Home   /   País  /   Generación espontánea: el mito de que el dólar sube por las próximas elecciones
Generación espontánea: el mito de que el dólar sube por las próximas elecciones

Por Julián Guarino

Generación espontánea. Aristóteles creía en la generación espontánea, una teoría sobre el origen de la vida que decía que se podía formar materia orgánica a partir de materia inorgánica. De la misma forma, numerosos analistas y observadores más o menos detallistas de la realidad señalan por estas horas que la estrepitosa y preocupante suba del riesgo país se debe a las “dudas” por la incertidumbre electoral del año próximo, como si un escenario aún lejano e improbable de una victoria electoral por parte de la oposición política pudiese decantar la incertidumbre reinante con respecto a la economía local.

Vamos por partes. La suba del riesgo país implica un retroceso en el precio de los bonos soberanos argentinos producto de una venta por parte de los inversores. Como la renta de los títulos es “fija”, si el precio disminuye, la tasa que paga aumenta en términos relativos, por lo que la medición del EMBI que denominamos “riesgo país”aumenta. Esto es así porque lo que mide el EMBI es la tasa que paga (y deberá pagar) un bono de la Argentina por encima de la tasa del bono del Tesoro de los Estados Unidos, considerado por el mercado financiero internacional como “libre de riesgo”.

Es decir que en lugar de comprar bonos argentinos los inversores los están vendiendo. La caída en el precio es la que activa la suba de la tasa interna de retorno del bono.

¿Por qué vendería un inversor un bono de la Argentina que paga una tasa del 10% anual en dólares o más?

¿Acaso no le convendría seguir sosteniendo esa inversión dado que el riesgo de impago del bono está descartado por el dinero que prestó el FMI?

Los inversores venden sus títulos porque consideran que el riesgo está instalado en la Argentina. En rigor, el plan económico y financiero parecen haber dado a luz a un complejo entramado de sistemas de reproducción de las condiciones que generan incertidumbre. No ponderan lo que puede pasar dentro de casi un año porque lo urgente se encuentra por encima de lo importante.

Los inversores venden porque ven que el plan del gobierno en materia financiera y económica no está funcionando. La economía sigue profundizando su recesión. Hay mayor pobreza (33,6% según datos conocidos en las últimas horas) y una inflación con un piso para los próximos 12 meses en un 30%. La tasa de interés en niveles del 60% anual garantiza mayor desempleo para los próximos meses. La cotización del dólar trepa nuevamente en la zona de los $ 40 mientras la fuga de capitales promedia los u$s 180 millones por día.

Con todo, lo más preocupante incluso no son estos datos sino el rumbo que parece tomar el gobierno, esto es, la idea de que la única posibilidad de “normalización” de la economía debería venir por la oportunidad de volver a tomar deuda de los mercados financieros internacionales.

<p><em>La teor&iacute;a de la generaci&oacute;n espont&aacute;nea fue una teor&iacute;a que sosten&iacute;a que ciertas formas de vida surgen de manera espont&aacute;nea a partir de materia org&aacute;nica, inorg&aacute;nica o de una combinaci&oacute;n de las mismas.</em></p>

La teoría de la generación espontánea fue una teoría que sostenía que ciertas formas de vida surgen de manera espontánea a partir de materia orgánica, inorgánica o de una combinación de las mismas.

Notas Relacionadas