afecta a todos los profesionales del Derecho (más precisamente en el ámbito del Derecho Penal) que abogamos en forma diaria e incansable por un justo, libre, digno e independiente ejercicio profesional, sin distinciones partidarias y muchos menos ideológicas ni sectarias”, aseveran los penalistas.

Por último, concluyen que “resulta sumamente preocupante y de una llamativa incoherencia, que Organismos que promulgan la defensa y protección de los Derecho Humanos, tomen la decisión de apartar u obligar a renunciar a un abogado en una determinada causa judicial que le fue confiada, solo y exclusivamente por el hecho de asumir y ejercer el Derecho de Defensa de una persona sospechada de un delito determinado (cualquiera sea el delito y el imputado, lo que resulta indiferente), pues la defensa en juicio es una garantía reconocida en la Constitucional Nacional y en los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, los cuales gozan de jerarquía constitucional”.

(MDZ)

Notas Relacionadas