Home   /   Latinoamerica  /  País  /  Multimedia  /   Evo Morales: el FMI chantajea y condiciona gobiernos
Evo Morales: el FMI chantajea y condiciona gobiernos

Hace una semana el burro bailarín de Macri emitía un comunicado de no más de dos minutos, en donde anunciaba el retorno de la Argentina al FMI. Solo eso le bastó para anunciar que volvíamos al sometimiento, al hambre y a la pobreza.

En contraposición su par boliviano Evo Morales relataba en la cumbre del G-77 qué es el FMI y cómo este ingería en la política económica de Bolivia perjudicando al pueblo.

Las condiciones impuestas por el verdugo internacional no eran distintas de las que ya ha impuesto en otras épocas en la Argentina y mucho menos en la actualidad.

El FMI surge en 1944 luego de los acuerdos de Bretton woods, en una reunión de los países aliados de la segunda guerra mundial, desde entonces ofrece créditos a países en subdesarrollo para afrontar las crisis financieras por las que atraviesan. Los acuerdos que establecen imponen una serie de medidas que impactan directamente en las políticas económicas del país firmante: ajuste fiscal, rebaja de salarios, reformas previsionales (que van desde aumentar la edad jubilatoria hasta el congelamiento de los montos percibidos), reducción del financiamiento en salud y educación, como así también la privatización de las empresas prestadoras de servicios estatales.

Evo relata con detalles como el Fondo Monetario Internacional chantajeaba a su gobierno pero también como los bolivianos lograron deshacerse de este organismo nocivo para su pueblo.

Mientras que en Bolivia el Estado Plurinacional estatiza las empresas proveedoras de servicios  y de extracción de recursos naturales, posibilitando el crecimiento de la industria y que los bolivianos y bolivianas vivan mejor; en la Argentina el gobierno de Macri desde sus inicios estableció una política económica basada en la valorización financiera, favoreciendo a los grupos minoritarios para concentrar y transferir la riqueza hacia el exterior. Para ello fué y es necesario el ajuste y la represión sobre las clases sociales más desprotegidas.

 

Etiquetas

Notas Relacionadas