Home   /   Editorial  /   El bolsillo lo siente y las cifras lo revelan
El bolsillo lo siente y las cifras lo revelan

Para la mayoría de argentinos que viven de sus trabajos, o para quienes buscan empleo desesperadamente para sostener sus hogares, no es novedad que la economía nacional y provincial, sufre una política que sólo beneficia a unos pocos.

Los precios cada vez más altos, las tarifas de servicios en aumento permanente, la imposibilidad de acceder al crédito (se tornan impagables con elevadísimas tasas de interés) los combustibles que incluso suben sus precios mes a mes sin que exista un freno a todas estas acciones hacen que el poder adquisitivo se licue, pues los salarios quedan muy por debajo de la inflación.

Esta situación tiene responsables y son los actuales gobernantes de la alianza Cambiemos: Macri en la presidencia y Cornejo en la provincia. Los distintos aspectos que se reflejan en fríos números estadísticos de un informe, es lo que popularmente se siente a través del bolsillo.

Desde Revista Integración Nacional, accedimos al informe “Perspectiva de la Macroeconomía Mendocina” del licenciado Dante Moreno. En el mismo se contemplan diferentes aspectos del devenir de la macroeconomía nacional y provincial, en particular con cifras comparativas que reflejan las diferencias de políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri y  su reproducción en nuestra provincia cuyana: el macrista radical Alfredo Cornejo.

Una de las principales observaciones que pueden realizarse es el crecimiento de la deuda pública bruta nacional: en 2015 era de  u$s 240. 665 mill y en 2018 es de  u$s 331.481 mill. Sin duda el incremento de la deuda era parte de la política que la rosca oligárquica – financiera que integra el gobierno de Cambiemos, entonces hablamos de un aumento de esa cifra y también de la disminución de la producción industrial que se derrumbó 8,1% en junio con relación a igual mes de 2017.

La producción industrial se desplomó las áreas con caídas más fuertes fueron la refinación del petróleo (19,9%), automotriz (11,8%), caucho y plástico (11,1%) y metalmecánica (10,9), con la consecuente disminución de puestos de trabajo, reducción horaria, y por supuesto que esto también significa un retroceso histórico para nuestro país.

En la provincia, las exportaciones decaen de manera más acentuada desde el año 2015 (si bien ya venían en baja desde 2013), pero lo que debemos destacar es que el rubro principal de las producciones que se venden al exterior son de origen agropecuario (70,9% en 2016) en desmedro de las industriales (9,7% en 2016). Son cifras bajas las que corresponden a los combustibles y energías (en caída desde el año 2012).

En este apartado, debemos considerar que tanto en gobiernos anteriores como en el actual, la deuda pendiente es la misma: transformación de la matriz productiva provincial. Sin embargo, estamos convencidos de que no conforma el programa de gobierno de los ajustadores seriales, el de realizar cambios que promuevan el desarrollo en el área industrial cuando los datos generales a nivel nacional, demuestran que su guía es totalmente contraria.

Sin duda alguna, en Mendoza, otro de los principales datos que debemos observar, es el crecimiento del Stock de deuda consolidada provincial (desde 2015 a la fecha), veamos: $ 14.590,03 (31/12/15) es decir un crecimiento del 79% en un año: $ 26.318,78 (2016).

En total, la gravedad se expresa de esta manera: 142,7 % de incremento desde 31/12/15 (asunción del gobierno de Cambiemos) al 03/03/18.  Y quienes son los principales acreedores:  en un 48% –  la mayoría- bancos nacionales e internacionales. Los mendocinos ya son víctimas del ajuste que se lleva adelante para cumplir con el plan de endeudamiento; la salud pública y la educación pueden dar cuenta de ello.

No es bueno el panorama para la realidad de los argentinos laburantes si se relevan todos los datos de este informe, y por supuesto, también las expresiones sociales que manifiestan el malestar que comienza a establecerse entre todos los que a duras penas llegan a fin de mes.

 

Como ciudadanos y ciudadanas, militantes, trabajadores sindicalizados, integrantes de organizaciones sociales, jubilados con magros haberes y desocupados que quieren trabajar; tenemos la obligación de exigirle a los gobernantes el cese definitivo de políticas de expoliación de la renta nacional que actualmente acarrean los socios del hampa de las finanzas que integran los principales ministerios y por supuesto también el presidente Macri (hijo de la patria contratista).


FUENTES:

“Perspectiva de la Macroeconomía Mendocina”: https://drive.google.com/file/d/1XvwGmuqakG8RGM6fcVNQbMXGP7q0wdYi/view?usp=sharing

https://www.baenegocios.com/economia-finanzas/La-produccion-industrial-se-desplomo-81-en-junio-20180802-0021.html

 

 

 

Etiquetas

D.I. Guadalupe Delgado
Diseñadora. Docente. Consejera Superior - UNCUyo
Notas Relacionadas