Home   /   Editorial  /   Encuesta: ¿Qué es el Metrobús y qué opinan los comerciantes de Godoy Cruz?
Encuesta: ¿Qué es el Metrobús y qué opinan los comerciantes de Godoy Cruz?

Por Dra. Noelia Navarro. Asesora jurídica Fundación Solidaridad e Integración

En los primeros días del 2019 comenzaron las obras del “Metrobus” sobre la calle San Martín del departamento de Godoy Cruz, desde Hipólito Yrigoyen hasta Tiburcio Benegas. La empresa adjudicataria de la construcción es Da Fre, la misma que ya ha realizado muchas de las obras iniciadas por el gobierno provincial e intendencias, en particular, en Capital y Godoy Cruz, conducidas por Cambiemos.

La obra, según informaciones periodísticas, tiene un plazo de ejecución de cien días, y de sus costos se encarga tanto el Gobierno provincial como el municipio: $65 millones y $30 millones respectivamente. Algunos trascendidos, indican que el monto final superará los $125 millones.

El Metrobús se enmarca en el nuevo sistema de transporte público conocido como Mendotran, que ha recibido muchas quejas a causa de la disminución y modificación de recorridos, cambio y falta de señalización de paradas, falta de precisiones sobre trasbordo y, fundamentalmente, por el aumento del pasaje que llegó a los $18.

El proyecto del Metrobus implica la construcción de dos calzadas centrales en la calle San Martín de Godoy Cruz por las cuales circulen vehículos de transporte público “troncales”. En los laterales de ellas, se mantendrá una calzada para la circulación de vehículos particulares. Las paradas de colectivo, estarán ubicadas cada 400 metros en 32 paradores o “islas” construidos en el medio de la calle, a las cuales deben llegar los peatones.

Sumado a esto, el nuevo sistema implica la restricción de las zonas de estacionamiento que hasta el momento han existido

Desde la Fundación Solidaridad e Integración, realizamos una encuesta de opinión pública en las cuadras afectadas. Pese a las bondades de la obra y del nuevo sistema que explican desde el municipio, existe un gran descontento por parte de los comerciantes de la zona, debido a una larga serie de razones.

Los resultados indican que el 63,73% de los comerciantes encuestados opinan que las obras son malas o muy malas, mientras que sólo el 19,61% opinan que son buenas o muy buenas. El 16,67% restante no tiene opinión sobre ellas.

Del total de las encuestas, se desprende que la mayor preocupación de los comerciantes de la zona está en la disminución de ventas que ya los ha comenzado a afectar y que, entienden, va a seguir profundizándose con el paso del tiempo. El 62,75% resaltaron ese hecho.

Su opinión se funda en que, al prohibirse el estacionamiento en algunas zonas y restringirse en otras, se entorpece la posibilidad de llegar a los comercios por parte de los consumidores. Muchos de ellos nos explicaban que el comprador al no poder dejar el vehículo en las cercanías de los locales, va a optar por elegir otros lugares de compra. El 56,86% de los encuestados cree que una de las peores consecuencias del nuevo sistema es la prohibición de estacionar.

Además, debemos tener en consideración que en la zona existen hospitales y clínicas médicas con servicio de atención de urgencias. La imposibilidad de detener el vehículo pone en riesgo a los pacientes que se trasladan, como así también la entrada y salida de ambulancias.

Los problemas planteados no terminan ahí: el 54,90% entiende que el nuevo diseño de la calle San Martín los perjudica en cuanto a sus proveedores. Al existir un sólo carril de circulación vehicular, el transporte de proveedores no podrá detenerse para la descarga, sino que tendrá que hacerlo en zonas aledañas, complicando enormemente la actividad dado el peso y tamaño de las cosas a trasladar. Por ejemplo, existen muchos comercios dedicados a la venta de muebles y electrodomésticos.

El 50% de los encuestados, cree que en general el Metrobus generará disturbios en el tránsito al existir mayor concentración vehicular en la calzada disponible para particulares, como así también, resaltan el hecho de las largas colas de colectivos que se formarán en cada una de las paradas ubicadas en el centro de la calle. Tengamos en consideración, que la calle San Martín es una de las más importantes y con mayor tráfico de todo el departamento. Lejos están las pretendidas intenciones municipales y provinciales de mejorarlo. Sólo el 18,63% entiende que mejorará la frecuencia y rapidez del transporte público de pasajeros.

Otro de los aspectos resaltados por parte de los comerciantes de la zona está en la peligrosidad que genera el sistema respecto a los peatones. En la calle San Martín y calles perpendiculares a ella, existen muchos colegios, institutos y academias para niños. Los que tienen que trasladarse en colectivo tendrán que cruzar el carril de vehículos tanto para ascender como para descender de los micros.

A esto se le suma, que deben esperar en las paradas que están en el medio de la calle, lo cual es por sí mismo peligroso ante la posibilidad de accidentes viales. También tienen en consideración, el riesgo en horas nocturnas al estar más expuestos en ese lugar, posibilitando la comisión de delitos.

El 83,33% de los encuestados afirman que no fueron informados sobre las obras, mientras que el 5,88% fueron poco informados y el 6,86% muy informados.

Sobre una obra de tanta trascendencia para su actividad laboral, el 90,20% entiende que no se tuvo en cuenta su opinión ni sus sugerencias, mientras que solamente el 4,90% afirma lo contrario. Entendemos, que la discusión democrática, participativa y plural con los cuidadanos, es el medio a partir del cual las autoridades municipales deben tomar decisiones que afectan a la comunidad en su conjunto.

A partir de la información dada por los comerciantes, principales afectados por las obras, entendemos que sería muy importante, conforme la función de bregar por los intereses de los mendocinos, que tanto el intendente del departamento, Tadeo García Zalazar, como el gobernador de la Provincia (indicado por el 54,9% de los encuestados como el principal responsable de lo que está pasando) replanteen las obras y nuevos servicios que están implementando, a partir de saber sobre sus opiniones y las grandes necesidades que tienen. Seguramente ellas no pasen por la construcción de “islas” en medio de la calle, sino en mejorar el trabajo, el consumo y las condiciones de vida de cada uno de ellos.

Etiquetas

Dra. Noelia Navarro
Abogada. Docente
Notas Relacionadas