Home   /   Latinoamerica  /   Golpes Suaves y el rol del Poder Judicial (2da parte)
Golpes Suaves y el rol del Poder Judicial (2da parte)

 

En la entrega anterior vimos la relación que existe entre los monopolios de la comunicación y los intereses geopolíticos que buscan voltear gobiernos de corte popular. La presión propagandística que ejercen sobre los pueblos hace peligrar la democracia, decíamos (1) . Lo retomamos porque la “Justicia” es hoy en día quién provee de la mayoría de los titulares a estos medios escabrosos.

El Poder Judicial (salvo excepciones), en los distintos casos que ya mencionaremos, se ha vuelto un aguantadero de sicarios dispuestos a servir a los intereses golpistas de la embajada de los Estados Unidos. La utilización de miembros del Poder Judicial, como jueces y fiscales, para manipular causas que sirvan para hostigar, perseguir y apresar dirigentes populares no es nueva en Latinoamérica, se denomina Lawfare (guerra jurídica) y es un método más de “acción no violenta” para dar un Golpe de Estado.

El mencionado método consiste en “inventar causas” a partir de pruebas falsas, manipuladas, extraídas de noticias, de testigos que “aportan” a un relato ficticio, todo esto conducido por un juez o un fiscal vende patria y supervisado por “especialistas”2. Sin embargo, esta “rueda” no podría girar si no tuviera el envión necesario, que es, como decíamos al principio, la relación “carnal” que tienen estos personajes con los medios de comunicación y algunos “periodistas” en especial. Todas las causas terminan en las retinas o en los oídos de los consumidores de noticias falsas (es decir, nosotros) a través del impresionante aparato de envenenamiento social que son estos grandes “medios de desinformación”. El fin último es desprestigiar y condenar una política de soberanía nacional y que los pueblos se vuelvan contra sus representantes por “chorros” o “corruptos”.

Según el Papa Francisco, el lawfare “pone en serio riesgo la democracia de los países y generalmente es utilizado para minar los procesos políticos emergentes y propender a la violación sistemática de los derechos sociales”3.

Como venimos diciendo, la relación entre la Justicia, los medios y los golpistas es notoria y ha tenido sus realizaciones empíricas en algunos casos emblemáticos.

Honduras

En 2009, fue derrocado el presidente Manuel Zelaya luego de intentar una consulta a la ciudadanía para que se convocara una Asamblea Constituyente y así reformar el sistema bi-partidista y conservador que rige en Honduras y lo mantiene bajo la órbita de Estados Unidos. La Corte Suprema de Justicia impidió la realización de dicha consulta al “considerarla ilegal” y los medios de comunicación instalaron la idea de que Zelaya quería “perpetuarse en el poder”. ¿Suena conocido no?

Brasil

En Brasil, este método fue muy utilizado tanto contra el gobierno de Dilma Rousseff, en el proceso de juicio político como en la campaña electoral del 2018 cuando encarcelan injustamente a Lula. En el impeachment contra la presidenta, si bien el proceso es conducido por el poder legislativo, el poder judicial tuvo una participación clave: una de sus principales actuaciones en este golpe fue la de demorar el tratamiento de las denuncias sobre Eduardo Cunha (presidente de la Cámara de Diputados) presentadas por partidos aliados al gobierno respecto de sus cuentas no declaradas.

En el caso de Lula da Silva se conocieron recientemente las filtraciones de la revista web The Intercept, de conversaciones entre el juez de la causa, Sergio Moro (actualmente recompensado por dicha operación con el Ministerio de Justicia) y el fiscal Deltan Dallagnol (jefe de la llamada fuerza de tareas del Ministerio Público Fiscal). En las mismas, queda de manifiesto la cooperación y colaboración de las dos partes del procedimiento para impedir que Lula o el PT ganaran las elecciones6.

Los casos en que la guerra jurídica aplicada contra gobiernos que no siguen los dictados de la política internacional de los Estados Unidos son muchos y nos vemos limitados para seguir con los ejemplos. La relación justicia-medios es sólo una parte (aunque importante) de las estrategias que se utilizan en los Golpes Suaves. En nuestra próxima entrega versaremos un poco más sobre estos asuntos que tanto nos preocupan. Es necesario conocer de dónde vienen las piñas para saber por qué estamos golpeados.


FUENTES

Golpes suaves y el rol de los medios (1ra parte)


“(…) Los libros Argenleaks y Politileaks, del periodista Santiago O’Donnell, dan cuenta de cómo Nisman llevaba los borradores a la embajada (de EEUU), en donde eran corregidos hasta que estuvieran listos para ser presentados. Un ejemplo muy claro es un mail que mandó el embajador de Estados Unidos en Argentina, Earl Anthony Wayne, a sus superiores del Departamento de Estado en mayo de 2008: “funcionarios del Departamenteo de Legales de la embajada le han recomendado a Nisman  que se enfoque en los perpetradores del ataque (a la AMIA) y no en el posible desmanejo de la primera investigación (…)”. Cristina Fernández denuncia los manejos de manipulación de la causa AMIA y la posterior denuncia contra ella por la causa del Memorandum de entendimiento con Irán. (Sinceramente pag. 476)
https://www.nuevatribuna.es/video/mundo/papa-francisco-mostro-preocupado-lawfare/20190621090145163753.html

Golpes siglo XXI: nuevas estrategias para viejos propósitos. Los casos de Honduras, Paraguay y Brasil

Golpes siglo XXI: nuevas estrategias para viejos propósitos. Los casos de Honduras, Paraguay y Brasil

Libertad para Luiz Inacio Lula da Silva

Notas Relacionadas