Home   /   Destacadas  /  Tema del día  /   Interna mendocina en Cambiemos
Interna mendocina en Cambiemos

La imagen negativa del el gobierno nacional por el ajuste sostenido en estos años ha puesto en tela de juicio a la alianza Cambiemos.

Cornejo quiere separarse del arrastre negativo de Macri,  por eso no irán unificadas las elecciones a pesar del pedido que le hizo el jefe de Cambiemos de mantenerlas todas juntas. La consecuencia será una interna muy fuerte entre la dos tendencia, el Pro y el Radicalismo, para ver quien propone el gobierno que se ajuste más a los intereses de la extranjería, los monopolios y sobre todo a los dictámenes que hace el FMI sobre todo el país. (RIN)

Tras el desdoblamiento anunciado por el gobernador Alfredo Cornejo, el radicalismo ungió al intendente de la capital, Rodolfo Suárez, como su postulante. Omar De Marchi, del PRO, ratificó ayer que competirá en las PASO previstas para el 9 de junio.

El intendente radical de Mendoza, Rodolfo Suárez, competirá con el ex diputado macrista Omar de Marchi.

La decisión del gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, de desdoblar las elecciones de su provincia, contra el pedido de Mauricio Macri, abrió una interna en Cambiemos. El presidente había sugerido que en una elección unificada podía bajarse el precandidato del PRO, Omar de Marchi, de la contienda. Ahora, con la elección desdoblada, el macrista irá a las PASO para intentar ganarles a los radicales. Ayer cruzaron ideas con el candidato del radicalismo, que finalmente será el intendente de Mendoza capital, Rodolfo Suárez. La UCR llegó a un acuerdo por el que Cornejo bajó al que iba a ser su candidato –Martín Kerchner– y se bajó Julio Cobos.

Las criticas del peronismo

La decisión de fijar las PASO el 9 de junio y las generales el 29 de septiembre movió el tablero en Mendoza. Por un lado, desde el peronismo salieron a señalar que la decisión implica un claro despegarse de la suerte de Macri en octubre. Por otro, se activó la interna en Cambiemos mendocino entre Suárez y De Marchi.

En las conversaciones que tuvo Cornejo con Macri en enero en el country Cumelén, cuando el presidente le pidió que unificara las elecciones, sobrevoló la idea de que en una elección unificada el PRO podía bajar la candidatura de su candidato De Marchi. Si esto fue una posibilidad real o un bluff, ya no tiene importancia. Con la elección desdoblada, quedó claro que De Marchi tiene vía libre para ir a una interna con los radicales.

La buena imagen que tiene el precandidato macrista forzó a los correligionarios a un acuerdo. Inicialmente, el gobernador buscaba que el candidato a sucederlo fuera su ministro de Economía, Martín Kerchner. Pero finalmente llegó a un acuerdo con el cobismo, que implicó que se bajaran tanto Kerchner como Julio Cobos y se eligiera como candidato conjunto a Rodolfo Suárez, el intendente de Mendoza Capital, que ahora es el único precandidato de la UCR.

Si bien los radicales se muestran precavidos ante una interna con De Marchi, creen que le van a poder ganar: “Es todo buena imagen y cero territorio. Nosotros gobernamos once intendencias de las 18 de Mendoza, incluída Guaymallén que para Mendoza es el equivalente a conducir La Matanza”, graficó uno de los correligionarios. “El PRO solo tiene Luján. Les falta territorialidad”, sostuvieron ante este diario.

De Marchi le respondió sin pelos en la lengua: “En esta elección se va a poner en juego los aparatos partidarios versus la voluntad real de los mendocinos. Creer que una elección se gana con aparato partidario es un error”, lanzó.

Cornejo, antes de oficializar la candidatura de Suárez, se deshizo en elogios a su ministro de Economía, Martín Kerchner (hasta pidió un aplauso), y a otros postulantes, de los que dijo que “eran todos buenos candidatos”. “Va a representar el proyecto de continuidad para los próximos cuatro años”, dijo sobre Suárez. Cornejo mencionó a todos sus aliados, incluida la Coalición Cívica y Libres del Sur, y dejó para el final al Partido Demócrata, de donde proviene De Marchi.

Con la oficialización de Suárez como candidato, ya empezó virtualmente la campaña. Ayer recibió respaldo de Ernesto Sanz. Sobre De Marchi y la interna que se viene, Suárez dijo: “Planteó su decisión de competir, lo cual respetamos. Hemos tenido una excelente relación con Omar, y llevaremos adelante estas primarias con altura. No es un problema porque son parte del sistema electoral que nos rige. El que pierda tendrá que acompañar al que gane, ese es el compromiso”, dijo.

De Marchi también salió a decir lo suyo e insistió en que le puede ganar al aparato radical: “Nosotros tenemos una capacidad de gobierno evidente y si le sumamos la voluntad de la gente por encima de los punteros políticos, creer que se gana de la manera tradicional es un error. Si no María Eugenia Vidal nunca hubiese ganado la elección en Buenos Aires”. Los dos precandidatos luego se cruzaron en un programa de radio y se mostraron cordiales uno con el otro. Ambos coincidieron en que tendrán una compañera de fórmula mujer. Suárez dijo que el 70 por ciento de sus funcionarias son mujeres y De Marchi, que está trabajando en crear un refugio para víctimas de la violencia. La campaña ya arrancó.

Werner Pertot / Página 12

Notas Relacionadas